estudiar-o-autodidacta-banner

Probablemente acabas de terminar tu preparatoria o bachillerato, o estás a punto de, y has tomado la decisión de que quieres estudiar animación y estar profesionalmente en esta industria. Frente a ti se abren dos caminos y de seguro puedes tener estas dos preguntas: ¿Hacer una carrera universitaria de licenciatura/ingeniería en animación? ó ¿ser un autodidacta enfocándote en tutoriales y cursos especializados?
Aunque no lo creas, tienes una decisión bastante importante a tomar; una decisión que para muchas personas es fácil mientras que para otras es mucho más complicada. Sin embargo, cualquiera que sea tu situación es importante que conozcas las opciones que ofrece cada camino para poder evaluarlo objetivamente.

Y es por eso que en este post exploraré ambos caminos buscando dar una idea general de lo que cada uno conlleva: las ventajas (y desventajas) que potencialmente se presentarán en éstos caminos así como sus posibles implicaciones en el ámbito profesional.

Así también, entrevisté a experimentados artistas Iberoamericanos para obtener sus puntos de vista acerca del tema y así generar una información más global y desde diferentes puntos de vista.

Así, espero sentar un fundamento que te ayude a tomar una decisión informada sobre si ir a la universidad a estudiar animación, o ser un autodidacta.



La Educación y El Arte

El estudio es una actividad humana que ha estado presente desde hace miles de años. Sea que se considere que la educación empezó con los egipcios hacia el 3,500 A.C., en las academias griegas y romanas por el siglo 4 A.C. ó hasta la edad media con las escuelas monásticas; la situación es que la educación siempre ha tenido la connotación de forjar personas exitosas.

estudiar-o-autodidacta-escuela-monastica

 

Pero, cuando alguien se mueve en áreas artísticas es fácil cuestionar las ventajas del estudio bajo la premisa: “las técnicas se aprenden; pero no el talento”. Y es aquí con lo que algunas personas tienen dificultades: puede originarse la clásica pelea entre los padres que quieren que sus hijos estudien y los hijos que preferirían aprovechar ese tiempo en cursos especializantes en los cuales, ellos están convencidos aprenderán más.

Otro punto que se ha repetido a lo largo de la historia es que el estudiante tiene que irse a otro lugar para poder tener la educación artística necesaria, bajo la persona indicada o simplemente porque en su región no existen ese tipo de estudios.

“…no se puede dejar de lado que la industria digital es GLOBAL y para ser competentes a este nivel lo mas probable es la necesidad de migrar a otros países.” – Román Llanos, Digital Character Animator en Sony Pictures Imageworks

Esto abre un sinfín de preguntas al respecto de: idioma, dinero, necesidades básicas de supervivencia  e incluso de sí la migración valdrá la pena al mediano y largo plazo.



Estudiar Animación: Siendo Autodidacta

A lo largo de los años he encontrado alumnos, compañeros de trabajo y conocidos que han decidido tomar el camino del autodidacta. Un camino que les permite enfocarse desde muy temprano en las áreas artísticas (o técnicas) de su interés o preferencia.

estudiar-o-autodidacta-autodidacta

Las razones iniciales para decidir ser un autodidacta pueden ser muchas: falta de medios económicos, falta de tiempo, porque “no soy bueno para estudiar”, los maestros “no son buenos”, el plan de estudios o matrícula “no es bueno” o simplemente porque “todo se encuentra en internet”.

“El resultado siempre será visual, y la calidad depende enteramente de el tiempo y esfuerzo personal que cada quien ponga en su propio arte y desarrollo técnico. No hay profesor, escuela, instructor o tutorial que te vuelva bueno.”
– Luis de la Cerda, Lighting Lead en Cinesite

Lo que es un hecho es que los que se han entregado a la vocación del 3D afirman que han sacado un mejor provecho de su tiempo con tutoriales y practicando.



