Creación y Diseño de Personajes Originales

Ya sea que se trate de una película, comic, serie animada o videojuego, lo que hace a una historia realmente memorable son sus personajes. Estos hacen que la audiencia se relacione de manera más emotiva con ella y que por lo tanto, la disfruten. Y es que el correcto diseño de personajes puede hacer la diferencia a la hora de que tu proyecto se convierta en un gran éxito.

Por ejemplo, en la industria de los videojuegos tenemos los casos de Mario, Pikachu y Link. Ellos son tan reconocibles que seguramente sabes a qué franquicia pertenecen sin que tengamos que decirlo. Pero entonces, ¿cómo puedes lograr que tus personajes se vuelvan icónicos? ¿Cómo puedes diseñarlos de manera que conecten con el público? Anteriormente te hablamos acerca del trabajo de diseño de personajes en una serie animada pero en esta ocasión, nos enfocaremos más bien al proceso que conlleva la creación de personajes originales. ¡Comencemos!

 

DESCUBRE EL ARQUETIPO DE TUS PERSONAJES

Arquetipo de Personajes

Todo comienza por planear el tipo de personaje que quieres crear. Puede que resulte difícil saber por dónde empezar, así que comienza ideando la personalidad y naturaleza de tu personaje. ¿Tu personaje es heroico y valiente? ¿Es un forajido con un estricto código de honor? ¿Un criminal empedernido?

Para hacer las cosas más fácil, lo mejor es referir a los 13 arquetipos tradicionales. De esta manera puedes definir los aspectos más esenciales de tus personajes. ¿Pero qué son los arquetipos? Estos son personajes determinados que representan un conjunto en específico de características y comportamientos. Según la teoría del psicoanalista Carl Jung, forman parte del imaginario colectivo de la humanidad y se han pasado de generación en generación a través de distintas historias.

 

El Guerrero

El Guerrero

Este constituye el héroe de toda historia, ya que independientemente de las armas que utilice, su valentía y determinación lo llevarán a vencer al enemigo y salvar el día. Es normal que a través de la historia sufran una crisis que los ponga en aprietos e incluso los lleve a dudar de si mismos. Pero al resolverla, se levantarán aún más fuertes que antes.

Fuerzas: Coraje, valentía, fuerza física o mental y gran habilidad.
Debilidades: Arrogancia, confiarse demasiado y subestimar a sus enemigos.
Deseos: Hacer el bien y probar su valor.
Ejemplos de personajes: Hércules, Aragorn, Ethan Hunt, Link, Solid Snake y Batman.

 

El Niño

Arquetipo de personajes: El Niño

Este arquetipo representa a los personajes que aún ven el mundo con inocencia hasta que el destino decide cambiar sus vidas. Esto no significa que al terminar la historia se vuelvan personajes cínicos pero sí que habrán aprendido una lección valiosa que les ayude a madurar y crecer.

Fuerzas: Optimismo, entusiasmo, imaginación.
Debilidades: Ingenuidad, carece de fuerza física.
Deseos: Ser más feliz.
Ejemplos de personajes: Dorothy, Frodo Bolsón, Forrest Gump, Nemo, Alicia en el País de las Maravillas y Wendy en Peter Pan y el País de Nunca Jamás.

 

El Huérfano

El huérfano

Estos personajes buscan escapar de la situación donde se encuentran y formar una vida mejor para sí mismos. A menudo esto implica la búsqueda de una nueva familia. Sin embargo, la fortuna no siempre les sonría y deben de realizar grandes sacrificios para lograr su meta.

Fuerzas: Empatía, perseverancia, gran sentido de supervivencia.
Debilidades: Falta de confianza en otros o sí mismo, no saber relacionarse.
Deseos: Sobresalir y conectarse con otras personas.
Ejemplos de personajes: Harry Potter, Oliver Twist, Anastasia y Quasimodo.

 

El Creador

Arquetipo de personajes: El creador

Para esos personajes nada es más importante que manifestar su creatividad y fabricar algo. Están dispuestos a sacrificar sus relaciones con los demás y su propio bienestar con tal de lograrlo. A menudo, por esta razón sufren graves consecuencias.

