¿Qué es la Realidad Virtual? Un Emocionante Nuevo (Viejo) Mundo
Realidad Virtual

A manera personal, me parece que fue a finales de la década de 1980 o principios de 1990 cuando leí, por primera vez, en la revista “Muy interesante” el concepto de Realidad Virtual, mientrás leía en mi cabeza sonaba “¿qué es la realidad virtual?”  y desde esa ocasión comencé a investigar más y más sobre este emocionante nuevo mundo. Porque eso representaba para mí: un nuevo mundo hecho con tecnología que prometía llevar a la raza humana al siguiente nivel, pasar de lo físico a lo digital, con todas las promesas que eso conlleva.

Ha sido un camino lento y doloroso para la realidad virtual, y aun cuando está en un nivel de aceptación nunca antes visto – tanto por el consumidor como por la industria – todavía no ha dado por completo el salto deseado…

“El cielo sobre el puerto tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto.” – Neuromante de William Gibson



¿Qué es la Realidad Virtual?

Podemos considerar a la Realidad Virtual (Virtual Reality o abreviada como VR) como una simulación digital en la que los objetos observados tienen una apariencia y comportamiento real. Es inmersiva, es interactiva y debe ser lo más convincente posible, para que el usuario se “sumerja” lo más posible en la simulación.
El usuario tendrá que utilizar unos lentes o headset especiales en los que se proyectarán imágenes en 3D, así como audífonos. También puede llegar a requerir de controles para manipular los objetos virtuales, así como algunos otros accesorios más. El nivel de complejidad de la simulación viene de la mano con el hardware que el usuario esté utilizando. No es lo mismo tener un sistema tipo cardboard a un sistema completo (esto lo detallaremos más adelante).
El objetivo primordial de la realidad virtual es que el usuario se sienta completamente envuelto en la experiencia.

La Evolución de la Realidad Virtual

La realidad virtual ha estado presente como concepto en la ciencia ficción desde hace casi 100 años. En 1930, Stanley G. Weinbaum, escribió un relato llamado “Pygmalion’s Spectacles” o “Las gafas de Pigmalión”, en el cual describe unos lentes o goggles que permiten experimentar, a quien los porta, un mundo artificial creado por medio de imágenes, tacto e, incluso, olores y sabores. Obviamente me di a la tarea de leer dicho relato. Wimbaum, incluso, describe un nivel de interacción altísimo entre los personajes virtuales y el protagonista.

Tiempo después, a mediados de la década de 1950, el cinematógrafo Morton Heilig, desarrolló el Sensorama, un dispositivo “multimedia” que reproducía un viaje en motocicleta. Esta era una especie de cabina en la que el usuario colocaba la cabeza dentro de un espacio cerrado. De esta manera quedaba aislado del mundo exterior, creando una experiencia inmersiva.

El Sensorama no sólo reproducía imágenes en 3D, sino también sonido, vibraciones, ráfagas de viento y olores. Por esto, Heilig sería catalogado como el “padre del VR” años después.

En 1961, fue creado el primer casco HMD (por sus siglas en inglés de Head-mounted display) llamado Headsight. Este tenía dos pantallas integradas, una para cada ojo. Además, gracias a un sistema magnético de seguimiento, podía mover una cámara de manera remota, sin necesidad de tocarla.

Uno de los parteaguas vendría en 1966 con la creación del simulador de vuelo, hecho por Thomas Furness, un ingeniero militar. Este dispositivo fue el detonante para ver a la Realidad Virtual (o VR) como un poderoso método de entrenamiento.

El primer visor de realidad virtual, propiamente dicho, vería la luz en 1968 gracias a Ivan Sutherland, profesor en Harvard y científico computacional. Este casco sería conocido como “La espada de Damocles” y esto junto con una larga carrera de descubrimientos daría a Sutherland el premio Turing, el premio the highest honour in computer science, for “his pioneering and visionary contributions to computer graphics, starting with Sketchpad, and continuing after.” Sutherland is often recognized as the father of computer graphics.

Ivan Sutherland

Thomas Furness, de quien hablamos más arriba, desarrollaría en 1986 un sistema de simulación conocido como VCASS (Visually Coupled Airbone Systems Simulator), lo que posteriormente resultaría en el programa “Super Cockpit”, una cabina de realidad virtual para entrenar a los pilotos del ejército. La NASA también comenzaría a utilizar simulaciones de realidad virtual para entrenar astronautas, sólo que utilizaría equipos tipo HMD.