Ventajas

El autodidacta es dueño total de su tiempo y de su “plan de estudios”. El puede organizarse como mejor le plazca y balancear sus necesidades teóricas y prácticas como mejor le aproveche. Asimismo puede enfocarse en un tema por el tiempo que lo necesite para entenderlo y/o perfeccionarlo.

“Un mejor control de mi tiempo y economía. Decido en qué invierto específicamente después de analizar su valor y beneficio; pero es focalizado a un tema particular sobre el cual ya agoté los recursos gratuitos disponibles.”
– Hasiel Álvarez, Pipeline TD en Mainframe Studios

Aparte de la gestión de tiempo, el autodidacta tendrá a su mano infinidad de opciones para complementar sus conocimientos, sean cursos en línea, libros, revistas, tutoriales, etc. La gran ventaja para él es que potencialmente no está restringido en tiempo (tareas, actividades extracurriculares, etc) ni en gastos de colegiaturas.

Especializarse en lo que uno quiera / le apasiona

Uno de los caminos más eficientes y atractivos para los autodidactas son los cursos y diplomados especializantes. Las opciones para satisfacer los diferentes intereses, gustos y bolsillos son variadas: en general son cursos de forma presencial o cursos en línea que tienen una duración que va desde un par de semanas a varios meses.

Los cursos o diplomados presenciales normalmente van de un par de semanas a seis meses. Muchos son ofertados por las mismas escuelas (o universidades) que imparten licenciaturas ya que aprovechan la infraestructura que ya tienen. La dinámica es similar a cualquier centro de estudios: el alumno asiste, se le imparte una clase, hace ejercicios/tareas y (tal vez) desarrolla un proyecto final/personal. Las principales diferencias entre los cursos/diplomados y las licenciaturas, es que los primeros, suelen tener un enfoque más técnico con una menor duración y (a veces) un menor costo económico. Algunas escuelas reconocidas con cursos/diplomados presenciales: Gnomon, VFS, Dave School, entre otras.

Conoce Más: Comenzar con el Pie Derecho en el 3D

Pero son especialmente exitosos entre la mayoría de los artistas los cursos por internet. Su atractivo principal no solo es que puedes tomarlos desde cualquier parte del mundo, sino que además normalmente cuentan con profesores que son profesionales de la industria. Es decir, durante el día trabajan en estudios de animación, vfx o videojuegos y como part-time enseñan en éstas escuelas virtuales desde la comodidad de su casa. La dinámica enseñanza puede variar pero usualmente: son lecciones semanales pregrabadas donde el alumno recibe un tema a desarrollar, al final de la semana de trabajo hay una clase “Live” con el profesor para revisar ejercicios y resolver dudas. Algunos ejemplos de éstas escuelas son AnimationMentor.com, Ianimate.com, Animum3D.com, CGsociety.com, The Gnomon Workshop, etc.

Adobe Cloud - Photoshop & Lightroom

Es importante hacer notar que éstos cursos a pesar de que pueden dejar muy valiosos conocimientos técnicos no tienen la misma equivalencia que un título universitario.

La Libertad de la Práctica

En definitiva, la idea de poder dedicar horas y horas en hacer y aprender lo que a uno le gusta sin tener alguna restricción o limitación es bastante atractiva. Es precisamente ese sentimiento de libertad para dedicarse a proyectos personales y a las necesidades propias de aprendizaje lo que hace tan llamativo el método autodidacta para los artistas.

“El conocimiento adquirido por gusto y no por obligación sin duda alguna se retiene por más tiempo y de manera más profunda.” – Luis de La Cerda, Lighting Lead en Cinesite

Y si alguien se pone a comparar, es relativamente fácil ver “mas ventajas” en ser autodidacta: por un lado, asistir a un salón de clases con un plan de estudios con materias de “relleno” y apenas aprendiendo lo que a uno le interesa, ó por el otro lado, aprender de tutoriales con los temas que a uno le interesan y practicándolos en proyectos personales.

