Como Negociar un Mejor Sueldo

Si te apasiona la animación, el cine, los videojuegos o la ilustración, es probable que en algún punto te hayas planteado la idea de convertirte en un artista. Ya sea que planees trabajar en un estudio o como freelancer, hay diversos caminos que puedes seguir para cumplir tus metas. No obstante, debes saber que la industria creativa es altamente competitiva y puede resultar difícil abrirse camino en ella. Adicionalmente, muchos artistas se enfrentan con dificultades a la hora de negociar su sueldo. Y es que sin importar que tengas un puesto en una empresa o trabajes de manera independiente, muchas veces te topas con clientes que no entienden la labor creativa o bien, uno como artista no está seguro de cómo cobrar su propio trabajo. Es por ello que en esta ocasión te compartimos 9 sencillos consejos para ayudarte a entender cómo debes negociar un mejor sueldo. Esto es especialmente útil cuando se está empezando en la industria.

Naturalmente a todos nos desagrada tener que lidiar con gente que quiere regatear dinero sobre nuestro trabajo. Aunque la idea de que nos paguen injustamente es mucho peor. Es por ello que uno debe entender la manera en que funciona la industria y estar dispuesto a negociar un mejor sueldo de manera correcta: de modo que el cliente esté satisfecho con lo que está pagando y uno esté contento con la paga recibida. Lamentablemente esto puede ser más complicado de lo que suena. No obstante, estos 9 consejos pueden servirte como una guía y punto de partida.

Estos fueron proporcionados por Jim Pavelec, un ilustrador con 15 años de experiencia en la industria y que además es el fundador de Art Pact. Esta es una organización dedicada a proporcionar consejos y tutoría financiera para artistas. Y si bien la siguiente información va dirigida especialmente a los artistas freelance que buscan negociar un mejor sueldo a la hora de trabajar independientemente, también se puede aplicar para todos aquellos que trabajan en un estudio o agencia y buscan obtener un aumento.

Por último, cabe mencionar que todos estos consejos son sencillos de entender y aplicar. Puedes considerarlos como una introducción a lo que debes entender para poder negociar tu salario e irte posicionando en la industria. Sin embargo, para una guía mucho más detallada acerca de estos temas, te sugerimos leer nuestra nota acerca de cómo cobrar por tu trabajo artístico: donde se explican distintos métodos para entender tus procesos, analizar la competencia, hacer cotizaciones y entender tus costos por hora. Después de todo, este es un tema bastante complejo pero que merece la pena dedicarle el tiempo.

Piensa en Ti Mismo como Una Persona de Negocios

Desafortunadamente muy pocas escuelas te enseñan acerca de negocios en la vida real. Puede que te preparen muy bien en torno a temas artísticos pero no necesariamente en el negocio de la industria creativa como tal. Pero además de considerarte un artista con gran potencial debes pensar en ti como un negocio. Tu trabajo es un producto que debes ser capaz de vender a una gran variedad de clientes y por lo tanto, tienes que aprender a lidiar con toda clase de personas.

Idealmente también es necesario que empieces a elaborar tus propios contratos para futuros trabajos. No necesitan ser demasiado complejos sino más bien aclarar todos los puntos importantes: fechas de entrega, costos y demás cláusulas. Siempre puedes buscar templates en línea para ayudarte a entender lo esencial que debe incluir todo contrato de trabajo. Un buen artista no sólo tiene un arte y ejecución impecable sino que también sus procesos de producción son sólidos, confiables y medibles.

Mantén los Mensajes de Manera Formal y Profesional

A la hora de negociar un mejor sueldo, lo ideal es hacerlo por medio de correo electrónico. Ciertamente da una impresión más profesional y además queda todo por escrito. En cambio, en una llamada telefónica se pueden perder detalles y a menos que estés grabando la conversación, no queda ningún registro de lo pactado. Y si vas a escribir un mensaje, no seas demasiado informal ni uses expresiones muy coloquiales.

También debes tener cuidado con tu ortografía. Si es tu primera vez contactando a un cliente, debes entender que todos estos detalles cuentan. Si tienes alguna duda, es mejor que busques plantillas en internet, revises tu texto en un corrector ortográfico o le pidas a alguien de confianza que te ayude a revisar el mensaje antes de enviarlo.

Investiga al Mercado y Tu Competencia

Una forma sencilla para darse una idea de como cobrar tu trabajo es simplemente tomar como ejemplo a otros artistas con servicios similares. Después de todo, uno debe conocer el mercado en el que está trabajando y tomar sus decisiones en base a él. También debes ser realista acerca de tu posición y experiencia, de modo que puedas empezar a identificar a los artistas que habrán de ser tu competencia.

La competencia es para ser analizada: entender que están haciendo, determinar su calidad, tratar de ver sus tiempos de producción, adoptar buenas prácticas y demás. Hablando de prácticas generales, según el Gremio de Artistas Gráficos las siguientes tarifas pueden aplicar a la hora de iniciar un nuevo proyecto: 25% del total acordado a la hora de empezar, 50% después de haber enviado el primer borrador y el 100% del sueldo pactado al entregar el trabajo terminado.

