Copyright

En este artículo hablaré sobre cómo es que puedes empezar a entender los derechos de autor en proyectos de animación y específicamente, te contaré lo que tienes que saber sobre el registro de proyectos de animación. A su vez, te voy a explicar cuáles son esos elementos de tu proyecto que puedes registrar y cuáles no; cuándo es el momento más indicado para que realices el registro de tus obras; te diré si es mejor registrarla al tener las primeras versiones o bocetos, o es necesario terminar completamente tu obra para que la puedas registrar.
Y por último, te sugeriré cuál es el lugar más indicado para hacer tus registros, si solo basta con realizarlos en tu país o si es importante hacerlo en algún otro lugar.

Para contarte esto, te tengo que explicar que mi nombre es Víctor Hugo y soy un asesor legal especializado en temas de Derechos de Autor, Copyright y Entretenimiento, en nuestro despacho damos asesoría en temas de animación. En estos últimos años hemos podido apoyar a diferentes participantes de la industria de animación, tales como: freelancers, artistas independientes, directores, storyboardistas, estudios de animación y de videojuegos – entre otros – ayudándolos en diversos aspectos o temas legales para fortalecer y potencializar sus proyectos.

En esta ocasión quiero compartir contigo 4 puntos esenciales que debes tomar en cuenta antes de realizar cualquier registro de derechos de autor en proyectos de animación, ya sea que se trate de algún personaje, una historia, un argumento, escenarios y fondos o incluso una biblia de animación, o tal vez, si ya vas muy avanzado, se trate de tu proyecto audiovisual, como puede ser un video para subir a alguna plataforma, un cortometraje o un piloto.



 ¿Qué podemos registrar de un proyecto de animación?

Lo primero que debes estar al tanto antes de realizar algún registro de derechos de autor de tu proyecto de animación es saber específicamente qué quieres registrar; es decir, qué elementos de tu proyecto quieres proteger. Aunque la pregunta podría resultar un tanto obvia, es importante comentarte que en un proyecto de animación puede registrarse en diferentes etapas o paulatinamente, a través de sus elementos por separado o todos ellos en su conjunto.

Para darte un ejemplo de los elementos de tu proyecto de animación que podrías registrar en derechos de autor, te podemos mencionar: el argumento, el concepto, el guion, la biblia, los personajes (principales o secundarios), los sets, fondos o escenarios, la música, los diseños de arte, los bocetos, dibujos, incluso hasta el piloto, un video que hayas realizado, tu videojuego y hasta un corto o largometraje animado.

Todos estos elementos los podrías registrar por separado según los vayas creando y materializando en un soporte físico o digital, o podrías registrarlos todos en conjunto cuando ya tienes una obra que los reúne de forma integrada.

Entender desde el principio qué es lo que quieres y te interesa proteger, te permitirá saber qué tipo de obra es la que tienes que registrar, ya que tu registro se podría tratar de: una obra literaria, de dibujo o diseño gráfico, de caricatura o historieta, de música o diseño sonoro, audiovisual, programa de cómputo o software, o incluso hasta cinematográfica, entre otras.

 

Entendiendo Derechos de Autor en Proyectos de Animación

 ¿Qué no podemos registrar de un proyecto de animación?

Ahora, hablemos de qué elementos no puedes registrar de tu proyecto de animación:

  • No puedes registrar las ideas o conceptos por sí mismas, para ello es importante que los materialices poniéndolas o transformándolas en un soporte físico o digital; es decir, que ejecutes en un soporte tus ideas y conceptos.
  • Tampoco son objeto de protección como derecho de autor los métodos de realización de una animación (aunque hay algunos países en los que sí se puede registrar el know-how de proceso), o la forma o esquema de negocios de cómo vas a explotar y comercializar tu trabajo de animación.
  • Las letras, los dígitos o colores aislados no pueden ser tampoco objeto de registro, a menos que su estilización sea tal que las convierta en dibujos originales.

Un punto que es muy importante que sepas es que tampoco los nombres, títulos o frases aisladas pueden registrarse, por eso es muy importante que investigues y sepas exactamente qué es lo que quieres registrar (y claro, esto es algo en lo que nosotros te podemos ayudar y asesorar).

¿Cuándo tengo que registrar mi proyecto de animación?

Generalmente se piensa que el mejor momento para registrar un proyecto de animación es hasta que está totalmente concluido, sin embargo, esto es un grave error, ya que tu obra puede ser plagiada, copiada parcial o totalmente por otros que podrían registrarla antes que tú, a su nombre; es decir, lo que coloquialmente llamamos “robo de ideas”.

