6 Proyectos de Películas Stop Motion en América Latina

Desde hace varios años que estamos en presencia de una nueva oleada de realizadores latinoamericanos. Ya te habíamos comentado sobre tres esperadas producciones animadas en Perú y en esta ocasión te cuento sobre cinco interesantes proyectos de películas stop motion realizadas e impulsadas por latinos de países como Argentina, Chile, México, Uruguay y Colombia.

Estos artistas llevaron a cabo sus propias ideas con muñecos animados durante toda la pandemia del 2020, desafiando el panorama económico y en búsqueda constante de coproducciones que enriquezcan sus obras. En esta odisea, cada autor tiene sus propios desafíos que le depara de acá hasta la finalización de la película.

Las películas stop motion se distinguen por ser realizadas mediante una técnica que puede fascinar por su complejidad y estilo tanto a los grandes como a los chicos. La última película que pudimos ver, realizada foto a foto por hispanohablantes, fue “La Casa Lobo” de Joaquín Cociña y Cristóbal León (Diluvio), estrenada en 2018 en Chile y proyectada en diferentes festivales internacionales de cine como Berlín y Annecy.

Pero los sueños no se acaban ahí, hoy el panorama es mucho más favorable para el animador y productor regional para concretar sus obras. Ya sea por la amplia demanda de nuevas voces como las grandes oportunidades que podemos disfrutar en eventos como Pixelatl, la sección Animation! de Ventana Sur y el mercado de Chilemonos; entre otros.

Parece ser que para todos los artistas que tienen una pequeña historia que contar, su momento ha llegado y en este artículo te presento algunos de los proyectos de películas stop motion en América Latina.

 

Una puntada, una lágrima (Argentina, Colombia)

Películas Stop Motion en América Latina

Iniciamos la lista de películas stop motion en América Latina con esta coproducción entre Argentina y Colombia. Durante la mañana del 11 de marzo de 2000 en la región de María la Baja, Bolívar; un colectivo de mujeres fue intimidado por 200 paramilitares quienes las sacaron de sus casas para reunirlas en el parque, tratarlas como guerrilleras y amenazarlas de muerte. Esta es la historia verídica de un grupo de mujeres tejedoras que plasmó todo el horror sobre sus tapices para afrontar lo peor. Y fue el detonador que motivó al director colombiano Carlos Castro Macea para encarar este proyecto de largometraje.

Silvina Cornillón, coordinadora de Animation! en Ventana Sur, lo escuchó en un festival de Colombia y le recomendó a la argentina Isabel Macías para que ambos unieran fuerzas. El documentalista le ofreció la co-dirección a la animadora para de ese modo enriquecer los testimonios ya documentados de las tejedoras con la animación.

“Queremos usar ese mismo registro visual de las historias de las ’Tejedoras de Mampuján’ que contaron en sus tapices”, nos comenta Isabel Macías. Y añade sobre las similitudes con su trabajo personal: “Es muy afín con lo que yo hago, tanto en lo estético como en lo ideológico como pacifista”.

Macías es experta en animación textil (stop motion con tela) y se desempeña en el ámbito de la animación desde hace más de 10 años. El proyecto “Una puntada, una lágrima” sería su ópera prima en el mundo del cine animado luego de varios cortos premiados en stop motion. La propuesta es un documental animado sobre un grupo de mujeres tejedoras que tuvieron que abandonar sus hogares por la fuerza, donde los testimonios son plasmados y animados con muñecos de telas. Tejer es una forma de reconstruir, de sanar, de crear una comunidad y generar una identidad.

“Macea quiere retratar el 90% del tiempo del film con animación. No es una obra de ficción, es un documental muy riguroso. […] Es interesante animar a alguien que existe, alguien que está vivo”, declara Macías en una producción que les podría tomar entre 12 y 18 meses según el financiamiento que logre recibir.