Fuerzas: Creatividad, visión y tenacidad.
Debilidades: Perfeccionismo, egoísmo y dispuesto a sacrificar aquello que no considera valioso.
Deseos: Crear algo de gran valor que constituya su legado.
Ejemplos de personajes: Remy de Ratatouille, Dr Jekyll, John Hammon de Parque Jurásico, Dr Brown de Volver al Futuro, el Dr Frankestein y Willy Wonka.

 

El Cuidador

Estos personajes siempre ayudan a los demás de manera desinteresada. No importa que se trate de su amigo, pareja o hijo, harán lo que sea por apoyarlo y cuidarlo. Por esta razón, rara vez suelen ser los personajes principales, quedando relegados a un papel secundario.

Fuerzas: Generosidad, compasión.
Debilidades: Pueden ser abusar y aprovecharse de ellos debido a su forma de ser.
Deseos: Proteger y ayudar a otros.
Ejemplos de personajes: Samwise Gamgee, Mary Poppins, Ron Weasley, Marlin y la Maestra Honey en Matilda.

 

El Sabio

Adobe Cloud - Photoshop & Lightroom

Nuestro protagonista tarde o temprano se encontrará con este tipo de personaje, quien le enseñará lo esencial para seguir en su aventura. Sin importar de quien se trate, su función es la de preparar al héroe para seguir su camino y cumplir su destino.

Fuerzas: Sabiduría, experiencia.
Debilidades: Demasiado cauteloso, no actúa en el momento.
Deseos: Lograr que el héroe sobrepase sus límites.
Ejemplos de personajes: El señor Miyagi, Obi-Wan Kenobi, Gandalf, Morfeo, Spock, Rafiki y Yoda.

 

El Bufón

Arquetipo de personajes: El bufón

Relajados y bromistas, estos personajes sirven para brindar algo de humor y comedia a la historia. Aunque en algunos casos, también se usan para mostrar las consecuencias de perder el tiempo y no tomarse las cosas en serio.

Fuerzas: Divertidos y alegres.
Debilidades: Frívolos, incapaces de ser responsables.
Deseos: Vivir en el momento y ser felices.
Ejemplos de personajes: Timón y Pumba, Tigger, Pippin y Beetlejuice.

 

El Mago

Inspirados por su personalidad inquisitiva, estos personajes están constantemente en búsqueda de conocimiento. A la vez son propensos a imponer su manera de ver el mundo y son tan hábiles en lo que hacen que logran impresionar a aquellos a su alrededor.

Fuerzas: Conocimiento, poder.
Debilidades: Arrogancia.
Deseos: Imponer el orden y darle sentido al mundo a su alrededor.
Ejemplos de personajes: Sherlock Holmes, Saruman, Merlin, Dr Strange, Ursula, Tony Stark, Jay Gatsby.

 

El Gobernante

Arquetipo de personajes: El gobernante

Es claro que toda sociedad necesita de un líder, ¿pero qué pasa cuando este posee poder absoluto? Estos personajes pueden imponer el control y orden ya sea mediante un reinado benevolente o con puño de hierro.

Fuerzas: Liderazgo, carisma, autoridad.
Debilidades: Sospecha de otros, incapaz de delegar a otros.
Deseos: Controlar su alrededor y conservar su poder.
Ejemplos de personajes: Macbeth, Denethor, el Rey Arturo, el Príncipe Juan, Daenerys Targaryen y El Emperador.

 

El Rebelde

De frente a una sociedad injusta, estos personajes buscan acabar con el orden establecido. Puede que sean líderes carismáticos de su grupo o que decidan trabajar de manera encubierta. De cualquier manera, luchan por expresar su libertad y tomar control de su vida.

Fuerzas: Inventiva, perseverancia.
Debilidades: Está en desventaja, carece de recursos, no confía en todos.
Deseos: Cambiar el mundo que le rodea.
Ejemplos de personajes: Katniss Everdeen, Ferris Bueller, Kick-Ass, Arya Stark, Jack Sparrow, la Princesa Merida y Wolverine.

