Chicken Run

Chicken Run es una película animada, obra del aclamado estudio británico de Aardman Animations, mismo que se especializa en producciones animadas mediante el uso de stop motion y claymation. Tal es la maestría de este estudio en el uso de dichas técnicas, que varias de sus obras han sido nominadas a diversos galardones en la industria, siendo la película de “Wallace y Gromit” ganadora inclusive de un Premio Oscar como Mejor Película Animada en 2006.

Sin embargo, varios años antes de que “Wallace y Gromit” irrumpiera con éxito en el cine, Chicken Run fue el primer largometraje de Aardman Animations, dirigido por Nick Park y Peter Lord, cofundador del estudio. La historia nos presenta a un grupo de gallinas que busca escapar de la granja donde son atrapadas. De entre ellas se distingue Ginger, una gallina astuta e intrépida que intenta una y otra vez huir, aunque sin éxito. Para su sorpresa, de las alturas cae un gallo llamado Rocky, quien asegura ser capaz de volar. De esta manera, Ginger le pide su ayuda para que les enseñe a volar y así puedan escapar todas las gallinas antes de que sea demasiado tarde. Siendo estrenada en el año 2000, Chicken Run fue un éxito en taquillas al recaudar 224 millones de dólares, imponiendo en aquel entonces el récord para una película animada en stop motion.



Los planes para una secuela de Chicken Run iniciaron en 2018, cuando se anunció que Sam Fell sería su director, siendo Paul Kewley el productor responsable del proyecto en colaboración con los fundadores de Aardman Animations, David Sproxton y Peter Lord. Inclusive se ha confirmado el regreso de los guionistas del filme original para el desarrollo de la secuela. No obstante, la mayor sorpresa se dio el pasado 23 de junio, fecha que marcó a su vez el vigésimo aniversario del estreno de Chicken Run, cuando se confirmó que Netflix había adquirido los derechos para su secuela. Si bien se desconocen detalles acerca de la nueva trama, en esta nueva entrega conoceremos a Molly, la hija de Ginger y Rocky, quien deberá enfrentarse a un nuevo peligro que amenaza al grupo de gallinas. Se espera que la producción del filme inicie en el 2021.

“Fans alrededor de todo el mundo han esperado pacientemente por una secuela digna de Chicken Run, así que estamos muy contentos de anunciar en su vigésimo aniversario que hemos ideado la historia perfecta. Netflix es también el compañero ideal para este nuevo proyecto, ya que nos permite hacer la película que tanto queremos de la manera que mejor nos parece y compartirla con una audiencia a nivel global”. – Peter Lord, director creativo y fundador de Aardman Animations.

Con información de Deadline y Polygon.