Dragon Ball

No importa que seas un fanático del anime o simplemente te guste ver series animadas de vez en cuando. Lo más probable es que alguna vez hayas visto o por lo menos escuchado de Dragon Ball. Esta es no sólo una de las series más importantes en la historia de la animación japonesa sino también una de las más vistas a nivel global.

Inspirada por diversos relatos de la cultura asiática así como películas de artes marciales, la historia de Dragon Ball se centra en Son Goku. Desde su infancia hasta su vida adulta, seguimos su camino en búsqueda de las místicas esferas del dragón así como el afán de volverse cada vez más fuerte. A través de sus aventuras Goku hace a diversos amigos como Bulma, Krillin y Yamcha, a la vez que entrena con distintos maestros como el Maestro Roshi y Kami Sama.

Posteriormente Goku descubre que pertenece a una raza de alienígenas conocidos como los saiyajin y de ahí la trama de Dragon Ball se complica más con la llegada de extraterrestres, viajeros del tiempo, androides y monstruos. ¿Pero qué ha vuelto a Son Goku y sus amigos tan populares a través de los años? ¿Cuál es la historia detrás de la saga de Dragon Ball? Sigue leyendo que aquí te explicamos más al respecto.

 

AKIRA TORIYAMA Y LA CREACIÓN DE DRAGON BALL

Akira Toriyama es un artista y dibujante japonés, así como un fanático de las películas de artes marciales. Fue precisamente por esta afición que tuvo la idea de hacer un manga perteneciente al género de peleas, tomando como inspiración las películas de Bruce Lee y Jackie Chan. Otra de las fuentes de inspiración más importantes fue la historia de “Viaje al Oeste”, la cual es una popular novela de origen chino. De esta manera, comenzó a tomar forma el concepto de Dragon Ball: una historia de aventura y fantasía con algo de artes marciales en ella.

Puesto que el manga sería publicado de manera serializada, Toriyama introdujo también el concepto de las esferas del dragón: 7 artefactos mágicos que al ser reunidos tienen el poder de otorgar casi cualquier deseo. De esta manera, los personajes tendrían el objetivo de estarlas buscando así como una motivación para avanzar la historia más allá de simplemente pelear entre sí. La idea de las esferas del dragón, por su parte, se basa en la novela de Nansō Satomi Hakkenden, donde los protagonistas deben reunir 8 esferas de un rosario.

Por otro lado, existía la preocupación de que la historia llegara a su fin una vez que se reunieran las 7 esferas del dragón. Por esta razón, Toriyama ideó la trama del Torneo de Artes Marciales, a modo de tampoco dejar de lado los elementos de pelea en la historia y poderla extender. Como dato aparte, la isla donde se lleva a cabo el Torneo del Tenkaichi Budokai se encuentra basada en Indonesia, lugar que Toriyama visitó junto a su esposa en 1985.

Dragon Ball

Con la introducción de nuevos personajes y peleas, Dragon Ball comenzó a ganar más popularidad. No conforme con esto, Toriyama buscó la manera de hacer las cosas más interesantes y elevar los riesgos y peligros para Son Goku y sus amigos. De esta manera, se introdujo no sólo a la Patrulla Roja sino al malvado Pikoro Daimaku y sus secuaces. Tras derrotar a una serie de poderosos enemigos y resultar victorioso en el Torneo de Artes Marciales, Goku se convierte en el hombre más poderoso del Planeta Tierra.

Esto obligó a Toriyama a pensar en nuevos oponentes que pudieran representar una amenaza. De tal manera que se introdujo el concepto de seres extraterrestres, comenzando con los peligrosos saiyajin. Por si fuera poco, se reveló que Goku era uno de ellos, enviado desde pequeño a la Tierra para conquistarla.

Dragon Ball

Sin embargo, un severo golpe en la cabeza cuando era un niño cambió su personalidad drásticamente, convirtiéndolo en un ser pacífico y protector del mundo. Vegeta, quien sería el principal antagonista de esta saga, estaba pensando en morir al final de ella. Sin embargo, debido a la gran popularidad del personaje, Toriyama lo mantuvo presente en la historia.

Sin embargo, conforme la trama de Dragon Ball avanzaba, se necesitaban villanos cada vez más poderosos. Esto llevó a la creación del malvado Freezer, emperador del universo, así como de las Fuerzas Especiales Ginyu. Llevando las fuerzas de Goku al límite, llegaría uno de los momentos más importantes en toda la saga de Dragon Ball: la transformación del Super Saiyajin.