Es bien sabido que la práctica hace al maestro y conforme el artista practique más, mayores experiencias y conocimientos obtendrá de su área de interés; pero el conocimiento no se adquiere de buenas intenciones y con la libertad para practicar. Si un artista es totalmente libre de hacer lo que sea, a la hora que sea, como mejor le parezca, debe de contar con una rigurosa disciplina para obtener buenos resultados.

Entrar Más Rápido en el Mundo Laboral

En algunos casos, el no haber adquirido el título universitario no tiene como causa la falta de interés en este, sino la creación de oportunidades en otros lados. Algunas personas de la industria de animación encuentran fácilmente trabajo y por ende el cursar la universidad se convierte en “quitar tiempo” a lo que es ya una empezada carrera profesional. Estos profesionistas aún sin título o estudios, superará en años de experiencia (y en teoría, en calidad de su trabajo) a los recién graduados de una carrera que salen en ceros al ámbito laboral. 

Desventajas

El artista autodidacta va a tener la libertad para desarrollarse en el tiempo y forma que mejor le plazca pero tendrá que tener cuidado, ya que la libertad sin guía no lo llevará a ningún lado.



Para lograr un verdadero y eficiente auto-aprendizaje hay que ser disciplinado: es necesario ser estricto en la gestión del tiempo y enfocado en objetivos para así no desperdiciar el tiempo y poder obtener resultados visibles.

La Ausencia de Disciplina

Vagar por el internet, desperdiciar el tiempo, cambiar constantemente de proyectos, divagar, procrastinación, etc. serán de los peores enemigos de un autodidacta. En definitiva, el autodidacta tendrá que desarrollar una buena disciplina antes de lograr ser productivo. No importa que tenga libertad de aprendizaje, horarios; sin disciplina corre el riesgo de malgastar mucho de su tiempo.

Existen herramientas que ayudan a mejorar la productividad, una muy famosa es la Técnica Pomodoro que ayuda a optimizar el tiempo de trabajo. Otra técnica son los OKRs: definición de objetivos medibles a ejecutar en determinado rango de tiempo.

 

En definitiva, la falta de una rutina eficiente de trabajo nunca llevará al desarrollo de una productividad creativa. Y, entre más rápido el artista autodidacta se percate de la importancia de este atributo más rápido avanzará en su aprendizaje.

No estar Avalado por un Título Profesional

A pesar de ser físicamente sólo un papel, un título universitario de una institución reconocida tiene un valor que va mucho más allá de solo eso.

Es cierto que la habilidad artística y el demoreel son las principales cartas para obtener un trabajo como artista CG, pero es el título universitario el que avala en muchas otras situaciones que tal vez ahorita no has considerado. Por ejemplo, trámites gubernamentales, trámites de inmigración, revalidación de estudios en el extranjero, progresión a estudios de posgrado, etc. son algunos ejemplos donde el título comprueba tus aptitudes por encima de un portafolio o demoreel.

“En ciertos países de primer mundo – en mi caso, trabajar en Alemania – el no contar con un título universitario te cerraba automáticamente las puertas de entrar al sistema de inmigración de personal altamente calificado del país. Y no sólo eso, el gobierno Alemán cuenta con un sistema global de revalidación de estudios; ésto significa que si estudiaste en una universidad no avalada internacionalmente (conocida coloquialmente en México como “patito”), tus papeles se podían poner en retención indefinidamente hasta que dicha universidad fuera validada por el gobierno.”

– Osvaldo Mercado, socio en IndustriaAnimación.com

Es por lo anterior que hay que dejar claro el punto: tanto un demoreel/portafolio como un título universitario pueden llegar a ser muy importantes. Hay que pensar en ellas como herramientas, cada una sirve su propósito particular y está diseñada para ayudar a resolver sus respectivos problemas de una manera más eficiente, pero no todas las herramientas le sirven a todo mundo.