The Super Cockpit

1987 es otro de los años clave, ya que sería aquí cuando se popularizaría el término “Realidad Virtual”, propuesto por Jaron Lanier, investigador y artista. Él también fundaría el VPL, Visual Programming Lab, compañía que desarrollaría y comercializaría alguno de los primeros visores y guantes de realidad virtual para el público en general. Entre estos se encuentran los Data Glove, Los Eye Phone o el Audio Sphere.

Algunas consolas de videojuegos entrarían a la cancha de la realidad virtual en la década de 1990. Sega lanzaría el Sega VR, Nintendo haría algo similar con el Virtual Boy.

 

Es necesario mencionar algunas películas icónicas, como son Tron y Matrix, ambas ambientadas en entornos virtuales, donde los protagonistas se convierten en parte fundamental de una realidad artificial que los envuelve y consume. Por cierto, la cita con la que comencé este artículo es del libro Neuromante de William Gibson. Considerada como la obra semilla del cyberpunk, se lleva a cabo en un futuro distópico donde los hackers trafican con información dentro del ciberespacio. Es una lectura obligada para todo amante de la ciencia ficción.

   

La Realidad Virtual volvería a estar en los reflectores en 2012, ahora con más fuerza, gracias a Palmer Luckey, quién a la edad de 17 años fundaría Oculus VR, pues después de crear un sinnúmero de prototipos y con el apoyo de una campaña de crowfunding en Kickstarter, lanzaría el Oculus Rift, un headset VR con baja latencia (la velocidad en la que cambia la perspectiva respecto al movimiento del usuario) y alta calidad visual, a un precio alcanzable para la mayoría de los consumidores. Actualmente esta gama ha evolucionado a los proyectos de Oculus Go y Oculus Quest.

Actualmente, compañías como Facebook (que por cierto adquirió a Oculus VR en marzo de 2014), Google, Sony, Microsoft, HTC, Lenovo, entre otros, están lanzando productos para realidad virtual, lo cual está desatando una pelea por mercado y lanzamiento de productos, como lo es Facebook Horizon: un interminable mundo en VR.

Sin embargo, cabe mencionar el avance en los dispositivos móviles también ha ayudado a la popularización del VR. Todos tenemos la posibilidad de usar nuestros teléfonos para ver videos en 360° o usar algún videojuego. Simplemente tenemos que conseguir un headset, de los cuales hay algunos muy económicos para montar el teléfono en su interior y usarlo como pantalla y CPU.

La medicina, la educación, el entretenimiento, casi todas las facetas de nuestras vidas podrían verse impactadas por el VR. Hace unos meses tuve la oportunidad de probar una simulación de entrenamiento diseñada para los trabajadores de las plataformas de extracción de petróleo en alta mar de Pemex (compañia paraestatal mexicana), en el cual aprendí a reemplazar una válvula dañada, mientras estaba sobre una estructura metálica a 10 metros de altura.
Hasta la fecha recuerdo perfectamente el procedimiento, desde verificar que llevaba todas las herramientas necesarias, hasta la revisión de las medidas de seguridad para poder llegar a la estructura en cuestión. Esto en el mundo físico hubiese sido absolutamente prohibitivo, tanto por los gastos inherentes del entrenamiento, como por el acceso mismo a las instalaciones.

Sin embargo, en la realidad virtual, se pueden entrenar a decenas de trabajadores a la vez, desde la seguridad de las oficinas en tierra.

En el futuro podremos tener simulaciones con calidad fotorrealista a corto plazo. Llegará el momento en donde una experiencia en un mundo artificial será indistinguible de la realidad física. El único límite será la imaginación de los desarrolladores y los guionistas para llevarnos a universos totalmente nuevos.

Pero, mientras llegamos a ese futuro, ¿cómo podemos disfrutar de la Realidad Virtual ahora?

Primero quiero poner algo de contexto, actualmente (abril de 2020) estamos viviendo una pandemia global de COVID-19. Uno de los factores clave para minimizar el número de personas contagiadas es permanecer en casa y no salir hasta que las autoridades lo consideren pertinente. Para muchas personas esto está siendo un verdadero infierno. Existen varios motivos para ello, desde no estar acostumbrados a estar todo el día en un solo lugar hasta una falta de actividades de distracción. Dentro de esta situación extrema, es posible hacer uso de la Realidad Virtual para “salir” del lugar en donde nos encontramos. Para ello tenemos varias opciones.



