Cartoon Saloon y Guillermo del Toro Hablan Sobre WolfWalkers

Wolfwalkers es una película animada de fantasía y aventura, dirigida por Tomm Moore y Ross Stewart. La animación está a cargo de Cartoon Saloon y Mélusine Productions, estudios animados europeos ubicados en Irlanda y Luxemburgo respectivamente. Su historia nos lleva al pasado, cuando la magia y la superstición reinaban en el mundo. Esta es una producción original de Apple TV, estrenada a finales del 2020 y que además ha sido elogiada gracias a su elenco de voces, profunda narrativa e increíble nivel de animación.

Al ser considerada como una de las mejores películas animadas de los últimos años, muchos se han preguntado cuáles fueron las influencias detrás de esta cinta y el proceso creativo que siguieron los artistas de Cartoon Saloon para producirla. Afortunadamente, American Cinematheque organizó una conferencia virtual con los directores de Wolfwalkers para poder hablar sobre todo esto y responder a algunas de las preguntas del público. Por si fuera poco, se contó además con la presencia de Guillermo del Toro, un reconocido artista y cineasta mexicano, quien estuvo presente en la conferencia como moderador.

Por su parte, los directores de Wolfwalkers son Tomm Moore y Ross Stewart, ambos artistas experimentados que han formado parte de Cartoon Saloon desde sus inicios. No sólo eso, sino que Moore es de hecho uno de sus fundadores, mientras que Stewart es responsable del departamento de arte en el estudio. No obstante, la producción de Wolfwalkers le dio la oportunidad de tomar el papel de director por primera vez.

 

LA IMPORTANCIA DE LA ANIMACIÓN TRADICIONAL

Wolfwalkers es la más reciente producción de Cartoon Saloon

“La mayoría de la industria actualmente ha optado por enfocarse en la animación 3D. Por su parte, en Cartoon Saloon han aprendido a valorar, conservar y honrar las distintas lecciones y tradiciones que se han ido dando desde los inicios de la industria animada. Esto es evidente tanto en sus diseños y animaciones, pero lo interesante es que también combinan todo esto con los avances tecnológicos de hoy en día. Lo que hacen es increíblemente artístico”.Guillermo del Toro.

Efectivamente, Guillermo del Toro afirma que la atención al detalle se puede apreciar hasta en cosas tan sencillas como los distintos tipos de trazos y líneas que se usan en Wolfwalkers. Por ejemplo, el mundo humano donde habita Robyn se caracteriza por tener líneas rectas y colores fríos, mientras que la naturaleza que rodea a Mebh presenta líneas curvas e irregulares, así como colores cálidos.

Stewart afirma que una vez que definieron la historia, dos niñas con bastantes similitudes pero que habitan en dos mundos totalmente diferentes, fue crucial hacer notar este contraste entre ambos personajes y los escenarios que les rodean. Para ello, decidieron utilizar distintas herramientas de lenguaje visual, como lo fueron trazos, paletas de colores, composición y perspectiva.

Otro ejemplo de esto es como en el pueblo humano, el espacio se siente bastante limitado al estar completamente rodeados de edificios. Además el cielo no es visible y los angostos pasillos dan la sensación de estar encerrado en un laberinto. Esto representa la misma visión cerrada y limitada que tienen los personajes puritanos que habitan el pueblo.

Por otro lado, el bosque cuenta con amplios espacios abiertos, donde es claro que sus habitantes disfrutan de libertad y tranquilidad. Todo esto se refleja a la vez en el desarrollo de la historia: Robyn debe decidir si quiere permanecer en un mundo limitado y reprimido o si desea ser como Mebh, con libertad de hacer lo que quiera con su vida.

“Hay algo en el dibujo tradicional que resulta muy distintivo, permitiendo controlar el aspecto de tus personajes y escenarios con una mayor libertad. De hecho, la manera en que dibujas termina siendo una expresión artística en sí misma, desde los trazos y el entintado hasta la aplicación de colores”. – Tomm Moore, director de Wolfwalkers y fundador de Cartoon Saloon.

Guillermo del Toro está de acuerdo con esto, afirmando que este tipo de detalles generan un mayor impacto tanto visual como emocional en cada escena. No obstante, nada debe parecer arbitrario. No basta con que un dibujo o estilo en particular se vea bien, sino que también debe ir acorde al mensaje de una historia. Es importante que todos los diseños, tanto de personajes como escenarios, se justifiquen mediante razones narrativas.

De nada sirve tener elementos visuales que puedan llamar la atención pero que no tengan sentido dentro de la historia. Pero en sus propias palabras, este no es el caso de Wolfwalkers, ya que todo logra integrarse tanto artística como narrativamente.

Por otro lado, hay películas donde puedes ver las imágenes en movimiento, pero que en opinión de Guillermo del Toro, no están “animadas”. Ya que para él, trabajar en animación involucra darle un “alma” a los dibujos y que estos se sientan como personajes vivos, no nada más como imágenes en movimiento.