Inicia Negociando un 20% Adicional A Lo Que Esperas Aceptar

Una vez que te empieces a familiarizar con los costos de tu competencia y el mercado en general, podrás hacer cotizaciones para tu trabajo con mayor seguridad. De esta manera entenderás cual es el costo promedio para tu tipo de labor y si crees que tu nivel de calidad está por encima, podrás negociar un mejor sueldo. Habrá muchos clientes que aún así vayan a querer reducir los costos, así que si inicias la negociación pidiendo un 10 o 20% más, podrás llegar a un punto medio con el cliente sin tener que bajar mucho tu cotización.

Por supuesto, para que esto funcione debes tener un trabajo de calidad que respalde lo que estás solicitando como sueldo. No puedes esperar cobrar 20% más al promedio si tu trabajo es regular o está por debajo del nivel estándar que se necesita. Por otro lado, puedes cobrar un extra si tienes habilidades especiales que puedan servir para una labor en específico: como animador especializado en técnicas tradicionales o artista conceptual especializado en personajes.

Como Negociar un Mejor Sueldo

No Hagas Más de Dos Contraofertas

Este punto se relaciona directamente con el anterior. Digamos que inicias la negociación pidiendo un 20% adicional al costo promedio y tu cliente intenta bajar el precio de tu trabajo. Es ahí donde ellos te hacen una nueva propuesta, aceptando pagar un 5% extra. Tú puedes responder con una contraoferta solicitando el 10% y así de esta manera el cliente y tú siguen negociando hasta llegar a un acuerdo. Si después de dos contraofertas el cliente se sigue negando a pagar lo que solicitas, debes considerar si estás dispuesto a trabajar por el sueldo base que te ofrecen o si es mejor rechazar la propuesta completamente.

Solicita un Pago por Hora O Número de Revisiones

Dependiendo del tipo de trabajo que realices, puedes solicitar un pago por hora en lugar de un sueldo fijo para todo el proyecto. Naturalmente esto ofrece la ventaja de que en caso de invertir más tiempo del planeado en un trabajo, esas horas adicionales vienen con una remuneración extra. Por otro lado, si te van a ofrecer un sueldo fijo por todo tu trabajo, entonces debes estipular que únicamente se harán un número de revisiones en el primer boceto y en la obra terminada. De esta manera te evitas tener que perder más tiempo haciendo ajustes y cambios que te quiten más tiempo pero que no te van a ser pagados de manera adicional.

Cambia tu Enfoque De Acuerdo al Tamaño del Cliente

No todos tus clientes van a ser del tamaño de Cartoon Network o Disney por lo que debes también saber lidiar con clientes más pequeños. Los grandes estudios internacionales cuentan con su propio equipo legal encargado de elaborar y revisar cualquier contrato de trabajo pero las empresas medianas o pequeñas no tienen tales elementos. Por esta razón es que se recomienda que el artista cuente con sus propios contratos. Nuevamente, si no estás familiarizado con todo esto, puedes buscar templates en línea para ayudarte a entender lo esencial que debe incluir todo contrato de trabajo.

Hablando de clientes medianos y pequeños, uno como artista debe asumir la responsabilidad de educarlos en cuanto al tema de costos y procesos de producción. Puede que tampoco entiendan temas respecto a derechos de imagen y tiempos de exclusividad: es decir, si cuando entregas tu trabajo completado pasa a ser propiedad enteramente del cliente, deben pagar un costo adicional para cubrir la entrega de derechos de tu obra. Por otro lado, si deciden pagar menos entonces deben acordar el tiempo que disponen para hacer uso de tu arte. Todo esto es algo que muchos clientes desconocen e incluso algunos artistas también.

Como Negociar un Mejor Sueldo

Negocia un Mejor Sueldo Cada Año

Una vez que te hayas dado a conocer en la industria y tengas tu propia cartera de clientes regulares, debes considerar la opción de solicitar un aumento con cada año que transcurre. Esto es normal debido a que los costos de vivienda suelen subir de igual manera. Por lo tanto, depende de ti el hablar con tus clientes y negociar un mejor sueldo. Si tus clientes se niegan a pagarte un extra en base al aumento al costo de vivienda, entonces debes considerar reducir las horas que inviertes en sus proyectos. Si antes le dedicabas una semana entera a trabajar en sus pedidos, reduce el tiempo a 4 o 5 días. Hazles saber que no puedes dedicarle el mismo tiempo que antes y por lo tanto, la calidad puede que no sea la misma tampoco.

No Temas a Rechazar una Propuesta

Finalmente, si después de todo esto no puedes llegar a un acuerdo con el cliente, es momento de pensar si vale la pena continuar negociando o es mejor rechazar su propuesta. Y en caso de que decidas negarte a realizar un trabajo para algún cliente, no olvides mantener una postura profesional en todo momento. No vale la pena agredir a un cliente ya que tu reputación se puede ver severamente afectada. Debes decirles de manera educada que no puedes trabajar aceptando dichas condiciones pero que en cualquier momento estás dispuesto a colaborar con ellos si cambian de opinión y logran llegar a un acuerdo.

 

Como Negociar un Mejor Sueldo