 

El Amante

Arquetipo de personajes: El amante

Estos personajes harán lo que sea con tal de conseguir el amor que creen merecer. Esto los vuelve devotos, apasionados y determinados a conseguirlo, aunque para lograrlo deban de hacer un gran sacrificio.

Fuerzas: Devoción, pasión.
Debilidades: Dispuestos a sacrificar lo que sea.
Deseos: Estar con la persona que aman.
Ejemplos de personajes: Rogue y Gambito, Romeo y Julieta, Edward Cullen y Bella Swan, Jack Dawson y Rose Dewitt Bukater.

 

El Seductor

Sin importar su género o forma, este personaje tiene el poder de conceder cualquier cosa que los demás deseen. No obstante, a menudo requiere un gran precio a pagar que es casi imposible de deshacer.

Fuerzas: Carisma, atractivo.
Debilidades: Carece de moral, declara promesas vacías y es engañoso.
Deseos: Jugar con la vida de los demás y mantener el control.
Ejemplos de personajes: Mefistofeles, Inara Serra, Lucifer, Desire en Sandman, Poison Ivy y Morrigan.

 

El Villano

Arquetipo de personajes: El Villano

Una historia solo es tan interesante como su villano central. Este se opone al héroe y busca detenerlo o incluso acabar con él. A pesar de ser malvado, a menudo hay una razón del porqué terminó así, sirviendo como una historia de precaución de lo que podría pasarle al héroe si se desvía del camino. Por esta razón, los villanos sirven además como un reflejo distorsionado de los protagonistas.

Fuerzas: Poder, cuenta con seguidores y está determinado a hacer lo que sea por lograr su objetivo.
Debilidad: Soberbia, falta de empatía, maldad.
Deseos: Imponer su voluntad y controlar todo a su alrededor.
Ejemplos de personajes: La Bruja Blanca, El Guasón, Lord Voldemort, Darth Vader y Sauron.

Una vez que tengas definido el arquetipo de un personaje, pues comenzar a definir otros rasgos y elementos de su personalidad, apariencia e historia para volverlo único e interesante.

 

CREA UNA HISTORIA DE TRASFONDO

Puede que conozcas las cualidades y personalidad de tus personajes, pero la historia de trasfondo será la que los presente ante la audiencia. Esto además sirve para explicar sus motivaciones y objetivos.

Una buena historia de trasfondo tiene también la función no solo de presentar a los personajes, sino explicar también el mundo en el que habitan. Por ejemplo, la historia de trasfondo de Harry Potter es que es un niño huérfano, hijo de dos magos que fueron asesinados por Lord Voldemort. Al quedarse sin sus padres, es enviado a vivir con sus tíos, quienes abusan de él y lo maltratan por ser diferente.

¿Ves como una simple historia de trasfondo bien escrita puede revelar tantos detalles importantes? No solo aprendemos la historia personal de Harry, sino además sabemos que habita en un mundo donde la magia es real, que existe una desconfianza por parte de los seres ordinarios hacia ella y también conocemos acerca del villano principal.

Por supuesto, no es necesario que entres tampoco en demasiados detalles y reveles todo desde un principio. Los elementos más importantes se irán revelando poco a poco a lo largo de la historia. Sin embargo, sí es importante que establezcas los elementos fundamentales y captes la atención de tu audiencia. De esta manera, entenderán un poco más de tu historia y se sentirán interesados para conocer el resto de ella.

Recuerda que sin importar que tan fantasiosa sea tu historia, ¡es importante que tu público pueda relacionarse con ella de alguna manera!

 

DESARROLLANDO A TUS PERSONAJES

Supongamos que ya sabes a qué arquetipo pertenece tu personaje y has pensado en una historia para él. Este es el momento para comenzar a entrar en más detalles específicos sobre su persona y la manera en que se relaciona con los demás.

Si esperas que tus personajes sean memorables, deben resultar auténticos para la audiencia. A nadie le interesa un personaje que es el típico héroe, nunca comete ningún error y siempre hace el bien. Todos los seres humanos nos equivocamos, mentimos o tenemos momentos que de los cuales nos avergonzamos.

