Sol Levante: El futuro del anime en Netflix

Lejos de ser simples caricaturas, el intrincado estilo del anime así como su gran variedad de historias lo han convertido en no solo una forma de arte sino uno de los géneros más populares de la animación. Desde sus orígenes en 1907 hasta hoy en día, la animación japonesa ha creado incontables obras reconocidas en todo el mundo. Tan sólo en 2016, se estimaba que el 60% de las series animadas en transmisión pertenecían al género del anime. Por esto, cada vez es más común ver series de anime en televisión y plataformas de streaming.Ahora con Sol Levante, el futuro del anime en Netflix comienza a vislumbrarse.

Sol Levante es una producción original de anime en Netflix. A pesar de contar únicamente con un episodio, su estilo de animación se considera completamente innovador y revolucionario. Producido por el Departamento de Tecnologías Creativas de Netflix en colaboración con Production IG, Sol Levante se distingue del resto del anime en Netflix al hacer uso de una resolución Ultra HD 4K. Esto ayuda a mejorar notablemente el detalle, contraste y color de las imágenes, brindando una animación nítida y de gran calidad.

“Nuestro equipo quería elevar la técnica y calidad visual en las series animadas, descubriendo nuevas soluciones creativas que nos permitieran incrementar la resolución de HD a 4K. De esta manera, los artistas podrían trabajar con una paleta de colores mucho más amplia y crear imágenes de alto rango dinámico”. – Departamento de Tecnologías Creativas en Netflix.



LOS RETOS DE TRABAJAR CON ULTRA HD 4K

Sol Levante: El futuro del anime en Netflix

Inicialmente cuando se habló acerca de mejorar la resolución y calidad visual, el equipo de animadores en Japón se propuso a trabajar con hojas de papel más grandes. En su experiencia, teniendo un lienzo más grande podrían dar más detalle a cada uno de los dibujos para que estos pudieran verse en mejor resolución.

No obstante, lo cierto es que al trabajar con resolución de 4K se necesita primordialmente de dibujos digitales. Esto debido a que al dibujar con lápices, saldrían a la luz incontables detalles innecesarios al aumentar considerablemente la resolución de los trazos.

“Pareciera que la gente se rehúsa a usar tabletas gráficas. Mi generación en específico, difícilmente usa alguna. Al principio quería colocar un trozo de papel encima de la mía y dibujar así, pero es realmente difícil poder fijarse en todos los detalles de esa manera. La gente se vuelve animadores porque en esencia aman dibujar. Significa dibujar mucho a mano aún cuando tengas que usar nuevos medios y formatos para procesar la imagen”. – Hisashi Ezura, director técnico de animación.

Los estudios realizados por el Departamento de Tecnologías Creativas en Netflix demuestran que cada vez es mayor el uso de televisores y monitores con resolución 4K. Por esta razón, esperan que este formato sea el más utilizado para disfrutar de producciones audiovisuales dentro de 5 años. Por ende, su misión era trabajar en hallar la manera de ir implementando dicho formato en sus producciones.

Esta no era la primera vez que el equipo de Netflix trabajaba con resoluciones 4K. Ya anteriormente habían logrado remasterizar series de anime como Knights of Sidonia, Flavours of Youth y Godzilla. Sin embargo, Sol Levante era la primera vez que un anime en Netflix sería producido con imágenes de rango dinámico y alta resolución desde su inicio.

 

ENTENDIENDO LAS BASES DEL ANIME ACTUAL

Sol Levante es un anime en Netflix

Es cierto que los anime en Netflix producidos en 3D cgi se están volviendo más populares, con series como Ghost in the Shell, Ultraman y Los Caballeros del Zodiaco. Pero la realidad es que la mayoría de los anime en el mundo se siguen elaborando a mano mediante técnicas tradicionales.

Esto puesto que algunos artistas prefieren la sensación de dibujar sobre el papel o no tienen los recursos para comprar el equipo requerido para trabajar de manera digital. Y aunque el proceso que sigue en la producción de un anime después de la fase de dibujo es enteramente digital, poder trabajar con resoluciones más altas requiere también equipo más sofisticado.

Un anime que será transmitido por televisión normalmente se crea con una resolución de 1280×720. Tan solo unos cuantos títulos con mayor presupuesto se producen en 1080p con resolución HD. Sin embargo, tal como se mencionó anteriormente, para alcanzar una resolución 4K era indispensable el uso de herramientas digitales.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el manejo y la temperatura del color. Sorprendentemente, en Japón se usa una temperatura de 9300K, lo cual le da a las imágenes un tono distintivamente más azul. Esto difiere del estándar que se usa en el resto del mundo, el cual es de 6500K. Esto significa que todos los anime en Netflix son procesados y convertidos al esquema de color adecuado durante la fase de posproducción antes de ser transmitidos en la plataforma.