Adorado por todos los fanáticos, esta transformación hace que el cabello de Goku se ponga de punta y sus ojos cambien a un color verde. Esta decisión se llevó a cabo para que dibujar y entintar a Goku resultará más fácil, ya que el asistente de Toriyama pasaba mucho tiempo coloreando su cabello de color negro en cada panel. Por otro lado, Toriyama estaba preocupado de que la expresión de Goku durante dicha transformación lo hiciera parecer un villano. No obstante, terminó conforme con esto puesto que la transformación requería una gran cantidad de ira, por lo que era aceptable que su rostro tuviera una apariencia más agresiva.

Por supuesto, al continuar con la historia de Dragon Ball, Toriyama debía de seguir encontrando la manera de elevar el peligro e introducir nuevos conceptos. Fue así como surgió la saga de Trunks y los Androides, así como los viajes en el tiempo. Sin embargo, Toriyama comenzó a tener problemas con la planeación de la trama en esta parte, teniendo apenas tiempo para planear la historia semana con semana.

Esto a su vez llevó a la creación y aparición de diversos personajes en la saga. Los androides 19 y 20, siendo los primeros en aparecer, no fueron del agrado del editor de Toriyama. Ya que fueron criticados por verse viejos y nada amenazantes, Toriyama pasó a crear a los Androides 17 y 18. Estos, a su vez, fueron criticados por el editor al ser considerados un par de adolescentes cualquiera. Finalmente, Toriyama decidió introducir a Cell en la historia, aunque también tuvo problemas con el diseño de su apariencia a través de sus distintas fases.

Después de la derrota de Cell así como la muerte de Goku, Toriyama planeó que Gohan se convirtiera en el protagonista de Dragon Ball. Sin embargo, descontento por parte de los fans así como inseguridades del propio autor, le llevaron a una vez más traer de regreso a Goku como personaje principal.

Dragon Ball

A diferencia de la mayoría de las historias donde los personajes más fuertes suelen ser de gran tamaño y musculatura, Toriyama diseñó a sus personajes tomando un enfoque contrario. Por ejemplo, Goku comienza siendo un niño pequeño mientras que Vegeta es un personaje de relativamente corta estatura. También están los casos de Gohan, quien resulta ser uno de los más poderosos durante su adolescencia, así como Goten, Trunks y Kid Buu.

Por otra parte, para facilitar el proceso de dibujo en Dragon Ball, Toriyama usaba locaciones y paisajes deshabitados. Esto con tal de evitar perder tiempo dibujando multitudes, edificios y escombros. De hecho, según la opinión del mismo Toriyama, los dibujos fueron volviéndose cada vez más y más sencillos. A pesar de que las peleas eran cada vez más intensas, Toriyama simplificaba los trazos de sus dibujos. En palabras de Toriyama, él se encontraba más interesado en desarrollar la historia de Dragon Ball que en dibujarla.

A pesar de esto, en repetidas ocasiones Toriyama no contaba con el tiempo suficiente para planear la historia de manera adecuada. Esto llevó a varios errores de continuidad y discrepancias a lo largo de los años. Por esta razón, el artista es conocido por valerse del apoyo de múltiples asistentes que le recuerden detalles integrales de la historia o detalles en específico de sus personajes.

Dragon Ball

“La verdad es que no entiendo cómo es que todo sucedió tan rápidamente. Mientras trabajaba en el manga semana con semana, lo único que me importaba mientras continuaba dibujando era hacer felices a los lectores. El trabajo de mi obra es sencillamente el de entretener. Me atrevo a decir que no me importa si mis trabajos generan una fortuna o son un éxito. Lo importante es que hayan entretenido a los lectores”. – Akira Toriyama, creador de Dragon Ball, en una entrevista con el períodico Asahi Shimbun en 2013.

 

EL ÉXITO DE DRAGON BALL

Dragon Ball

El manga original de Dragon Ball ha vendido alrededor de 300 millones de copias. Considerada como una de las franquicias más populares y exitosas de la historia, Dragon Ball ha generado ganancias que superan los $30 billones de dólares.

El manga de Dragon Ball se publicó originalmente de 1984 a 1995. De hecho, se le atribuye el incremento en la popularidad de los mangas japoneses durante dicha época. Fue durante esos años que Weekly Shonen Jump, la revista donde se publicaban los capítulos de Dragon Ball, alcanzó su punto más alto de ventas en toda su historia, con 6.53 millones de copias vendidas cada semana.