Cabe aclarar que este proyecto surgió durante la pandemia mundial del año pasado y que toda su trayectoria fue de forma virtual hasta el momento. Y este camino ya está dando resultados. Desde su primer pitch en FIDBA (Argentina) y su presentación en ANIMARKT Stop (Polonia), el proyecto ha recibido la atención de productores y artistas. Entre ellos, el animador alemán Marcus Grysczok, quien se suma al proyecto como animador y hace nuevas pruebas de escenas junto a la co-directora del proyecto.

Género: Documental / Histórico
Productoras: Canal Cultura (Colombia) / San Quirino Estudios (Argentina).
Etapa del desarrollo: Preproducción en búsqueda de financiación.
Presentaciones: Festival Internacional de Documentales de Buenos Aires (FIDBA) 2020 – ANIMARKT Stop Motion Forum 2020 – Ventana Sur (Marché du film) 2020.

 

Coda (Argentina, Chile)

Películas Stop Motion en América Latina

Seguimos con la segunda de las películas stop motion en América Latina. Cuando el animador Juan Pablo Zaramella estuvo hospedado en Tenerife por los Premios Quirino durante 4 días, se sentó a escribir a full y a pasar todas las ideas que le venían dando vueltas en su cabeza durante años pero que no pudo sacar antes porque estaba desarrollando varios cortos animados a la vez. Largas horas de trabajo que darían a luz al primer borrador de “Coda”, su primer proyecto de largometraje animado en stop motion.

Pero el director argentino no estaba solo ya que durante ese evento en España se cruzó con el chileno Álvaro Ceppi (Zumbastico Studios). “Deberíamos hacer algo juntos”, era la frase que más se escuchaba en los pasillos de los festivales de animación cada vez que se veían. Y este primer boceto de película fue la excusa perfecta para que esta admiración mutua diera su primer fruto.

Así se formó el embrión de “Coda” que nos relata la historia de Nina, una niña rata que vive en una especie de submundo en el cual todos sus habitantes son ratas que creen que eso es todo lo que existe. Es un mundo oscuro que es iluminado únicamente por una luz que brilla muy alto por encima del submundo y al que le rinden culto todo el tiempo.

Además está controlado por los vigías, monjes de este universo, quienes los amenazan constantemente de que si no trabajan fuerte, todo ese mundo va a desaparecer. Las ciudadanos necesitan trabajar para que esa luz siga brillando para siempre.

Un día, Nina, por accidente, sale volando hacía la luz y descubre que ese agujero en realidad era la superficie de un volcán y que afuera el mundo es mucho más grande de lo que se imagina. Esta revelación es una especie de adaptación de la “Alegoría de las Cavernas” de Platón, en la cual Nina se dará cuenta de quién es ella y que es ese mundo que hay afuera. Una aventura que emprende hacia lo desconocido y que dará un giro a todo lo que conoce hasta ese momento.

Luego de irse con las manos vacías de una convocatoria de fondos en Chile, el dúo de animadores decidió reforzar este proyecto y volver a apostar un año y medio después en Ventana Sur 2019, ya con la idea más desarrollada y con una ida y vuelta con los chicos del estudio de Zumbastico.

Para esta convocatoria se logró un salto de calidad y se notó la diferencia entre un año y otro: no sólo quedaron seleccionados para presentar en Animation! sino que ganaron el premio mayor para presentarlo en el Festival Internacional de Annecy (Francia), evento que se llevó a cabo el año pasado de forma online y donde, también, lograron cosechar dos premios más, una de ellas fue una residencia en Ciclic (Francia) que se desarrollará en la segunda mitad de este año (si la pandemia lo permite).

Todos estos logros dieron el primer empujón para el desarrollo actual de “Coda”. Sin embargo, la financiación es un camino muy largo para cualquier productora latinoamericana: “Lo que nos queda claro es que con lo máximo [de dinero] que podemos juntar entre Argentina y Chile, no podemos hacer esta película. No nos alcanza el presupuesto. Incluso en su versión más económica. No es una película particularmente cara, pero es muy difícil de pagar con los fondos que pudimos conseguir hasta el momento”, aclara Zaramella en cuanto a la búsqueda interminable de la financiación del film.

