Cómo preparar tu Pitch de animación

El pitch es una instancia donde el realizador tiene que mostrar su idea a los ejecutivos y captar su atención en unos pocos minutos. Suena muy laborioso y lo es. Sin embargo, festivales, eventos, mercados y laboratorios especializados en animación dan la posibilidad de que cualquier animador de un día para el otro esté presentando su proyecto ante las grandes empresas.

En los últimos 5 años se han multiplicado las ofertas en las que los artistas latinoamericanos puedan pitchear sus creaciones audiovisuales y son cada vez más los que se animan a participar. Como es el caso de Animation! de Ventana Sur (Argentina) que pasó de tener 180 proyectos convocados para su edición 2017 a llamar a más de 680 proyectos de series y películas animadas en su última convocatoria de Pitching Session. Esta además abrió un nuevo programa de mentorías para directoras de forma paralela para los trabajos que no quedaron en la selección final. Una cifra abrumadora que está en ascenso y habla de un boom de nuevos y viejos talentos con ganas de mostrar sus ideas al mundo.

Con nuevas oportunidades en la esquina de casa, es normal que aparezcan nuevas caras y con ello, la falta de experiencia en mercados especializados. Muchos de estos soñadores son recién recibidos o incluso aún estudiantes de animación. Porque todos estos concursos de pitch de animación invitan a participar a cualquier persona, sin importar su trayectoria, estudios, condición y/o edad. Ya no se necesita tener un reconocido estudio de animación para realizar una serie, corto, película u obra audiovisual animada.

Ante todo este optimismo joven, hay un denominador común en el realizador primerizo y es “el miedo del primer pitching”. La animación es un proceso que requiere mucho trabajo y más si estás en América Latina. Muchos estudiantes de animación me han contado que prefieren estar detrás de un productor, director o guionista que sepa hablar y tenga en claro las condiciones a la hora de vender la producción. Pero la falta de recursos económicos hace que en estos tiempos el artista deba mostrar la cara y llevar adelante su propio proyecto.

Para dar un salto hacia adelante, a continuación presentaré una guía de preguntas para tener preparado el pitching de animación ante los posibles inversionistas y en mercados de animación más importantes. Y así no perderte entre los nervios y la confusión.

¿Cuál es el Primer Paso Para Hacer un Pitch de Animación?

Ante todo, comienzo con el puntapié inicial: la idea. Una idea o proyecto para serie o película animada se le llama propiedad intelectual, y para comenzar a darle forma y obtener sus derechos tienes que crear una biblia del pitch. En ellas volcarás toda la información que tengas tanto de tu historia, personajes, universos como los diseños, la estética y el formato en un documento único. Ten en cuenta que es la base inicial para el desarrollo de la producción animada a la que vas a encarar y es imprescindible que cuentes con ella y tengas los derechos registrados. Además cuantas más preguntas respondas en tu biblia sobre tu proyecto, más posibilidades para captar inversores obtendrás y sobre todo, mejor preparado estarás para tu pitch.

¿Cuándo Presentar mi Proyecto?

Cómo preparar tu Pitch de animación

Juan Pablo Zaramella dando el pitch de “Coda” en Ventana Sur 2019

Listo. Armado, planificado y pasado a limpio; ya tengo mi primera biblia de animación para encarar algún concurso o presentarme ante los inversionistas. Es verdad que la mayoría de las convocatorias de pitch no piden ni imagen ni un arte definido. Sin embargo, es una realidad que los seleccionados son siempre lo que mejor preparados llegan. Desde un gran tratamiento estético hasta una prolija planificación de tu producto harán que tus posibilidades de quedar entre los grandes candidatos aumenten.

Pero ¿En qué punto me doy cuenta que ya está todo? No hay un momento específico, debes presentarte con lo que tienes. Madelein Treviño, primera ganadora de “Girl: Pitch Me the Future” de Pixelatl, le tomó solamente cinco días desarrollar su biblia antes de entregarlo a concurso. En cambio a Juan Pablo Zaramella, en su proyecto de “Coda”, le llevó cuatro días de escritura, pero un año y medio de desarrollo con Zumbástico Studio antes de presentarlo a Ventana Sur. El tiempo de elaboración es el tiempo que tú puedas dedicarle. Sin embargo, recuerda que tu presentación será lo primero que verán a la hora de elegirte, tienes que apostar por dar la mejor versión de tu proyecto e ir mejorando a medida que avances en el proceso. Tus avances también son parte de tu Pitch.

¿Dónde dar mi Pitch?

Posiblemente el paso más difícil de toda esta realización: conseguir una cita con un ejecutivo. Hoy en día los contactos son mucho más accesibles gracias a la gran cantidad de mercados, festivales y eventos internacionales enfocados a la animación. Hay un abanico de posibilidades para terminar en una instancia de pitch, dependiendo de tu proyecto y con quien te muestres.