Opción A) Uso de un teléfono celular y un headset tipo cardboard.

  

Precio: Headset, desde $19 USD en Amazon por un VR Box / $27 USD por un MERGE VR/AR / $30 USD por un Pocket 360 Mini VR Viewer. Aquí se recomienda tener un celular con giroscopio y acelerómetro. Entre más memoria RAM y almacenamiento tenga, mejor.
Pros: Baratos, convenientes, dentro de su rango ofrecen una interesante experiencia VR. Es un excelente punto de partida para experimentar las posibilidades del VR e iniciarte en este mundo.
Cons: No esperes un seguimiento de posición perfecto, ni súper gráficas. Está orientado para un uso casual.

Juegos Recomendados

InCell VR

InCell VR

Juego de carreras que tiene lugar dentro de una célula. El nivel gráfico está muy bien logrado y la música es excelente.
Disponible para iOS y Android.

DinoTrek VR

Te permitirá ver dinosaurios en su día a día. Este juego es perfecto si te gustan estas extintas criaturas.
Diponible para iOS únicamente.

DinoTrek VR Experience

Orbulus

Existen diferentes versiones, puedes probar con VR Mojo Orbulus Special Edition. Esta aplicación te permitirá seleccionar de un menú conformado por esferas distintos paisajes VR por los que puedes caminar. El efecto 3D está muy bien logrado. Para iOS y Android.

Orbulus

  • Sisters. Un juego de terror con fantasmas virtuales incluidos. Para iOS y Android.

  • War of Words VR. Es un relato animado en VR que fue nominado a premios importantes. Para iOS y Android.

 

Opción B) Uso de un dispositivo dedicado para VR.

Opción B1Dispositivos all-in-one: Oculus Go y Oculus Quest.

Precio:

Oculus Go 64 Gb $199 USD, incluye juegos y aplicaciones gratuitas si se compra en oculus.com

Oculus Quest 128 GB $499 USD en Amazon (al momento de escribir este artículo, no había stock de equipos nuevos en Amazon ni en la tienda de Oculus).

Recursos de Animación

Pros: Ambos dispositivos pueden correr aplicaciones VR por sí mismas, no necesitan una computadora adicional. Sus pantallas son de excelente calidad, los usuarios que tenemos lentes podemos mantenerlos puestos con estos headsets. En el caso del Oculus Quest, puede hacer un tracking (rastreo) del desplazamiento del usuario dentro de un espacio físico, es decir, si el usuario camina o cambia de posición, el sistema lo detectará y corregirá la perspectiva dentro de la simulación.

Cons: Para usar el Oculus Quest se necesita un espacio físico libre algo grande, también hay que tener cuidado de no tener objetos que puedan obstruir tus movimientos al jugar.

Juegos recomendados:

  • Rec Room. Permite reunirte con amigos y compartir los mini-juegos que vienen incluidos en esta aplicación. Algunas personas utilizan un filtro visual integrado para disminuir la sensación de mareo que se puede llegar a sentir con algunos juegos. Para Oculus Quest.
  • Thumper. Controlarás una especie de escarabajo que va a toda velocidad en una pista llena de letales enemigos en un mundo sacado de alguna pesadilla. Velocidad, gráficos súper fluidos y música inquietante. Para Oculus Go y Oculus Quest.
  • Dead Secret: Circle. Considerado uno de los mejores juegos de aventuras y suspenso para Oculus Go. Si te gustan estos géneros, este juego es imperdible. Para Oculus Go y Oculus Quest.
  • Racket Fury: Table Tennis VR. Divertido, multijugador, realmente inmersivo. Para Oculus Go y Oculus Quest.
  • Beat Saber. Juego tipo “guitar hero” en el que deberás utilizar tus sables láser (a la Star Wars) para destruir una serie de objetos que avanzan hacia ti a altísima velocidad. Frenético y divertido. Para Oculus Quest.
  • First Person Shooter llevado al siguiente nivel, es una joya visual. El nivel de emoción e inmersión está al tope. Para Oculus Quest.
  • Pistol Whip. Balazos al ritmo de la música, otro juego imperdible. Para Oculus Quest.
  • Vader Immortal. Ubicado en el universo de Star Wars, después de Revenge of the Sith. Este juego dividido en 3 episodios tiene una calidad gráfica extraordinaria, así como una excelente historia. Si quieres desafiar al Lord Sith, este es el momento de hacerlo.
  • Lone Echo y Echo Arena. En el primero, tomarás el papel de un robot de asistencia llamado Jack que se encuentra en una estación espacial en órbita de Saturno. Deberás aprender a moverte en gravedad cero para llegar a diferentes puntos de la estación e, incluso, saltar hacia otras naves cuando hagas actividades extra-vehiculares. El segundo, es un juego multiplayer que se desarrolla en un ambiente sin gravedad, dentro del mismo universo de Lone Echo. La sensación de ingravidez está muy bien lograda y que sea multijugador lo hace aún más emocionante.