Estudiar Animación: Ir a la Universidad

A diferencia del autodidacta, el camino universitario tiende a ser más predominante entre los jóvenes. El estudio es una actividad que empezamos aproximadamente a la edad de 5 años y la cual continuamos durante una importante cantidad de tiempo; por lo que para muchos, la formación académica se convierte en un hábito.

estudiar-o-autodidacta-diploma

Aún así, el tema de la educación siempre será controversial; existen alumnos de una misma carrera que terminan con un sentimiento de haber malgastado su tiempo y su dinero, mientras que otros se graduan satisfechos con su aprendizaje. Independientemente de cuál sea el caso, es innegable que la experiencia de estudiar en la universidad deja valiosas enseñanzas y forja habilidades importantes.

Ventajas

En general los estudios universitarios crean un fundamento para tu vida y carrera profesional. El título te dará una “estampa” de ser una persona capacitada y la cual es fácilmente reconocida en cualquier parte del mundo.

“[El estudio] te permite explorar y descubrir qué buscas realmente, tú como persona.”
– Dorian Mastin, Director Regional del Departamento de Arte del Tecnológico de Monterrey

La carrera universitaria es un primer paso exploratorio antes de internarse en tu futura industria de trabajo.  Empezar a conocer los requerimientos de tu futura vida profesional es un conocimiento invaluable; ello te permitirá encontrar potenciales áreas de especialización, hacer futuros contactos profesionales y lo más importante, definir si realmente es eso a lo que te quieres dedicar.

Validación de tus Conocimientos

Es indudable: La manera universal más eficiente para comprobar la experiencia en tu área de trabajo es por medio de un título universitario. Al momento de tener que hacer un trámite gubernamental de poco te servirá mostrar tu demoreel, sin embargo tu título universitario será mucho más fácilmente aceptado por la mayoría de la gente.

“Un título universitario sirve como un respaldo que muestra que tienes cierto criterio y conocimientos en el área que te interesa y le indica al empleador que tienes las bases mínimas requeridas.” – Naila Burney, Voice Designer en Ubisoft Quebec

Si buscas emigrar deberías priorizar el obtener un título universitario; éste te hará la vida más fácil en todos los trámites migratorios y en la comprobación de conocimientos tanto en tu país de origen como en tu país destino. Y aquí es importante aclarar: no es que sea imposible hacerlo sin un título universitario, simplemente todo el papeleo y la acreditación se vuelven potencialmente más complicados sin uno.

Respaldo Universitario

Cuando vas a escoger una universidad no sólo es importante un buen temario y maestros competentes, existen más cosas a tomar en cuenta para sacar el mejor provecho del costo: alianzas con empresas y con otras universidades, reconocimiento de título en el extranjero, departamentos internos de investigación académica, movilidad internacional, porcentaje de empleabilidad de egresados, etc. Estas son algunas de las características o programas con los que podrían contar las universidades y de los cuales podrías aprovechar durante tu formación.

“Las universidades te exponen a tener sentido crítico y te permite explorar distintas disciplinas las cuales no buscarías por ti. Pueden gustarte o no, pero ayudan a perfilarte profesionalmente.” – Guillermo Dupinet, Lead Animator en Mikros Animation

Lo interesante es que todos estos programas son potenciales áreas para explotar y que tal vez no sabías que existían. Por ejemplo, enrolarse en un programa de investigación universitario que trabaja con Disney.  Tomar veranos profesionales para trabajar en una empresa y hacerte de experiencia laboral, tener la facilidad para hacer estancias educativas en universidades aliadas extranjeras, entre otros. En ocasiones, las puertas a la industria son abiertas por parte de tu universidad, y aún cuando existen ejemplos excelentes de los vínculos de los estudios a la industria profesional, también cabe añadir que algunas son particularmente malas en esto.



Sin embargo, lo que tienes que buscar son las experiencias enriquecedoras y sobre todo aquellas en las que estarás respaldado por la universidad y así progresar en tu desarrollo educativo. Interesantemente ellas podrían llevarte a una camino profesional que tal vez ni siquiera habías contemplado.

