Storyboard para Cine y Televisión: Diferencias, Ventajas y Retos

Quizás al ver una serie o película no te des cuenta de ello, pero el storyboard es uno de los elementos más importantes en cualquier producción, ya que se encarga de tomar las palabras del guión para trasladarlas de manera visual. De esta manera puede ser similar a hacer un cómic, pues consiste en contar una historia mediante dibujos. Y la importancia del storyboard radica en que estos dibujos representan el plano a seguir para todo lo que se necesita hacer posteriormente en una producción audiovisual. Sin embargo, el proceso puede variar dependiendo del tipo de proyecto en que se esté trabajando. Por eso aquí te explicamos más a detalle acerca de las diferencias que existen entre hacer el storyboard para cine y televisión.

 

MANEJO DEL TIEMPO Y HORARIOS DE TRABAJO

Ya sea que se trate de una película en live action o una serie animada para televisión, es cierto que a final de cuentas se realiza el mismo trabajo en ambos casos. No obstante, también hay diferencias importantes. Por ejemplo, el tiempo disponible para hacer el storyboard de una serie de televisión suele ser menor que en el caso de una película. En una serie animada se dispone de 2 a 6 semanas para tener el storyboard completamente corregido y aprobado para enviar a los animadores. Esto puede extenderse hasta 8 e incluso 12 semanas en caso de que cada episodio dure más de 30 minutos. Mientras tanto, en una película se suele tener varios meses para trabajar en el storyboard, desarrollando cada escena con mayor detalle.

Esto debido a que en una serie animada constantemente se están produciendo nuevos capítulos. Lo que significa que el equipo debe hacer su parte de manera rápida y eficiente para que el flujo de trabajo se mantenga en orden. Por ello uno de los mayores retos es saber manejar los tiempos necesarios para completarlo antes de la fecha de entrega. Esto en ocasiones da lugar a noches y fines de semana trabajando en terminar un storyboard para televisión. Ahí se valora que puedas trabajar a un ritmo mucho más rápido.

Imagen propiedad de Cartoon Network.

Por su parte, al hacer storyboard para cine debes tener la habilidad de hacer dibujos más detallados y con aspecto más cinemático. El ritmo de trabajo es completamente diferente así como la manera en que puedes desarrollar una historia. Regularmente, en un capítulo de una serie se tiene de 12 a 25 minutos pero una película dispone de 90 minutos o más. Así que en una serie se espera que hagas dibujos con un ritmo de producción más acelerado, mientras que en una película tienes más tiempo para hacer tu trabajo, pero por lo mismo se espera que sean más elaborados. Adicionalmente, en una película debes participar en más reuniones, aportando ideas que ayuden a desarrollar más la historia o a sus personajes.

“En mi experiencia y opinión personal, podría decir que hay más libertad al hacer storyboard para cine. Es más fácil mantener un balance entre el trabajo y la vida personal en este tipo de producciones. Sin embargo, debo admitir que el trabajo se complica cuando hay que tener todo listo para las proyecciones ante los ejecutivos del estudio. Es ahí donde se compilan todos los paneles para crear un animatic, por lo que tanto artistas de storyboard como miembros del departamento de edición deben trabajar duro para tenerlo listo. En ocasiones se requieren ajustes o paneles nuevos, mismos que deben hacerse lo más pronto posible”.Toniko Pantoja, artista de storyboard que ha trabajado en producciones para cine y televisión.

 

EL PITCH DE UN STORYBOARD PARA CINE Y TELEVISIÓN

Storyboard para Cine y Televisión

Imagen propiedad de Dreamworks.

Una vez que el artista tiene su primera versión de la secuencia lista, es hora de presentarla ante el director o encargado de supervisar los storyboards. Normalmente el artista va mostrando cada panel, uno a uno, leyendo los diálogos o hasta haciendo las voces de los personajes para crear el tono de la escena. Aquí es muy importante tener en cuenta el timing, es decir, que tan rápido o lento avanza la secuencia así como la manera en que se pronuncian las líneas de diálogo. Esto crea una experiencia un poco más inmersiva.

Debido a las restricciones de tiempo que se tienen en una serie de televisión, los artistas de storyboard graban la secuencia en video con los paneles y el audio para así rápidamente enviarla a revisión. Se reciben los comentarios del director de episodios, se hacen ajustes y se repite nuevamente el proceso hasta que finalmente se tiene el storyboard aprobado. Al menos en la mayoría de los casos.