¿Te están robando tus ideas?

Para que “no te roben tus ideas”, te recomendamos que registres tus obras tan pronto como cuentes con tus primeros bocetos, dibujos, diseños o línea argumentativa, ya que esto te permitirá tener evidencia de que esa obra es tuya y de tu completa autoría.

No te preocupes de que tu proyecto pueda sufrir cambios, modificaciones, tratamientos o mejoras, esto sucede siempre; toma en cuenta que con posterioridad, una vez que lo hayas concluido, podrás hacer un registro de obra derivada y así gozarás de protección desde la fecha de tu primer registro.

Otro momento indicado para realizar el registro de tu animación, es antes de que realices su publicación, divulgación o que lo compartas en redes.

Entendemos que en ocasiones quieres mostrar tu trabajo a otros animadores, artistas, directores o participar en convocatorias, o incluso presentarlos en eventos, festivales y mercados de animación o simplemente compartirlos en tus redes sociales o en alguna plataforma; sin embargo, en esos momentos o situaciones es cuando tu trabajo está más expuesto y vulnerable, y puede ser plagiado u otros personas podrían copiar diferentes elementos de tu obra.

Contar con tu registro de autor te dará confianza de poder mostrar tu proyecto a diferentes personas y en diversos eventos, y tener la seguridad de que ya cuentas con un certificado que demuestra que tu tienes los derechos autorales sobre la misma.

Si por alguna razón, no pudieras realizar el registro de autor o no pudieras contar con un certificado y tuvieras que mostrar tu obra, nosotros te recomendamos que utilices un Non-disclousure agreement (NDA) o un convenio de confidencialidad, pero este convenio tiene que ser específico para este caso (no te recomendamos que lo bajes de internet porque podría resultarte contraproducente y poner en riesgo tu proyecto), este es un medio alternativo para proteger tu obra, y esto, claro que es algo donde yo también te puedo ayudar.



¿Dónde tengo que hacer el registro de autor de mi proyecto?

Aunque parece una pregunta obvia, no siempre lo es ya que existen diferentes tipos de registros: algunos gubernamentales (como pueden ser registros de derechos autorales, de marca, de reserva de derechos o patentes), registros gremiales (como el de los sindicatos) o registros privados o de particulares; sin embargo, en principio te recomendamos que tu proyecto sea registrado ante las autoridades gubernamentales de tu país de origen, particularmente en la oficina, ministerio o instituto de derechos de autor.

No obstante lo anterior, si vas a publicar, divulgar, comercializar o compartir tu obra con alguna persona,  festival o evento en el extranjero, te recomiendo que registres tu obra también en ese país. Aunque existe una protección internacional de las obras por el Convenio de Berna, siempre es importante contar con un registro de derechos de autor en donde vayas a hacer la divulgación de tu obra, esto te permitirá contar con elementos de prueba de que ese trabajo es tuyo ante las personas de ese país ya que probablemente no estén familiarizados con los registros que se realizan en otros países o en tu país de origen.
Si tu objetivo son las grandes ligas, hablando de estos otros registros, siempre es recomendable realizar el registro de obra en los Estados Unidos de América, ya que los grandes estudios de animación se concentran en América del Norte, y cuando solicitan pruebas de registro o te piden la llamada “Cadena de título” o “Chain of title”, suelen tomar como válidos solo los registros hechos en Estados Unidos, con independencia de que cuentes con otros registros o con el registro de autor de tu país de origen.

Esto último, aunque parecería ser algo engorroso, no es así. Registrar una obra de animación en Estados Unidos no resulta tan complicado (esto es un mito) y los costos son accesibles (nosotros también podamos asesorarte con esto); y de igual forma, en nuestra experiencia el registrar tu obra en Estados Unidos, también te permitirá mostrar una imagen más profesional de tu proyecto, el cual puede ser más atractivo en un pitch o en mercados de animación como Kidscreen o Comic-con.

Esperamos que este breve artículo haya sido de tu interés y utilidad y reduzca tus dudas sobre los derechos de autor en proyectos de animación, y que sepas qué es lo que podrás registrar y cómo hacerlo. Si te gustó el contenido de este artículo o tuvieres alguna pregunta, no dudes en escribirnos que con gusto responderemos a todas ellas e incluso, eso me ayudará a generar otros artículos de interés para la comunidad de animación.

Adobe Photoshop y Lightroom a Precio Especial

¡Hasta pronto!