Adobe Cloud - Photoshop & Lightroom

Género: Comedia / Aventura
Productoras: Juan Pablo Zaramella Studio (Argentina) / Zumbastico Studios (Chile)
Etapa del desarrollo: Preproducción en búsqueda de financiación para producción y en búsqueda de coproductora.
Presentaciones: Ventana Sur (Animation!) 2019 – Festival Internacional de animación de Annecy (MIFA) 2020.

 

Puerto Papel, la película (Chile)

Seguimos con la tercera de las películas stop motion en América Latina. Desde el 2015, la serie animada chilena “Puerto Papel” ha conquistado la pantalla chica de toda Latinoamérica. El show que se transmite por los canales Gloob (Brasil), Señal Colombia (Colombia), Pakapaka (Argentina), TVN (Chile) y Discovery Kids; surgió gracias a una gran coproducción de los países anteriormente mencionados más el apoyo del Consejo Nacional de Televisión de Chile (CNTV), una estrategia de coproducción y financiamiento internacional que supo llevar a cabo su creador, Álvaro Ceppi, a largo plazo.

“Puerto papel” hoy ya tiene dos temporadas al aire con más de 52 episodios emitiéndose. Con todo este desarrollo a lo largo de cinco años, el director decidió hacer el desembarco más ambicioso de la serie: “Puerto Papel, la película”, el segundo largometraje animado en stop motion en Chile luego de “La Casa Lobo” (El diluvio) y la primera película del estudio en cuestión.

Hace unos años, el artista chileno buscó hacer un proyecto que le dé lugar a la innovación y descubrió que no habían explotado la animación con personajes hechos en papel, por lo que comenzó a innovar por este costado. Alejados de la plastilina y con los ojos bien puestos en marionetas de papel, comenzaron a desarrollar una serie con animación stop motion en papel (denominado papermotion). Tal es su innovadora técnica y su inusual sentido del humor que ha sido traducida al inglés, portugués y, recientemente al chino, entre otros idiomas.

Películas Stop Motion en América Latina

La serie homónima cuenta la historia de Matilde, una niña de 12 años quien todos los días se despierta con absurdos poderes que no puede controlar ni predecir. Junto a sus nuevos amigos, su abuelo y mascota del pueblo costero, Matilde vivirá grandes aventuras en un puerto donde nunca nada asombroso había pasado hasta entonces. La propuesta de película seguirá esta misma línea de aventura pero en formato de largometraje y pretendiendo superar lo ya logrado en la serie.

“Zumbastico tiene una gran maquinaría, llevó adelante una serie [Puerto Papel] muy compleja de producir aquí en Latinoamérica.Y ellos tienen muy buenos desarrollos de guiones, de historias con un componente muy humano. Una cuestión muy interesante a la hora de buscar aliados.”, elogia Zaramella a su coproductor en Coda.

Al igual que su par argentino “Coda”, este proyecto chileno consiguió financiamiento para su proceso en el programa Ibermedia para continuar con su desarrollo en la preproducción. Pero con las instancias nacionales nunca alcanzan en América Latina. Desde el 2019, el estudio chileno fue adquirido por Pipeline Studios Group de Canadá para llegar a más alcance internacional y así asegurarse el financiamiento.

Género: Comedia / Aventura.
Productora: Zumbastico Studios (Chile).
Etapa del desarrollo: Preproducción. En búsqueda de financiación.

Recursos de Animación

 

La balada del Fénix (México)

Seguimos con la cuarta de las películas stop motion en América Latina. El reciente estudio Cinema Fantasma quiere seguir contando historias, luego del exitoso corto “Revoltoso”: ganador de grandes premios en festivales y apoyado por Guillermo del Toro. Este estudio ahora tiene entre manos un proyecto de película animada sobre un mundo fantástico donde reúne lo mejor de todos sus trabajos con marionetas: “La balada del Fénix”, su primera película en stop motion con grandes costos de producción.