Existen varios llamados especiales a lo largo del año que ayudan a desarrollar y mostrar tu obra a las principales cadenas, profesionales del ámbito y colegas. Aquí dejo un listado ejemplo de algunas convocatorias a las que podrás participar a lo largo del año si perteneces a algún país de América Latina:

Nueva convocatoria de Animation! Ventana Sur enfocado a la Mujer

Estar siempre atento a las reuniones y eventos de esta índole nos pueden dar una oportunidad. Pero los eventos no son ni el fin ni el principio. Pitchear no es solamente participar en un concurso. Sí, las oportunidades se nos presentarán mientras más nos acerquemos a este tipo de convocatorias, pero no son las únicas formas de llegar. Los inversionistas pueden estar pendientes de tu idea sin necesidad de que quedes seleccionado a estos eventos o ganes algún premio en particular. Ten presente que los ejecutivos quieren comprar ideas y proyectos para sus empresas, siempre están en búsqueda de nuevas voces e historias y su trabajo es ver la mayor cantidad de biblias en el menor tiempo posible.

Asimismo, tener una red de contactos es importante a la hora de buscar inversores. Pregunta a los colegas, consigue una recomendación, envía un correo electrónico cordial. Únete a organizaciones profesionales. Asiste a conferencias, cumbres, festivales. No pierdas la oportunidad de conocer gente, expandir tu agenda y compartir tus ideas. Nunca se sabe quién puede ser tu futuro compañero de trabajo o quién puede ayudarte a cumplir tu sueño. Solo mostrando tu proyecto lograrás que llegue a las manos indicadas.

Cómo preparar tu Pitch de animación

Linda Simensky en Pixelatl aportando su conocimiento. Foto de Pixelatl.

Tampoco te emociones demasiado. Estar en un baño con un inversor no significa que debas sacar un papel y dar tu Pitch de inmediato; hay lugares y momentos que se deben reconocer para la hora de mostrar tu trabajo. Linda Simensky, jefa de producción en PBS, contó en Anima Córdoba 2017 que una de las peores experiencias que tuvo como productora ejecutiva fue la de recibir un Pitch en el baño. “Por favor, no lo hagan. Siempre habrá una oportunidad mejor”.

¿Quién quiere escuchar sobre un proyecto de serie en situaciones incómodas? El ejecutivo de la red tiene objetivos: encontrar talento, grandes proyectos, construir la marca. Tú tratas de iniciar una relación cumpliendo estos objetivos y diciendo las cosas correctas. Que el pánico no te gane y trata de conseguir una cita en tiempo y forma.

Dejado de lado la imagen que nos deja el anglicismo del Elevator pitch, Simensky nos recuerda: “El pitching es una entrevista de trabajo; estás interesado en trabajar para esa cadena creando su próximo programa. Cuanto más conozca los logros y la filosofía de una cadena, mejor podrás preparar su idea de programa”.

¿Cómo Puedo Iniciar a Producir mi Idea Creativa?

Cómo preparar tu Pitch de animación

Stephen Hillenburg con la Biblia de Bob Esponja. Foto de Carlos Cazurro.

Adobe Creative Cloud - Piensa en Grande

Crea algo nuevo y fresco; y, en especial, de tu propia voz. Nadie quiere ver la misma serie dos veces. “Cuando era chico no había nada parecido y me hubiese gustado ver algo así”, es la respuesta que generalmente consigo cuando pregunto ¿Por qué hicieron tal serie o película animada? a un director de animación. Todos estamos expectantes de nuevas historias y eso es lo que tienes que ofrecer. No olvides que tu proyecto será una relación a largo plazo. Para eso tienes que saber qué te apasiona en este mundo con la cual invadirás tu pitch.

Un claro ejemplo es el de Stephen Hillenburg con Bob Esponja. Hillenburg fue biólogo marino y profesor en el Ocean Institute de California por tres años antes de crear a la mascota actual de Nickelodeon. Muchas de sus experiencias fueron trasladadas al show, y no reparó en ocultarlas durante su pitch. Una vez conseguida la cita con los ejecutivos del canal, el animador pasó semanas elaborando una versión diminuta del decorado de Fondo de Bikini, con pequeños modelos de los personajes, todo dentro de un gran acuario que cubrió con una sábana y llevó a la sala de reuniones. Incluso se puso una reluciente camisa hawaiana y entró a la sala con música de ukelele a todo volumen. Durante la reunión, los ejecutivos Albie Hecht y Kevin Hay tuvieron que salir de la sala para recomponerse porque no podían parar de reír.

