Aplicar a una Visa de Trabajo en Animación

Conforme adquieras más experiencia y tu carrera en la industria creativa cobre impulso, puede que te interese aplicar a alguno de los principales estudios de animación en el mundo: tales como Disney, Dreamworks, Sony Pictures Animation, Pixar, Illumination o Netflix Animation. Por supuesto, también puedes aplicar para algún estudio independiente en el extranjero. Pero de cualquier manera, lo más seguro es que vas a necesitar tener una visa de trabajo si es que esperas poder formar parte de un estudio fuera de tu país de residencia. Es por ello que a continuación te compartimos información relevante acerca de los distintos permisos de trabajo que puedes obtener así como la manera de aplicar a una visa de trabajo en la industria de animación.

Esta información fue proporcionada por Rise up Animation, una organización dedicada a impulsar artistas en la industria creativa mediante revisiones de portafolio, mentorías y conferencias con veteranos y profesionales del medio. Lo mejor de todo, es que muchas de estas conferencias son completamente gratuitas. Para esta conferencia en particular se contó con la presencia de:

  • Benson Shum, animador en Walt Disney Animation Studios.
  • Ere Santos, animador en Jellyfish Pictures y Sony Pictures Animation.
  • Doeri Welch, reclutadora en Dreamworks Animation.
  • Toniko Pantoja, animador y artista de storyboard en Netflix Animation.

Por ejemplo, Ere explica que en países como Canadá, Australia y el Reino Unido, principalmente se manejan dos clases de visas laborales. Un permiso de trabajo abierto te permite aplicar y laborar en cualquier empresa que desees mientras que un permiso de trabajo específico únicamente te permite estar dentro de la compañía que te patrocinó para obtener la visa. Esto tiene una ventaja: ya que el estudio te apoya con la documentación necesaria para que puedas migrar y obtener el permiso más fácilmente. Sin embargo, en caso de dejar el estudio, necesitas obtener una nueva visa de trabajo.

Aplicar a una Visa de Trabajo

Vale la pena mencionar que también existen acuerdos específicos entre naciones. Por ejemplo, en el caso específico del acuerdo comercial entre México y Canadá, puedes acelerar el proceso para obtener una visa de trabajo si cumples con los siguientes requisitos:

  • Ser ciudadano con nacionalidad mexicana.
  • Contar con un título o cédula profesional, por ejemplo en diseño gráfico, efectos visuales o animación.
  • Poseer al menos un año de experiencia trabajando.
  • Tener una oferta laboral formal, por ejemplo, para un puesto como artista de efectos visuales, animador, diseñador gráfico o ilustrador.

En caso de no ser mexicano o no tener un título profesional, no significa que automáticamente serás descartado y no podrás obtener tu visa de trabajo. En ese caso, es necesario pasar por un proceso adicional, conocido como el Estudio de Impacto en el Mercado Laboral. Es aquí donde puede ser necesario brindar información adicional o realizar entrevistas para determinar la posibilidad de obtener una visa para trabajar en Canadá. Si te interesa conocer más al respecto del proceso para aplicar a un trabajo en Canadá, te sugerimos leer nuestra nota completa al respecto haciendo clic aquí.

Sin embargo, Doeri comenta que en el caso de Estados Unidos, el proceso se ha vuelto más riguroso y tardado. No obstante, con el cambio de administración en el gobierno y conforme las cosas vuelvan a la normalidad tras la pandemia, se espera que nuevamente se brinden facilidades para obtener un permiso de trabajo. Mientras tanto, algunos estudios como Pixar y Sony Pictures Animation ofrecen la posibilidad de trabajar de manera remota. Aunque esto es únicamente en casos especiales que ameritan atención, por lo que no es algo seguro ni que pueda ofrecerse a todos los aplicantes.