En el proyecto conoceremos a Virian, la única que tiene el poder de elaborar el elixir de la vida eterna a través de la alquimia. Ella es una trasgo azul todopoderosa y que puede emitir fuego a voluntad. Todo es confusión cuando descubre que su padre moribundo, el rey Terrowyn, es un tirano y debe decidir entre salvar la vida del rey o salvar al reino de su cruel régimen. Ella se escapará del castillo y viajará a través del reino con la guía del peor enemigo de su padre, Arthos (A.k.a Fénix), un fénix sabio, para entender qué debe hacer.

Fénix nace al amanecer y muere al anochecer todos los días y le ofrece a Virian una oportunidad para aprender sobre la vida en su camino. Durante este asombroso recorrido, conocerán a personajes fantásticos que les ayudarán a responder sus dudas y a encontrar una solución a este dilema.

Películas Stop Motion en América Latina

Situada en una versión de la época medieval, el trabajo está pensado en su totalidad en stop motion y con un valor de cinco millones de dólares. Los directores y creadores del film, Roy y Arturo Ruiz, movilizaron este proyecto desde 2018 donde llevaron, de aquí y allá, sus muñecos de stop motion por varios festivales y mercados como Pixelatl (Cuernavaca, México) y Animation! de Ventana Sur (Buenos Aires, Argentina).

“No dormimos por una semana. Animamos sin parar para poder terminar el teaser de la película”, me contaron los hermanos Ruiz durante su presentación del pitch en Argentina. El video fue una pequeña sorpresa dentro de la presentación y se pudo ver cómo Virian y Arthos cobran vida en la pantalla grande para contarnos sobre la trama principal de la obra, y así mostrar el talento con el cuál se iba a realizar la obra. Dentro del proyecto se encuentran sus animadores selectos del estudio. Además se suma al talentoso y reconocido director mexicano Carlos Carrera (Ana y Bruno, El héroe) en la producción.

Género: Fantasía / Aventura
Productoras: Cinema Fantasma (México).
Etapa del desarrollo: Preproducción en búsqueda de fondos y coproducción.
Presentaciones: Pixelatl (IdeaToon) 2018 – Ventana Sur (Animation!) 2018 – Festival Internacional de animación de Annecy (MIFA) 2019.

 

Inzomnia (México)

Seguimos con la quinta de las películas stop motion en América Latina. El director mexicano Luis Téllez Ibarra produce desde el 2014 “Inzomnia”, el primer largometraje en stop motion de México. Cabe destacar que durante un largo tiempo se podía visitar el Museo Trompo Mágico (Jalisco, México) para ver todo el proceso de producción, desde bocetos hasta los mismo muñecos de la cinta animada.

Después de más de 25 años haciendo animación, a Téllez le surgió la idea para una película cuando tuvo que realizar una entrega a las corridas con la que quedó poco satisfecho con el resultado. Mientras se preguntaba cómo hubiese quedado si tuviera más tiempo, se daba cuenta de las consecuencias negativas que implican dedicarse full time al trabajo. Es así cómo surge este mundo despótico de “Inzomnia”, un universo donde no se duerme y su gente padece una vida monótona sin soñar.

“Eso es una anécdota. Lo importante es hacer buenas películas y no ser el primero […] Queremos hacer una buena película que tenga un nivel importante y que pueda competir con otras cinematografías internacionales”, comenta Téllez respecto a este futuro logro primerizo durante la edición virtual 2020 de la Comic-Con San Diego.

En la propuesta podemos encontrar a Camila, una niña de 10 años, quien vive en un mundo distópico donde los gobernantes han creado la pastilla Inzomnia, que evita que la gente duerma logrando así que su población pueda trabajar 24 horas sin parar. Camila, inmune a la pastilla, tendrá en sus sueños una aventura por el increíble mundo mitológico griego, y así podrá entender lo que está sucediendo con su pueblo y convertirse en esa heroína que necesitan.