Hillenburg profundizó un tema que ya conocía como la palma de su mano y logró dar el balance perfecto agregándole su última pasión: la animación. Pues no tengas miedo a perder horas definiendo tu tema. Mientras más tiempo pases documentándote más ideas creativas se te ocurrirán.

¿Cómo me Preparo?

Teniendo en cuenta que un Pitch dura entre 3 y 15 minutos, dependiendo de la circunstancia en la que te encuentres, la preparación es crucial. Un tiempo muy limitado donde la idea principal es captar la atención de una futura cita y no para contar todo lo que deseamos. Debes tener muy en claro los conceptos y la idea antes de hablar: “Un show debe ser fácil de explicar. Si tu descripción comienza con ‘es difícil de explicar pero…’ es un indicador de que necesitas pensar más en tu concepto”, aclara Simensky en su camino hacia el pitch.

Una forma sencilla y práctica de ponerte a prueba es contárselo a tus amigos, familiares y colegas cercanos. Además te darán un feedback para seguir mejorando. Si ellos no entendieron algo, o no quedaron interesados, piensa que un ejecutivo tampoco lo hará.

Discriminar es el primer punto importante para la preparación. Tienes que saber qué cosas incluir en tu proyecto a la hora de dar el pitch.

La productora de PBS aconsejó durante una conferencia de Children’s Media Association: “El pitch debe contener un excelente trabajo de arte. Es muy importante saber qué puedes hacer bien y encontrar a otras personas que hagan lo que tú no puedes. Si no eres un artista, NO dibujes. Hay una razón por la que la gente va a la escuela de arte. Especialmente si estás presentando un programa de animación, los personajes tienen que estar diseñados de una manera que sea eficiente para animar”. Un consejo orientado para los guionistas, directores, productores que no tienen un manejo con el pincel.

Otro factor que determina esta instancia son los nervios. Fernanda Frick, creadora de los proyectos “Sube el nivel” y “IRL Squad” respondió por IG que las primeras instancias de pitch fueron de muchos nervios porque sentía que cada reunión era de vida o muerte. “A veces usaba la aplicación Headspace para meditar y sentirme preparada”, escribió la artista chilena. “Ahora he hecho varios [pitches]… como que no me pongo tan nerviosa y mientras más preparada esté el pitch, mejor. Pero claro, cada proyecto nuevo, los nervios vuelven”.

Recursos de Animación

Alvaro Ceppi, CEO de Zumbastico Studio, añade su experiencia personal: “Siempre hay nervios. Si no hay nervios es porque hay poco interés. Normalmente, cuando uno trabaja en algo, cuando la creación te involucra en lo personal; hay una relación con el otro. Hay que desnudarse un poco para mostrar tu idea y las emociones que están detrás de tu idea. Si no hay nervios ahí, es porque no hay una involucración muy profunda con el contenido. Y cuando hay una involucración profunda con el contenido es cuando se logra el contenido que más trasciende.” Además aclara: “En general, uno integra emoción al relato, que es emoción sobre el relato en sí. Creo que existe esa posibilidad de generar una recepción más empática de la otra persona.”

 

Ingredientes básicos

Hay elementos básicos que siempre tienes que tener presentes en tu pitch, tanto escrito como oral, si quieres mostrar profesionalismo. Los ingredientes esenciales son:

  • Presentación: ¿Quién eres y en qué rol te desempeñas en el proyecto? No es lo mismo que el show sea presentado por el productor, que por el director que por un animador. Da la descripción del equipo. El ejecutivo tiene que saber quién está detrás de todo esto. Y ten un CV a mano por si es necesario.
  • Nombre del proyecto y de qué trata: ¿Por qué haces esto? ¿Cómo surge toda esta idea? ¿Qué soluciona tu proyecto? Una breve sinopsis nos ayudará a posicionarlo en palabras.
  • Personajes y escenario: ¿Quién es el protagonista y quién lo acompaña? ¿Cómo es su mundo? Tienes que saber todo sobre ellos y estar abierto a posibles cambios.
  • Etapa del proyecto: ¿Cómo ha ido evolucionando tu proyecto? Te encuentras todavía en su fase inicial de desarrollo o ya has logrado algunos progresos a lo largo de su creación.
  • Búsqueda: Aquí entra lo que quieres exactamente. Ten en claro que piezas o materiales faltan para hacer realidad este sueño y que pueden llegar a ofrecerte.
  • Remate: En este momento, olvídate de los datos y los números. Todo pitch tiene que dejar con ganas de más y esto se logra a través de las emociones. Logra de manera creativa y personal llegar a tu audiencia y potencial cliente.
  • Contacto: Pon una dirección de email o alguna referencia para que puedan hablar contigo a futuro.