En ello concuerda Tomm Moore, agregando que esto resulta más fácil mediante la animación tradicional y el uso de dibujos hechos a mano. En este aspecto, Moore afirma que Into the Spider-Verse es otro gran ejemplo de lo que se puede lograr al combinar animación tradicional con la tecnología y el uso de cgi.

“Mi objetivo es liberar al género animado e impulsarlo como un medio de arte dirigido a toda clase de personas. Desde hace muchos años se ha limitado y castigado a la animación haciéndola ver como simplemente un medio de entretenimiento para niños. Pero las cosas están cambiando. Espero algún día lograr influenciar e impulsar la animación de algún modo como lo están haciendo en Cartoon Saloon”. – Guillermo del Toro.

 

EL PROCESO CREATIVO EN CARTOON SALOON

Wolfwalkers es la más reciente producción de Cartoon Saloon

Ross Stewart afirma que en su caso y el de Moore, al tratarse de artistas con muchos años de experiencia, ya muchas veces están acostumbrados a las ideas y métodos que tienen. Y aunque es verdad que como directores fueron los encargados de dirigir la producción de Wolfwalkers y mantener una visión clara, siempre están entusiasmados de colaborar con los otros artistas de Cartoon Saloon y experimentar con nuevas ideas.

De hecho, a través de los años el equipo de Cartoon Saloon ha ido creciendo. Hay toda clase de miembros: desde los veteranos que han permanecido en el estudio desde sus inicios, hasta artistas que son recién egresados de la universidad. Juntos logran una combinación de ideas frescas y conceptos con experiencia.

“Cuando estoy dirigiendo la película de Pinocho, no quiero que las computadoras sean quienes tomen decisiones de cómo animar a los personajes. Personalmente prefiero ir con los artistas y animadores, les explico la idea que tengo para una determinada escena pero les pregunto su opinión y de qué manera podrían mejorarla”. – Guillermo del Toro.

Wolfwalkers es la más reciente producción de Cartoon Saloon

Tomm Moore tomó un enfoque similar, al decidir involucrarse más en el trabajo de los artistas en distintos departamentos del estudio. Por supuesto, esto no significa que simplemente estaba diciéndoles que hacer y dándoles órdenes, sino apoyando en sus distintas labores, desde el clean up, hasta la supervisión de animación, diseño de personajes y más.

Tomm afirma que como director es importante rodearse de gente talentosa y dispuesta a opinar, no únicamente de gente que todo el tiempo te de la razón. Guillermo del Toro está totalmente de acuerdo, ya que esto es lo que hace que una producción audiovisual crezca y evolucione hasta alcanzar su mayor potencial.

¿De donde tomaron la inspiración para desarrollar la cinta de Wolfwalkers? ¿Cuáles fueron las referencias utilizadas por los artistas de Cartoon Saloon? En opinión de Stewart, es importante tener muchísimas referencias e influencias a la hora de inspirarse y trabajar en el diseño de personajes o escenarios. Si solo tienes 3 o 5, te arriesgas a que tu trabajo parezca una copia de una copia. Por eso, debes hallar la manera de integrar todas tus referencias a la vez que le das un toque de tu estilo personal.

De hecho, Ross Stewart explica que para Wolfwalkers tomaron toda clase de referencias: desde cómics y novelas gráficas hasta esculturas, libros infantiles, fotografías de edificios y más. Su carpeta de referencias se compuso de cientos y cientos de imágenes distintas. Moore añade que también ciertas influencias se han vuelto parte del estilo mismo que se maneja en Cartoon Saloon a lo largo de los años.

 

EL FUTURO DE LA INDUSTRIA DE ANIMACIÓN

“Pienso que la evolución de Cartoon Saloon es increíble. En mi opinión, Wolfwalkers es una de las películas más artísticamente completas que he visto. Este es un momento a través del cual muchos animadores podrán inspirarse y cambiar la industria. La época en la que vivimos actualmente, donde ciertas corporaciones la dominan y deciden el rumbo de la animación, debe terminar. Tanto la audiencia como la siguiente generación de animadores está lista para hallar un mejor camino”. – Guillermo del Toro.

Tomm está completamente de acuerdo, afirmando que no solo como animador sino como artista en general, es crucial hallar la manera de enseñar todo lo que has aprendido. Los creativos de ahora deben asegurarse de que la siguiente generación puede no solo continuar con su trabajo sino inclusive mejorarlo.

Guillermo del Toro concluye con que los artistas de Cartoon Saloon abrazan las tradiciones e historia de la animación a la vez que buscan nuevas maneras de impulsarla. Wolfwalkers es precisamente un claro ejemplo de ello.

Adobe Photoshop y Lightroom a Precio Especial

“Si realmente les gustan este tipo de películas, es muy importante poder hablar de ellas y ayudar a que cada vez más gente las conozca. Otras compañías y estudios cuentan con enormes estrategias de marketing y presupuestos para publicidad, pero producciones como Wolfwalkers son las que realmente innovan la industria. Son las que más necesitan de nuestro apoyo”. – Guillermo del Toro.