Así que comienza a definir toda clase de detalles para hacer a tu personaje más realista. ¿Qué clase de comida le gusta? ¿En qué ocasiones está dispuesto a mentir? ¿A qué le tiene miedo? ¿Cómo reacciona ante una sorpresa? Nadie actúa sin razón y tus personajes no deberían hacerlo tampoco. Todas las cualidades de tu personaje, la manera en que se comportan y las decisiones que toman deben tener un motivo.

Entender cómo y porqué las personas reaccionan ante toda clase de situaciones puede ayudarte a desarrollar tus personajes y darles una personalidad más realista. Cuanto más detalles agregues, más convincente serán tus personajes.

Estos pueden denotar una clara diferencia. Por ejemplo, es distinto un hombre de mediana edad que le gusta la música a un hombre de mediana edad, que disfruta de vestirse elegantemente y escuchar música jazz. ¿Ves como los detalles pueden crear la visión de un personaje completamente distinto?

De igual manera, estos detalles pueden afectar la manera en que tus personajes se relacionan entre sí.

 

DISEÑANDO LA APARIENCIA Y ELEMENTOS VISUALES

Apariencia de Personajes

Si ya tienes determinada la historia de trasfondo, personalidad, gustos, manera de pensar y demás detalles de tu personaje, es hora de diseñar su apariencia. Así como al inicio de este proceso, puedes usar la información respecto a los distintos arquetipos para comenzar a plantear los elementos visuales.

Por ejemplo, los héroes y guerreros suelen ser jóvenes fuertes, mientras que los mentores tienden a ser personajes de mediana o mayor edad. Un bufón usa colores atrevidos, mientras que un seductor tiene un diseño más atractivo y sugerente. Por supuesto, un villano debe verse aterrador y peligroso.

Tampoco es necesario que diseñes la apariencia de tus personajes de manera cliché. Es decir, no todos los héroes y guerreros deben ser musculosos de cabello rubio y ojos azules. Atrévete a pensar conceptos innovadores que superen las expectativas de la audiencia y sean capaces de sorprenderlos.

Personajes de Overwatch

Sea cual sea el elemento visual que añadas a su apariencia, debes asegurarte de lograr capturar la esencia de un personaje a través de él. Tomemos como ejemplo el juego de Overwatch, desarrollado por Blizzard. McCree, Soldier 76 y Reaper son tres personajes similares en el sentido de que usan armas de fuego y pistolas. Sin embargo, el diseño y apariencia de cada uno es completamente distinta a la de los otros dos.

Esta apariencia a su vez nos transmite aspectos importantes de su personalidad. McCree es un vaquero carismático que hace el bien, Soldier 76 es un renegado que opera fuera de la ley y Reaper es misterioso, oscuro y letal. La apariencia, personalidad y estilo de juego son diferentes en cada uno, y esto es claramente visible desde su diseño visual.

Para este punto, se vale también usar referencias. Ya sea de otros artistas que sigues, películas, series animadas o videojuegos que te gustan. Está bien tomar inspiración de los diversos elementos que nos rodean día a día. Depende de ti darle a tus personajes un toque único y diferente para que no parezcan la copia de otros personajes reconocidos.

Una vez que hayas definido la apariencia, es hora de adentrarse en el aspecto técnico del diseño de personajes. Esto quiere decir seleccionar una paleta de colores para cada parte de su apariencia: piel, ropa, cabello, accesorios, ojos y demás. También es necesario dibujar a tus personajes a través de distintos ángulos, siendo los más comunes de frente, perfil, tres cuartos y posterior.

Además de esto, es importante dibujar a tu personaje en una variedad de poses que le den un aspecto más dinámico y por último, ilustrar las distintas expresiones que puede tener su rostro ya sea al hablar, estar contento, enojado, triste, asustado o sorprendido. Un consejo final que podemos darte es que si ya te tomaste el tiempo para idear, desarrollar y diseñar a tus personajes, no olvides incluir todo tu trabajo en tu portafolio de arte, cuidando su correcta presentación y acomodo para que sea aún más destacable.

Con información de Game Designing y Reedsy.