Entendiendo todas las bases y limitantes que normalmente se presentan en la producción de un anime, Production IG y Netflix pudieron unirse para descubrir nuevas maneras de trabajar juntos.

 

 

TRABAJANDO EN LA PREPRODUCCIÓN

 

Normalmente para la producción de un anime en Netflix se toma alrededor de 1 a 2 años para todo el proceso: desde escribir el guión hasta entregar 12 episodios listos para transmitirse. En el caso de Sol Levante, se tardaron 2 semanas tan solo elaborando el storyboard.

En lugar de hacer el storyboard de manera sencilla como suele ser, la directora Akira Saitoh trabajó en la iluminación de cada una de las escenas, detallando los colores del cielo desde el amanecer hasta el anochecer a lo largo del proceso. Posteriormente elaboró los animatics, sin tener en cuenta si habría problemas más adelante durante el proceso de producción.

Al tener en cuenta que el producto final estaría en 4K, Akira se aseguro de producir escenas que aunque tuvieran trazos sencillos, mostrarán una gran cantidad de detalles. De esta manera el mundo de Sol Levante podría presentar intrincadas composiciones y elementos sin perder calidad, aún al hacer zoom en la imagen.

 

Durante la fase del diseño de personajes, el animador Hisashi Ezura experimentó con distintos grosores de línea . Es normal que en un anime los personajes tengan un contorno marcado alrededor de sí. Pero al aplicarlo en una resolución con imágenes de rango dinámico, se veía demasiado falso. Por esta razón, ajustó todos los trazos para darle un acabado más suave y fino.

Durante la fase de color, el equipo pensó que sería suficiente trabajar con 300 nits. Un nit es la unidad empleada para describir el grado de iluminación, siendo 300 el estándar utilizado para computadoras y dispositivos móviles. Sin embargo, al estar visualizando las pruebas de color en un monitor especial, vieron la enorme diferencia al poder elevar la imágen hasta 1,000 nits. De esta manera, la diseñadora de color, Miho Tanaka, comenzó a utilizar el monitor profesional Eizo CG3145 a partir de ese punto.

Sin lugar a dudas, establecer los tonos de piel fue lo más difícil. Dependiendo de la iluminación, la apariencia de un personaje puede cambiar drásticamente de modo que era necesario emplear una paleta de colores adecuada. Afortunadamente a la hora de trabajar en escenas oscuras, la alta resolución de las imágenes HDR le permitió mantener los detalles del rostro sin perder claridad. Por el contrario, en resoluciones menores, muchas veces se pierden los detalles de trazos delgados como las pestañas.

A lo largo del desarrollo visual de este nuevo anime en Netflix, también se comenzaron a descubrir nuevas ventajas del uso de las imágenes HDR en 4K. Normalmente, se utilizan ciertos efectos especiales para darle brillo a los ojos de los personajes y que estos resplandezcan. Por el contrario, gracias al HDR basta con agregar unas cuantas líneas claras para dar ese brillo característico en labios y ojos.

Adobe Creative Cloud - Piensa en Grande

Por supuesto, trabajar con tanto brillo e iluminación también se volvía difícil para el equipo. Ya que el monitor era demasiado brillante, resultaba cansado para la vista ver colores claros por tiempos prolongados. Debido a ello, durante la previsualización de las imágenes el fondo blanco que suele acompañarlas se cambió por un gris más opaco.

Otro problema es que varias herramientas para dibujo y procesamiento de imágenes aún no son compatibles con la salida de colores a 16 bit. Esto hacía que los colores se vieran ligeramente diferentes dependiendo de la resolución del monitor, lo cual le daba problemas al equipo para asegurarse que los colores correctos se pudieran ver en resolución 4K.



LA PRODUCCIÓN DE SOL LEVANTE: UN NUEVO TIPO DE ANIME EN NETFLIX.

 

Si crees que todo esto ya suena demasiado complicado, entonces espera a conocer los retos que Netflix y Production IG tuvieron durante la producción de Sol Levante.