La Ejecución del Pitch

El pitching de tu proyecto nunca va a ser igual al anterior. Cada pitch es único. Y el principal tópico para encarar un Pitch no es qué cuento, sino cómo lo cuento.Puedes tener la mejor historia en tus manos, pero debes saber cómo contarla para que otros se sumen y te ayuden a concretar ese sueño. Lo que se busca es llamar la atención de uno o varios ejecutivos para conseguir esa codiciada segunda reunión que se repite el pitch con más tiempo y recursos. No existe el pitching perfecto, pero debe ser el más real posible.

El director chileno Ceppi cuenta que la clave está en el gancho: “Para mí el pitch es lo más parecido a contar un cuento a un niño a la noche. Es generar atracción a un relato. Y dejar una expectativa. Es dejar, lo que dicen los norteamericanos, un cliffhanger al final. Creo que esa es la clave, involucra a un tercero a un relato que genere una expectativa.”
Y menciona: “Mucha gente se enfoca en los aspectos ejecutivos o las posibilidades económicas o el presupuesto. Yo creo que nada es relevante finalmente en un pitch. Tal vez, para alguna gente que mira pitches eso es lo relevante, depende de la persona que tengas en frente. Pero, luego de tantos años realizando pitch, lo más importante para mí es involucrarlo en una historia..[…] El resto se puede conversar después. ”

No te Rindas

Las buenas noticias es que son buenos momentos para soñar y poner en marcha tus ideas al mundo. Las malas noticias es que sólo un pequeño de todos estos proyectos que salen año a año se concretarán. Citando las palabras de Guillermo del Toro: “El estado natural de una película es que no se haga. El rechazo es lo mejor que te puede pasar.” Y la visión de Simensky no es para nada alentadora: “Después de la cita te preguntarás qué pasará después. Hay que saber que las probabilidades están en tu contra; casi todo el mundo va a rechazar tu propuesta, así que prepárate para afrontar el rechazo.”

Puede sonar muy cursi, pero la única forma de lograrlo es que sigas peleando. Nunca sabrás si es posible hasta que tomes todas tus posibilidades y lo intentes una y otra vez. Un ejemplo de perseverancia es la del joven Alan Ituriel, creador de la serie Villanos, quien me relató sus primeros años: “Me acuerdo que les platicaba de mi proyecto a profesores o a gente de cine y me decían que estaba muy feo. Siempre había complicaciones, pero yo siempre tuve fe en que ‘Villanos’ era algo padre, y que me gustaba a mí.” El director mexicano no paró, y entre nerviosismo del primer pitch y las ganas de seguir adelante encontró su oportunidad en Pixelatl: “Lo seguí desarrollando y lo seguí desarrollando y llegó la oportunidad en Cartoon Network cuando llegaron a Cuernavaca y les gustó.”

Recomendaciones adicionales

· Siempre ten un plan B, nunca apuestes todo en una sola idea. Muchas veces pasa que los productores ven tu proyecto ganador y no les interesa. Acto seguido preguntan: ¿No tienes algo más?
· Conocer tu proyecto de la A a la Z.
· Buscar un equilibrio entre los exponentes.
· Práctica, práctica y práctica tu pitch todo lo que puedas para ganar confianza.
· No leas. Es mejor equivocarse en la pronunciación que leer en voz alta.
· Acepta las críticas de los profesionales.
· Se amable y trata de entablar una buena relación con los inversionistas.
· Investiga a tu público y a la empresa a la que vas a pitchear.
· Eric Coleman, productor ejecutivo de series como Avatar, aconseja: “No des 10 pitch de series, no pitches programas inapropiados para la cadena, no hables del potencial de los productos de consumo en lugar de los personajes y no lances imitaciones de otros shows.”
· Procura no decir nada de tu proyecto a un inversor hasta la cita. No tiene sentido que muestres tu trabajo a menos que sepas que están realmente interesados, y eso se logra en una instancia de pitch.
· Mientras más personal sea, más honesto será tu proyecto.
· No le digas a los inversionistas que vienes a salvarle la vida con tu proyecto.
· No abuses de la confianza de los inversionistas y no seas arrogante. Muestra un nivel apropiado de entusiasmo.
· Dos buenos libros que te pueden ayudar en el proceso son “Animation Development: From Pitch to Production” de David B. Levy y “Creating Animated Cartoons with Character” de Joe Murray.

Para finalizar quiero dar una última recomendación y que para mí es la más importante de todos: Diviértete. Son unos minutos donde puedes disfrutar, hablar de animación y contar sobre tus sueños.

Esta nota fue elaborada con información de AWN, Pixelatl, Animation!, Foro Académico Anima Córdoba y Nickelodeon.