La Camaradería que se Transforma en Relación Profesional

Como universitario, uno de los puntos más importantes durante la universidad no fue realmente la clase, sino la camaradería y compañerismo que se crean ahí, y que en algunos casos terminan en relaciones profesionales años después. Es bastante conocida la historia de universitarios que se unen para hacer un estudio de animación, incluso no se debe olvidar la historia del propio CEO de Pixar – John Lasseter – que tuvo como maestros a veteranos animadores de Disney mientras que sus compañeros de clase incluía a futuros animadores y directores como Brad Bird (Los Increíbles, Ratatouille), John Musker (La Sirenita, Hercules, Moana), Henry Selick (Coraline, The Nightmare Before Christmas), Tim Burton (¿es necesario listar sus producciones?), y Chris Buck (Tarzan, Frozen).

Es sabido de generaciones enteras de artistas que crean un ambiente de competencia sólo por el hecho de superarse entre ellos, y es este aspecto psicológico y social que, aún cuando no sucede en cada aula de clase, puede presentarse durante tus estudios.

En mi experiencia personal y profesional, algunos de mis antiguos compañeros de clase ahora son compañeros de negocios o profesionistas a los cuales recurro cuando tengo trabajo extra con el que se que me pueden ayudar en sus estudios o servicios de freelance, o incluso cuando necesito asesoría profesional.

La Creación de Generalistas

Uno de los puntos más importantes en perseguir un título universitario es que se te forzará a aprender de diferentes cosas y de un gran rango de temas, lo cual te dara un aspecto más generalista que puedes ir mejorando y especializando conforme pasa el tiempo. No es nada extraño que a lo largo del tiempo alguien que habia pensado que su pasión estaba en A, termina haciendo Z, por lo cual el ser generalista te da un mejor panorama de lo que podría ser tu área de especialización más adelante. A su vez, esta generalización te pondrá a prueba en diferentes temas y habilidades y podrás (a lo mejor) descubrir ciertos temas que no sabías que te podían interesar.


La Accesibilidad a Intercambio Estudiantiles

Son pocas las universidades hoy en día que no ofrecen un sistema de intercambio a sus estudiantes, pero lo realmente interesante es que dependiendo del programa, puedes accesar a tener meses de experiencia y aprender animación en otra ciudad o país a cargo de tu escuela. Esta perspectiva adicional a los tradicionales cursos locales te pueden impular aún más en conocer más de la industria así como de tener más contactos e incluso experiencia profesional.

Desventajas

En donde la mayoría de las personas que he entrevistado en este tema y con las cuales he convivido a lo largo de los años; coinciden que en donde se encuentran las peores fallas del sistema universitario son sin lugar a dudas los planes educativos y el alto costo de muchas de ellas. Es cierto, hay universidades que ofertan planes de estudios que no tienen ningún sentido, con muchas materias de relleno, malos profesores y con un elevado (e innecesario) costo.

estudiar-o-autodidacta-colegiatura

Muchos mencionan el costo como un gran factor en contra, pero a mi parecer, es un problema que se puede trabajar. Si lo ves de cierta manera, una buena capacitación como autodidacta va a requerir una importante inversión -potencialmente más baja, pero la va a tener. Esto se puede solventar por medio de becas, apoyos financieros, préstamos, etc. Además, cuando realmente encuentras una buena escuela donde recibes una educación satisfactoria, no pesa “tanto” el desembolso de la colegiatura.

Donde sí he visto otro gran problema es en la planta docente, es decir profesores no calificados. Estos malos profesores, aunados a malos planes de estudio harán miserable la experiencia académica y es algo que incluso te puede llegar a afectar en tu trayectoria, pues la desmotivación continua puede llegar a ser una experiencia desgastante para el estudiante, al punto de abandonar los estudios.

Programas de Estudio de Baja Calidad

El plan de estudios se supone es la guía educativa que te va formar como un egresado capaz de integrarse sin dificultades en el ámbito profesional. La realidad es que muchas veces estos planes son hechos por gente que no tiene la menor idea de lo que se requiere o necesita en el ámbito profesional.