Como te mencionamos antes, a la hora de elegir la paleta de colores se dieron cuenta de que estos se veían de manera diferente dependiendo del monitor y software utilizado. Ya no bastaba con tener un único monitor profesional para la diseñadora de color, sino conseguir uno para todos los artistas involucrados en el proyecto. Y por supuesto, el estudio de Production IG debía seguir adelante con los demás proyectos que ya tenía en puerta utilizando sus antiguos monitores de siempre.

La solución fue que el especialista en manejo de colores, Masakazu Morinaka, creó un sistema para determinar el flujo de trabajo y las aplicaciones que se deberían de usar en cada paso del proceso. Para la preproducción de dibujos y lluvia de ideas se usaría Procreate en los Ipads.Para comenzar a procesar y refinar la imagen harían uso de Clip Studio mientras que los escenarios se trabajarían en Vue.

Para detalles específicos así como integración del color se usaría Photoshop, Retas Stylus y After Effects. Todo esto simplemente para crear las imágenes, tras lo cual los animadores experimentaron mediante el popular programa de Toon Boom Harmony.

Sin duda el mayor impacto de trabajar en 4K fue al renderizar las tomas finales, especialmente en aquellas que eran escenas panorámicas. De hecho, tan solo procesarlas resultó tan complicado que el proyecto se retrasó durante varios meses debido a ello. Algunos de los problemas se debían a la configuración del hardware y que debía ser adaptado para resoluciones tan altas. Otros venían a través de los softwares utilizados y que tuvieron que optimizarse para hacer un mejor uso de los recursos del sistema.

Debido a esto, Production IG decidió subcontratar a otros estudios de animación para apoyar en la producción de este nuevo anime en Netflix. Estos se encargaron de generar los cuadros intermedios entre las imágenes principales de cada escena. Sin embargo, esto también resultó muy complicado ya que se tuvo que capacitar a los nuevos elementos en el uso del equipo especializado y el proceso del trabajo establecido.

Recursos de Animación

Sol Levante: El futuro del anime en Netflix

Y cómo usar monitores especiales de 1,000 nits es fundamental para trabajar en trazos finos, aplicación de colores y composiciones en 4K, muchos estudios se rehúsan a realizar semejante inversión que requiere tiempo, dinero y esfuerzo. Este es el principal problema del porque es casi imposible realizar producciones animadas con HDR desde el inicio.

Sin embargo, tras mucho buscar y negociar, Production IG pudo conseguir a un equipo de subcontratación dispuesto a integrarse al nuevo proceso de trabajo digital.

Por último, durante la gradación de color final, el equipo descubrió oportunidades para mejorar el acabado del anime al ajustar ciertos detalles iniciales. Por ejemplo, el colorista ajustó la iluminación del rayo en un fotograma para que se destacará más y agregó grano de película en la erupción de un volcán para darle textura.

“Emplear la resolución Ultra HD 4K es como tener alas que te permiten llegar más lejos y ver el horizonte de una nueva era que se está alzando. Es por eso que seguimos retándonos a nosotros mismos en un esfuerzo por seguir innovando en el futuro”. – Akira Saitoh, directora de Sol Levante.

 

EL FUTURO DEL ANIME EN NETFLIX

El increíble trabajo de Sol Levante fue producto de la curiosidad por Netflix y Production IG de llevar la tecnología y el arte al siguiente nivel. Este nuevo anime en Netflix fue un intento por superar los límites en la industria de animación e inspirar a otros estudios a probar cosas nuevas. Por este motivo, Netflix incluso ha hecho disponibles todas las imágenes, sonidos y recursos utilizados durante la producción de Sol Levante para que otros artistas experimenten con ellos. Puedes descargarlos de manera gratuita haciendo clic aquí.

El equipo reconoce que hubo bastantes complicaciones a la hora de producir Sol Levante. Sin embargo, Akira piensa que es a través de la innovación como el anime en Netflix podrá mantenerse a la vanguardia en la producción de series animadas y contenido original. No obstante, también está consciente de que aún existen muchas limitantes y que el pasar a trabajar en 4K puede no ser factible para todos actualmente.

“Queremos motivar a los artistas a utilizar la máxima resolución a la hora de contar una historia. Queremos que los nuevos contenidos que salgan en un futuro luzcan increíbles y mantengan la calidad a través del tiempo. Pero no podemos ignorar el hecho de que para el anime, las herramientas, equipo y estudios no están aún preparados para trabajar en 4K. Se necesita un cambio drástico, hay mucho que hacer y aprender aún”. – Akira Saitoh, directora de Sol Levante.

 

Con información de Netflix Tech Blog.