The Willoughbys

En una época donde existen tantas plataformas y servicios de streaming como Hulu, Prime Video, Disney Plus, HBO Go y muchas otras, Netflix debe hallar la manera de mantenerse relevante y a la cabeza en la industria. Y desde hace ya tiempo, ha sido claro uno de los caminos que ha decidido tomar: apostar por el crecimiento del contenido animado en su plataforma. Desde la inclusión de animes clásicos como Neon Genesis Evangelion, Caballeros del Zodiaco y Mazinger Z, hasta nuevas producciones como Ghost in the Shell: SAC 2045 y Sol Levante. Por supuesto, también están todas las películas de Studio Ghibli que se han añadido en los últimos meses y no olvidemos tampoco a Klaus y I Lost my Body, filmes animados que incluso estuvieron nominados a los Premios Oscar como Mejor Película Animada. Por supuesto, mes con mes Netflix añade más contenido animado a su catálogo y mayo no es la excepción, pero en esta ocasión te venimos a hablar de una película infantil llamada The Willoughbys.

 

Bueno, se cataloga como una película infantil pero lo cierto es que su premisa posee elementos que podrían ir dirigidos incluso a adolescentes. The Willoughbys, basada en el libro del mismo nombre por Lois Lowry, nos presenta a una familia un tanto disfuncional: un padre egoísta, una madre abusiva y cuatro pequeños que parecieran no tener otra opción más que soportarlos a pesar de sentirse miserables y no queridos. Hartos de los abusos de sus progenitores, los niños forman un plan para quedarse huérfanos y encontrar una mejor vida por sí mismos. Logrando un balance entre diversión, comedia y esta oscura idea para librarse de sus padres, The Willoughbys resulta similar a otros filmes como Matilda, Los Locos Adams y Una Serie de Eventos Desafortunados.

 

Lo que logra distinguirla de otras producciones similares, es la inventiva y calidad visual de la misma, sumada a una trama vertiginosa que se atreve a intentar algo fuera de lo convencional. A cargo de este proyecto estuvo el director Kris Pearn, quien también fue responsable de otras películas como Lluvia de Hamburguesas 2 y Arthur Christmas. Y es que a pesar de que la película fue animada completamente por computadora, su dirección artística hiciera parecer en momentos que fue realizada mediante stop motion. Esto desde el cabello de los pequeños que parece hecho de estambre, hasta la manera en que la cámara se mueve y los ángulos que utiliza para diversas escenas.

 

Y si bien los niños son el eje central que mueve la película, también hay otros personajes adultos que se distinguen por su caracterización y profundidad sin caer en elementos cliché. Esto se extiende a lo largo de la hora y media que dura la película, brindando un final quizás inesperado para muchos. Sin embargo, la narrativa en todo momento se siente acompañada de grandes escenas animadas, que forman el medio perfecto para transmitir el mensaje de que es lo que realmente caracteriza a una familia ideal.

Con información de The Guardian y Polygon.