“Las universidades como institución tienen tiempos de reacción demasiado lentos, sus programas de estudios rápidamente se vuelven obsoletos desde la perspectiva de la industria.” – Alejandro García, Series Director para Netflix’s Legend Quest

Esta desconexión entre industria y academia, aunada en ocasiones a obligaciones por algún organismo educativo nacional o internacional de añadir ciertas materias, hacen que en muchas carreras se estudie todo menos de lo que se había prometido. Es de esperarse que los alumnos al verse en una farsa educativa se sientan frustrados por el dinero y el tiempo que están invirtiendo en ello.

Una buena práctica al buscar una universidad con un buen plan de estudios es la de hablar con los estudiantes que actualmente la cursan, ellos te podrán informar de primera mano y de forma imparcial cuales son las ventajas y las desventajas así como las fortalezas y debilidades de dicha universidad. A su vez, trata de conocer la universidad y sus eventos antes de aplicar a esta, así podrás tener una decisión más informada.

Fallas en el Cuerpo Docente

Todos tenemos recuerdos a lo largo de nuestra carrera académica de maestros que enseñaban con entusiasmo y emoción; ellos quienes podían transmitir ese mismo entusiasmo a los estudiantes para poder aprender hasta los temas más difíciles. También había maestros muy estrictos pero que dominaban perfectamente su tema y te hacían sufrir, pero eran tan buenos enseñando, que al final era impresionante todo lo que habías aprendido. Tristemente yo no tuve muchos como ellos.

Este es otro de los puntos oscuros de la enseñanza, tener que lidiar con profesores que no saben enseñar. Las razones de ello pueden ser muchas: no saben del tema, no les interesa, no saben enseñarlo, no están suficientemente capacitados, etc. Lo cierto es que ésta es una situación que puede ser común y que resulta bastante frustrante, sobre todo cuando te sucede en una clase con un tema que te interesa y te apasiona.



¿Y qué hacer cuando eso sucede? ¿Reportarlo? Tristemente muchas veces no pasa nada: hablarán con él, tal vez empezará a recibir alguna capacitación pero en el corto término muy probablemente continuará impartiendo su clase como antes. Es aquí donde se vuelve muy frustrante la situación, ya que el alumno tiende a no tener el control para poder cambiar las cosas más sin embargo tiene que seguir pagando por ellas.

Los Altos Costos de la Educación

El rezago educativo en muchas ocasiones no es debido a la falta de interés de una persona sino de los medios financieros para poder tener una carrera profesional y estudiar animacion. ¿Sería más que genial estudiar en CalArts, no? ¿o en Filmakademie Baden Württemberg?, sin embargo siendo realistas esta es una opción que pocos Iberoamericanos podrán fácilmente subsidiar de sus propios bolsillos y tendrían que entrar en temas de préstamos educativos, becas (que por cierto, dale un vistazo a este recurso de Alex Kong sobre becas para estudiar animación), a laborar mientras se estudia o en el peor de los casos, abandonar la educación. Los altos costos de algunos programas en el extranjero, o en el caso local, de tener una PC/laptop adecuada para una carrera en 3D pueden desmotivar a personas de seguir sus aspiraciones en la industria de animación.

La Creación de Generalistas (el lado oscuro)

Hoy en día es difícil encontrar posiciones de generalistas en el mundo laboral, lo que quiere que si no pudiste resaltar o especializarte en un área durante tus estudios, tus aspiraciones laborales pueden disminuir pues entrarías en ese bloque de personas que tienen un reel que no impacta en ningúna área. Un conocido describió el problema en una frase: “ser generalista es como tirar un vaso de agua en una mesa, el conocimiento es el agua, que se esparció por toda la mesa, sin embargo el agua no es nada profunda así como el conocimiento del generalista”.