Opción B2)

Sistemas completos

La primera opción es Sony PlayStation VR. Requiere de un PS4 o PS4 Pro para funcionar, así como la PS Camera. Este headset lo deberás conectar a tu PS4 por medio del juego de cables que vienen incluidos. Es una forma excelente de pasar al siguiente nivel de la realidad virtual.

Precio: $399 USD en Amazon US.

Pros: Bajísima latencia, seguimiento de la posición de la cabeza, gran mercado de juegos.

Cons: Necesitas un PS4 y la PS Camera. Aunque puede usarse el Dualshock controller del PS4, pueden llegar a requerirse algunos otros accesorios. Las conexiones pueden ser complicadas.

Juegos recomendados:

  • FarPoint. Tu nave chocó en un planeta infestado de arañas gigantes. Si tienes aracnofobia, este juego puede ser una buena terapia de choque. Aunque se puede jugar con el Dualshock, es mucho mejor usar el AIM controller para lograr la experiencia adecuada.

 

  • Wipeout Omega Collection. Un remake en VR del legendario juego futurista de carreras. Controlar los vehículos de carreras desde la cabina es algo complicado, pero el esfuerzo lo vale. La sensación de inmersión está perfectamente bien lograda. Un juego imprescindible.

 

  • Astro Bot Rescue Mission. Un juego de tercera persona estilo Mario, pero en VR. Un juego que no sólo es visualmente fascinante, sino absolutamente divertido. Otro juego que deberá estar en tu colección.

 

  • Resident Evil 7. Sin duda, RE7 es una de las experiencias más aterradoras en VR. No es un juego para los débiles de corazón (guiño, guiño)

 

Opción C) Gama Profesional

En el caso de headsets como Valve Index u Oculus Rift S o HTC Vive necesitarás de una PC con muy buenas prestaciones de hardware. Por ejemplo, Valvex Index necesita, cuando menos, un procesador Dual Core con Hyper-Threading, memoria RAM de 8 GB y una tarjeta gráfica NVIDA GeForce GTX 970 o AMD RX480, así como de puertos DisplayPort y varios puertos USB 3.0

El paquete Valve Index VR Kit consta de el headset, dos controles y dos Base Station para tracking.

Precio: $999 USD. Puedes comprarlo directamente desde el sitio de Steam, aunque no está disponible para varios países.

Por otra parte, Oculus Rift S viene con el headset, 2 controles, cable para el headset, baterías AA y unos adaptadores de video.

Necesitarás (de acuerdo con el sitio de Oculus Rift S) una computadora con un procesador Intel i5-4590 o AMD Ryzen 5 1500X, NVIDIA GTX 1060/AMD Radeon RX 480 o NVIDIA GTX 970/AMD Radeon R9 290 o superior, 8 GB en RAM, DisplayPortTM 1.2/Mini DisplayPort y 1 puerto USB 3.0

A diferencia del Valve Index, Oculus Rift S utiliza cámaras integradas en el headset para hacer el tracking correspondiente, por lo que no necesitarás de dispositivos adicionales de rastreo, además de que la cantidad de cables que estarán conectados a tu PC será mucho menor.

Precio: Al momento de escribir este artículo, el Oculus Rift S no estaba disponible en la tienda oficial. En Amazon US los precios varían bastantes, yendo desde los $399 USD hasta los $799 USD.

Otra alternativa que Oculus ofrece es el modelo Oculus Rift (sin la “S”). El kit consta de un headset, 2 controles y 2 sensores de tracking (este equipo sí los necesita).

Precio: Debido a que este modelo es el anterior al S, puedes adquirirlo reacondicionado en la tienda oficial de Oculus por $299 USD. Considera que no está disponible para compra en todos los países.

Y finalmente, HTC Vive. Aquí tenemos varias opciones, ya que Vive cuenta con diferentes modelos, entre los cuales podemos encontrar:

Serie Cosmos, la cual se divide en:

Cosmos Play: Es el nivel entry, no requiere accesorios adicionales de tracking. Incluye dos controles.