Esto llevó a un total de 2.9 billones de copias vendidas durante todos los años de publicación de Dragon Ball, así como $6.9 billones de dólares en ganancias. Tan sólo en Japón, el manga de Dragon Ball ha vendido más de 160 millones de copias. Además, su historia sigue hoy en día a través de su continuación, llamada Dragon Ball Super.

Adobe Stock

Esto le posiciona como uno de los mangas más exitosos en el país nipón, tan sólo después de One Piece. Por si fuera poco, este también se distribuye a lo largo de 40 países en el mundo. Por otro lado, los autores tanto de One Piece como Naruto Bleach y Fairy Tail, han citado a Dragon Ball como una de las principales influencias en sus respectivas obras.

“Dragon Ball es uno de los mangas más influyentes de los últimos 30 años. Hoy en día, la gran mayoría de los artistas en dicha industria lo mencionan como una de sus obras favoritas, además de una inspiración para sus trabajos”. – Jason Thompson, artista de cómics y autor del libro Manga: La Guía Completa.

El impacto de Dragon Ball también ha sido considerable en otras regiones del mundo. Por ejemplo, en 2019 el Gobierno de Francia le otorgó el título de “caballero” a Akira Toriyama, por su contribución al campo de las artes.

 

ADAPTACIONES ANIMADAS

Debido al inmenso éxito del manga, Dragon Ball fue adaptado en diversas series animadas a través de los años. En 1986 llegaría la primera de ellas, seguida por una continuación titulada Dragon Ball Z en 1989. Posteriormente en 1996 haría aparición Dragon Ball GT, aunque esta secuela no se encuentra basada de ninguna manera en el manga de Toriyama. Por el contrario, es una historia original obra de Toei Animation aunque contó con diseños y supervisión del propio Toriyama durante su producción.

“Muy pocas series de anime han logrado el éxito que alcanzó Dragon Ball Z. Para toda una generación de televidentes, esta fue la primera serie que los introdujo en el mundo del anime, convirtiéndola en un clásico para millones de fanáticos”. – Anime News Network.

Finalmente, en 2015 tuvimos la llegada de Dragon Ball Super. Esta es considerada como la verdadera continuación a la historia de Dragon Ball ya que nuevamente cuenta con la colaboración de Akira Toriyama. Sin embargo, debemos de mencionar que a pesar de estar basado en una nueva historia de Toriyama, el anime de Dragon Ball Super presenta varias diferencias respecto al manga.

Dragon Ball Super

A pesar de ello, Dragon Ball Super se convirtió en todo un fenómeno cultural en Latinoamérica. En 2018 cuando la serie estaba por llegar a su final, los gobiernos de diversas ciudades en México, Ecuador, El Salvador y otros países, emitieron los últimos episodios de manera pública. De esta manera, miles de personas se reunieron para ver uno de los últimos capítulos de la serie, llegando en algunos casos a más de 10,000 asistentes.

Por otro lado tenemos a Dragon Ball Kai, la cual es una versión remasterizada de Dragon Ball Z. Además de usar una resolución en HD, esta adaptación se distingue por eliminar todos los episodios de relleno que no forman parte de la historia original, así como editar la historia para seguir más de cerca la trama del manga.

Por último está el caso de Super Dragon Ball Heroes. Esta es una serie animada usada para promocionar el videojuego de cartas desarrollado por Bandai, el cual está disponible para Nintendo 3DS y Switch así como computadoras Windows. Se diferencia de otras series animadas de la saga en que está es transmitida a través de internet. Al igual que Dragon Ball GT, es una creación de Toei Animation y no directamente de Toriyama. Por esta razón, sus elementos e historia no se consideran parte oficial de la franquicia.

Además de las series para televisión, Dragon Ball ha producido 20 películas animadas, así como especiales de televisión y cortometrajes. El éxito de la saga en la industria del anime tampoco se puede negar, ya que sus distintas adaptaciones animadas han sido transmitidas en más de 80 países alrededor del mundo.

También se estima que tan solo en Estados Unidos se han vendido más de 30 millones de discos DVD o Blu Ray de la serie o alguna de sus películas. Las ganancias de Toei Animation en 2019 superaron los $139 millones de dólares únicamente en cuanto a la venta de discos de Dragon Ball y derechos de su licencia.

 

Con información de Dragon Ball Z, Anime News Network y CBR.