Recomendaciones

¿Cómo cerrar un tema tan complicado y polémico como lo es el como estudiar animación? ¿Existe realmente un mejor camino? No creo que haya una respuesta sencilla a éstas preguntas o tampoco alguna que satisfaga ni que aplique a todos los públicos. Es un hecho que cualquiera que sea la decisión que se tome, las vivencias dependerán mucho de tu situación personal ya que siempre habrá ventajas y desventajas tanto en un camino como en otro y lo peor, nunca sabremos si el que tomaste fue en realidad mejor que el otro. Sin embargo, no tenemos porque hacer de la toma de decisiones algo negativo, sino verlo como algo que es parte de la vida y donde lo que buscamos es tomar la mejor decisión posible con la mayor información posible.

estudiar-o-autodidacta-dos-caminos

Sin embargo me animaré a cerrar con tres recomendaciones, estas son muy a caracter personal y basadas en mi experiencia profesional en la industria de animación; ya sea como socio de un estudio de animación durante casi una década, como un migrante profesionista ahora en día, como estudiante de un posgrado de animación, así como de maestro de bachillerato de animación, y del resultado de pláticas con compañeros de trabajo, alumnos y otros profesionales de la industria de animación:

  • Obtén un título, te hará la vida más fácil a lo largo de tu carrera profesional pero debes usar esta misma etapa para practicar por tu cuenta lo más que puedas. 
  • No esperes recibir todo de la universidad, ella solo te enseñará las bases; lo demás viene de tu propia iniciativa por aprender y de lo que será tu posterior experiencia profesional. No desperdicies estos años ni culpes a tu universidad en caso de que no tenga el programa que esperas.
  • Aprovecha el tiempo ya que pasa muy rápido y el aprendizaje de la animación, arte digital y CGI, requiere horas y horas de práctica. Aprende a saber, como es que te gusta aprender.

Conoce Más: La Animación 3D – Guía de Principiantes

 

Por último te dejo una serie de preguntas que podrían ayudarte a comprender mejor cuáles son tus necesidades.

  • ¿Tienes una idea clara de lo que quieres hacer?
  • ¿Ház analizado cuánto tiempo y dinero podrás dedicar a tu aprendizaje?
  • ¿Sábes hablar inglés?  
  • ¿Dónde te ves en 5 años? ¿o en 10?
  • ¿Tienes el enfoque necesario para sacarle provecho al tiempo durante el autoestudio?
  • ¿Que profesionales de la industria de animación admiras? ¿Son autodidactas o estudiaron en una universidad?
  • ¿Buscas trabajar fuera de tu país?

Y con esto, te deseo la mejor de las suertes en cualquiera que sea tu desición, y de como estudiar animación.

Agradecimientos

Quisiera agradecer a los siguientes artistas que me ayudaron con su valiosa opinión para poder completar éste post. En orden alfabético.

Hasiel Alvarez
Pipeline TD en Mainframe Studios

Oscar Burgos
Animator en MPC
https://www.linkedin.com/in/oscar-burgos-gomez/

Naila Burney
Voice Designer en Ubisoft Quebec
https://www.linkedin.com/in/nailaburney/

Luis De La Cerda
Lighting Lead en Cinesite
https://www.linkedin.com/in/luisalbertodelacerda/
https://www.artstation.com/rhex

Diego Duarte
Lighting Artist en Animal Logic
https://www.linkedin.com/in/diegoduart/

Guillermo Dupinet
Lead Animator en Mikros Animation
https://www.linkedin.com/in/dupinet/

Alejandro García Muñoz
Series Director para Netflix’s Legend Quest 
www.gamanimation.com

Roman Llanos

Dorian Mastin
Director Regional del Departamento de Arte del Tecnológico de Monterrey
https://www.linkedin.com/in/dorianmastin/

Paco Navarro
Socio en Exodo Animation Studios
www.exodoanimation.com

Omar Sealtiel
3D Artist en Jam City
https://www.artstation.com/sealtiel