“Normalmente la visa de trabajo H1B era la más fácil de obtener y aún así yo tuve problemas para conseguir la mía. En ese entonces me dijeron que solo había 15,000 visas para 350,000 aplicantes así que realmente teníamos muy pocas probabilidades de obtener una. Y no puedo imaginar que tan difícil es ahora”. – Toniko Pantoja, animador y artista de storyboard en Netflix Animation.

Doeri añade que cada año se otorgan 65,000 de estas visas para profesionales con maestrías o doctorados así como 15,000 a 20,000 visas para aquellos con solamente licenciatura. Por ello y aunque en varios estudios no les importe tu título profesional sino únicamente tu portafolio de arte, si eres del extranjero y quieres trabajar en Estados Unidos es recomendable que si tengas algún título para aumentar tus posibilidades de hacerlo. También es importante contar con una oferta de trabajo por parte de algún estudio.

Lamentablemente y a pesar del crecimiento que ha habido en el mercado laboral a través del tiempo, no se han aumentado el número de visas H1B otorgadas anualmente desde hace casi 15 años. El proceso es el siguiente: debes tener todos tus papeles listos a más tardar en enero del año que deseas obtener tu visa de trabajo. En abril se lleva a cabo una lotería donde se eligen a los que habrán de recibir el permiso, tras lo cual se evalúan todos sus documentos a detalle. Finalmente y si todos tus papeles son aprobados, se te otorga la visa y puedes trabajar desde octubre.

También existe la visa de trabajo L1: la cual va dirigida para empleados en subsidiarias de empresas o estudios estadounidenses. Si has trabajado durante los últimos 3 años en una subsidiaria, entonces puedes aplicar a este permiso para poder migrar con más facilidad. Por supuesto, esto solo te permite trabajar para la misma empresa, por lo que si eres empleado subsidiario de Dreamworks, no puedes aplicar para Netflix.

“Una visa de trabajo bastante rara es la O1: dirigida para aplicantes con habilidades extraordinarias. Tienes que demostrar que eres un experto en el campo de tu profesión y que eres reconocido en la industria. Son los permisos más difíciles de conseguir y solo se otorgan una cantidad limitada cada año. Por lo tanto, normalmente aplican a esta visa los profesionales que ya tienen un nivel senior”. – Doeri Welch, reclutadora en Dreamworks Animation.

Aplicar a una Visa de Trabajo

Además de tener un portafolio y currículum ejemplar, puedes demostrar que eres un experto en el campo mediante diversas maneras: participar en internados y festivales de animación, impartir conferencias, mentorías o cursos, ser nominado a algún premio, contar con diversos créditos a tu nombre en IMDB, tener una fuerte presencia en medios digitales o ser mencionado en diversas publicaciones del sector creativo.

También están las visas J1 de intercambio cultural que van dirigidas a estudiantes que desean formar parte de internados o pasantías profesionales. En estos casos, Doeri recomienda que te pongas en contacto con la oficina administrativa de tu escuela, de manera que te informen acerca de los estudios con quienes tienen convenios. De igual manera, es mejor que no te esperes a tu último año de estudios para hacerlo, sino que comiences a investigar el proceso desde antes. Por ejemplo, Disney Animation tiene un programa de entrenamiento para artistas recién graduados y con menos de 3 años de experiencia en la industria. Si te interesa conocer más al respecto y cómo puedes aplicar al programa, puedes hacer clic aquí.

En caso de lograr entrar a un internado, puedes posteriormente aplicar para una extensión del permiso laboral OPT, con lo cual puedes permanecer trabajando en Estados Unidos durante otros 18 meses. De lo contrario cuando expire tu visa J1 debes regresar a tu país de origen. Sin embargo, la extensión solo aplica para los estudios que forman parte del programa especial, así que debes verificar que tienes dicha opción disponible en la empresa donde trabajas. Finalmente, Doeri recomienda que para facilitar todo el proceso de aplicar a cualquier visa de trabajo, acudas a un abogado especializado en trámites migratorios.