Películas Stop Motion en América Latina

Al igual que su corto animado en stop motion “Viva el rey” (2017), el director hace hincapié a una preocupación social en su película familiar sin dejar afuera la aventura para que cualquiera pueda seguirla. Pero que, para el espectador atento, tiene algunas que otras referencias.

Asimismo, este proyecto está realizado por un conjunto de grandes artistas femeninas como lo son: Karla Castañeda (Jacinta, La Noria) como diseñadora de Producción, Paula Astorga Riestra como productora y Francesca Berlingieri (Pollitos en Fuga, El Cadáver de la Novia, Paranorman, y Fantastic Mr. Fox) como directora artística. Además el estudio decidió ampliar su realización con contribución internacional y construyeron muñecos para el film con el estudio polaco Momakin (Pedro y el lobo). Cabe mencionar que se distingue de las demás películas stop motion en esta lista puesto que es la única que no se encuentra apenas en proceso de preproducción.

Género: Aventura fantástica / Ciencia Ficción.
Productoras: Inzomnia Animación (Mexico).
Etapa del desarrollo: Producción.
Presentaciones: MAI! (Chilemonos) 2014 – Ventana sur (Animation!) 2017.

 

Pueblo chico (Uruguay, Argentina)

Terminamos con la lista de películas stop motion en América Latina con esta colaboración entre Uruguay y Argentina. El animador uruguayo Walter Tournier pelea por sacar adelante su segundo largometraje de animación luego de estrenar “Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe” (2012). Junto al estudio Nuts Media de Argentina, el rioplantense pone en juego lo que podría ser su última obra en su carrera de animador.

Con un presupuesto de más de 2 millones de dólares y una duración de 80 minutos, el proyecto apunta a terminarse sí o sí. Presentada en el 2017 en Animation! de Ventana Sur (Buenos Aires), la realización ha tenido años y años de elaboración y preproducción. Un desafío que alienta aún más a terminar el largo.

“Las ganas siempre están, se mantienen. Y queda la parte más difícil, la más complicada. No es la idea de una película, ni el guion, ni nada. Sino la financiación“, afirma su realizador en el backstage oficial del estudio La Suma (Uruguay). Y agrega: “Yo siempre pensé que a los realizadores latinoamericanos les costaba mucho hacer su primera película y que la segunda era mucho más fácil. Pero ahora ya no lo creo más porque para ser la segunda película nos está llevando demasiado tiempo ya”.

Películas Stop Motion en América Latina

En la película podremos ver a los habitantes de Pueblo Chico, quienes se dedican a la producción lechera y están sometidos a frecuentes cortes de energía que paralizan todas las actividades y les provocan malestar. Una pequeña ciudadana llamada Olivia, su vaca Celestina, su hermano Tomás y su excéntrico abuelo Don Trigémino descubren una forma de encapsular las flatulencias que las vacas despiden a la atmósfera para transformarlas en energía útil.

Pero Ben Detuti, un vendedor callejero, explota el proyecto vendiendolo comercialmente fuera del pueblo y genera una gran demanda. Las compras crecen de forma inesperada que para cubrir las necesidades de producción, Ben Detuti lleva hasta el límite la exigencia hacia los animales y productores de los tambos. Todas las vacas son esclavizadas para producir mayor flatulencia. El grupo protagónico deberá enfrentar al vendedor para salvar a su amiga Celestina y así poder volver a jugar nuevamente en el pueblo como en los viejos tiempos.

Género: Aventura / Comedia
Productoras: La Suma (Uruguay) / Nuts Media (Argentina).
Etapa del desarrollo: Preproducción. En búsqueda de co-productores internacionales.
Presentaciones: Ventana sur (Animation!) 2017 – Festival Internacional de animación de Annecy (MIFA) 2018