Esto es una ventaja que se tiene sobre hacer storyboard para cine. El ritmo de producción es más acelerado y se cumplen con fechas estrictas. En cambio, la producción de una película puede demorar años e incluso ser postergada indefinidamente, tal como pasó durante la pandemia mundial. A veces incluso se descartan o retrabajan escenas enteras, lo cual sucede en casos donde se reemplaza a los escritores o directores del proyecto. Peor aún, hay películas que se cancelan o jamás se estrenan, por lo que todo el trabajo de los artistas puede ser en vano.

 

ORGANIZACIÓN DEL EQUIPO Y PUESTOS DE TRABAJO

Imagen propiedad de Dreamworks.

La estructura del equipo de trabajo también suele ser diferente en ambos ámbitos. En una producción para cine, los artistas de storyboard trabajan bajo la supervisión del líder del departamento de historia, donde también se encuentran los guionistas. El líder de este departamento a su vez sigue las indicaciones del director y sirve como un enlace con el resto de los artistas en su área. Se encarga también de definir el estilo a seguir en el storyboard para cine y en ocasiones incluso es responsable de dibujar la mayoría de las secuencias. En resumen, la organización es bastante sencilla y por lo general sólo hay de 5 a 10 artistas en este departamento. Por supuesto, esto puede variar dependiendo de la escala del proyecto, ya que en ocasiones se contratan a artistas adicionales conforme la producción se vuelve más compleja.

En el caso de una serie animada, las cosas son un poco más complicadas. En primera instancia tenemos a los artistas de storyboard, quienes están bajo la supervisión del director de episodios. Adicionalmente están los revisionistas del storyboard, quienes se encargan de mejorar los dibujos en cada panel de la secuencia: ya sea arreglando trazos o borrando líneas guía. Por lo general, estos son artistas que apenas están empezando en la industria y no tienen mucha experiencia.

Dependiendo de las observaciones del director de episodios, puede que los artistas de storyboard necesiten rehacer una secuencia por completo o que únicamente los revisadores arreglen los detalles finales en la escena. Por ello, se tienen 3 o 4 semanas para crear la primera versión del storyboard y otras 2 o 3 semanas para hacer todos los ajustes necesarios, al menos en el caso de episodios que duran 20 minutos.

Si hay muchos episodios, puede que también se necesiten múltiples directores y que por lo tanto los artistas se dividan en varios grupos. Eso dejaría la organización de esta manera: revisionistas y artistas de storyboard que trabajan bajo el director de episodios, quien a su vez sigue las indicaciones del director, quien finalmente está por debajo de los escritores, creadores y productores del show.

 

CONCLUSIONES: ¿ES MEJOR HACER STORYBOARD PARA CINE O TELEVISIÓN?

Imagen propiedad de Netflix Animation.

Como puedes ver, la actividad puede ser la misma pero existen varias diferencias importantes a la hora de hacer un storyboard para cine o televisión. Si apenas estás comenzando tu trayectoria profesional, lo más recomendable es empezar como revisionista en una serie de televisión. Es ahí donde podrás adquirir más experiencia, la cual te permitirá escalar a mejores puestos de trabajo en el estudio o incluso postularte para una producción de cine. También ten en cuenta que en una serie animada lo más importante es dibujar rápido. Esto puede causar presión en poder cumplir las fechas de entrega pero también hay cierta simplicidad en que solo tienes que dibujar día tras día.

En cambio, si piensas hacer storyboard para cine puede que no solo tengas que dibujar la secuencia de una escena en particular, sino que también acudas a juntas para el desarrollo de la historia, contribuyas al animatic así como otras piezas promocionales de la cinta. Tienes más tiempo para hacer tu trabajo pero también hay más actividades de las cuales hacerse cargo. Así que en conclusión, ninguno es mejor que el otro, todo depende de tu nivel de experiencia y las actividades a las que quieras dedicarte.

Finalmente, en Industria Animación queremos ayudarte a crecer sin importar el camino que elijas seguir, ya sea una serie o película. Es por eso que te recomendamos leer nuestras notas sobre cursos y consejos para aprender más de storyboard. Podrás encontrar desde tips de artistas profesionales en Netflix, Sony Pictures Animation y Pixar, hasta recursos gratuitos para mejorar tus habilidades.

También te recomendamos ver el canal de Toniko Pantoja en Youtube, donde no solamente se habla más a detalle sobre las diferencias entre trabajar para cine o televisión, sino que además cuenta su experiencia en la industria animada. Incluso encontrarás consejos sobre dibujo y animación.

Adobe Cloud - Photoshop & Lightroom
Storyboarding Differences - Feature VS Series -