Precio: $646 USD

Cosmos Elite: Es el equipo más avanzado de la línea Cosmos, este incluye dos controles y dos bases de tracking. Cabe mencionar que es compatible con las bases de Valve Index. Adicionalmente, puedes adquirir un adaptador inalámbrico para el headset.

Precio: $899 USD en Amazon.

Los requerimientos para Vive Cosmos son: Procesador Intel Core i5-4590 o AMD FX 8350, equivalente o mejor, NVIDIA GeForce GTX 1060 o AMD Radeon RX 480, equivalente o superior, al menos 8 GB de RAM, puertos USB 3.0.

La otra serie de Vive, llamada Pro, consta de lo siguiente:

Pro Starter Kit: Headset, 2 controles, 2 bases de tracking.

Precio: Los precios varían mucho en Amazon US, desde $899 USD hasta $1,299 USD

 

Pro HMD: Consta únicamente del headset. Todo lo demás se vende por separado.

 

Precio: Por confirmar, ya que, al momento de escribir este artículo, aún no está disponible.

Cabe mencionar que Vive cuenta con un servicio de suscripción a su colección de videojuegos llamado VIVEPORT Infinity.

Precio: $12.99 USD mensual o $99 USD anual.

Pros de los sistemas completos (Oculus, Valve y Vive): Tienes la mejor experiencia VR posible.

Cons: El precio realmente puede ser súper elevad, los requerimientos de hardware son demandantes.



Videojuegos de Realidad Virtual (Recomendados)

  • Wilson’s heart: Exclusivo para Oculus. Robert Wilson aparece dentro de un hospital siquiátrico abandonado, pero conforme transcurre el juego te darás cuenta de que ese lugar está mucho más habitado de lo que parece. Logra una atmósfera tensa y los jump scare están perfectamente bien logrados. Sin duda, uno de los juegos más disfrutables en la actualidad.

  • Robo Recall: Deberás enfrentarte contra robots que se volvieron contra sus creadores. Visualmente una obra maestra con acción frenética.

  • Medium: Software para esculpir, ¡en VR! Los modelos aquí creados se pueden exportar a ZBrush, con algunos ajustes podrás imprimir en 3D tus creaciones.

 

  • AnimVR y Quill: ¡Herramientas para animación en VR!

 

  • Half-Life: Alyx, la entrega más reciente de la franquicia Half-Life, tiene uno de los motores físicos más impresionantes construidos a la fecha. El jugador tiene una amplísima gama de interacciones, como escribir con el dedo sobre una ventana polvorienta, colocar objetos en una fila y después tirarlos como si fueran piezas de un dominó, utilizar una cubeta para capturar parásitos enemigos, meter varias granadas dentro de una canasta y cargarlas todas a la vez. Aunque estas acciones pudiesen ser triviales a primera vista, no lo son. Esas acciones y otras más se llevan a cabo como se harían en la realidad física, usando las manos y los objetos en cuestión, sin tener que utilizar un comando específico desde algún menú.

Hasta ahora, ningún otro juego de Realidad Virtual había mostrado tal complejidad en la interacción entre el jugador y los objetos del entorno.

Algunos consejos adicionales

Es importante mencionar que algunas personas pueden experimentar mareo o dolor de cabeza al usar cualquiera de las opciones presentadas, así que habrá que proceder con precaución.

Independientemente del headset que adquieras, aquí van algunas recomendaciones.

  • Utiliza un paño de microfibra para limpiar los lentes. Estos son muy delicados y otro tipo de material acabará por rayarlos.
  • Hasta cierto punto es normal que los lentes se empañen después de traer puesto el headset por mucho tiempo, recuerda limpiarlos con la microfibra y aprovecha para darle un descanso a tus ojos.
  • No expongas el headset al sol ni a climas extremos.
  • Algunos headsets tienen lentes removibles, estos son lentes de aumento y dañarán tus ojos si los usas para ver el sol.
  • Si es posible, limpia el interior acolchonado que queda en contacto directo con tu cara.

Realidad Virtual, un emocionante nuevo mundo

Como seres humanos siempre hemos estado en búsqueda del siguiente puente, de la siguiente frontera, somos exploradores natos. Ahora, con la Realidad Virtual seremos capaces de trascender los límites físicos e ir hasta donde la imaginación lo permita.
¡Bienvenidos al nuevo mundo!