Director de Luca Habla Sobre Desarrollo, Proceso Creativo e Inspiración

Luca es la más reciente película de Pixar, uno de los más aclamados estudios de animación en el mundo. Su historia nos transporta a la riviera italiana, donde Luca vive el verano más importante de su vida al aventurarse a explorar el mundo y hacer amigos. Sin embargo, oculta un importante secreto: es un monstruo marino que por primera vez en su vida ha decidido salir del mar y explorar la superficie. El Director de Luca, Enrico Casarosa, dio recientemente una entrevista donde explicó su proceso creativo: desde la inspiración detrás de la historia hasta el desarrollo visual de la cinta.

Esta entrevista fue compartida por medio de Inbtwn Animation Fest, un festival de animación donde también se ha contado con la presencia de Mike Rianda y Glen Keane, los directores de Los Mitchells vs Las Máquinas y Over the Moon respectivamente. Ya anteriormente te hemos hablado acerca del arte conceptual y diseño de personajes en Luca, así como el proceso de animación utilizado por Pixar para esta cinta. Incluso te tenemos una reseña al respecto: analizando su historia, banda sonora y dirección artística. Ahora aquí te tenemos la información más relevante acerca de la entrevista con el Director de Luca.

Enrico Casarosa comenzó explicando que en un principio se tenían diversas ideas acerca de cómo hacer una película donde los niños fueran los protagonistas. Esto resultó en una historia mucho más compleja y elaborada. No obstante, diversos elementos fueron retirados ya que era difícil encontrar el enfoque correcto. Finalmente se decidió simplificar el guion y centrarse en la amistad que se da entre los personajes principales, haciendo que todo lo demás gire en torno a ellos.

“Decidimos que la relación entre Luca y Alberto sería el punto principal de la historia. Eso fue lo que realmente nos llamó la atención de entre todos los demás elementos. De ahí el reto se volvió como hallar la manera de desarrollar su amistad y ponerlos en una situación que pudiera poner a prueba su amistad. Fue entonces que surgimos con la idea del triatlón, lo cual se nos ocurrió hasta la mitad del proceso”.Enrico Casarosa, escritor y director de Luca.

Director de Luca Habla Sobre Desarrollo, Proceso Creativo e Inspiración

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

Algo importante que ha influenciado en el éxito de Luca es como su historia y mensaje ha sido interpretado por diversas comunidades. Al tratarse de dos niños que deben ocultar su verdadera identidad debido al miedo a ser perseguidos, muchas personas de grupos minoritarios pudieron sentirse identificadas con ellos. Según explica el director de Luca, esto fue totalmente intencional: ya que cree que sin importar que edad tengas o de donde provengas, todos nos hemos sentido como forasteros que no encajan en algún punto. Desde refugiados y homosexuales hasta adolescentes inseguros: la metáfora aplica para todos por igual.

“Queríamos hablarle a todas las personas que se sienten diferentes: sin importar preferencias, género, raza o lugar de procedencia. Es una historia que habla sobre reconocer y aceptarte tal cual eres. Decir uno mismo: aquí estoy, esta es mi verdadera identidad y no me voy a esconder.” – Enrico Casarosa, escritor y director de Luca.

La inspiración detrás de esta cinta se dio principalmente por medio de películas clásicas italianas y las obras de Studio Ghibli así como las propias experiencias del director de Luca cuando era un niño. Por ejemplo tenemos el caso de Machiavelli: el gato que vive con Giulia y su padre Massimo. Este fue inspirado por uno de los personajes en “Susurros del Corazón”, una cinta animada producida por Studio Ghibli en 1995. Por su parte, el pueblo de Portoroso estuvo basado en Genoa, la ciudad natal de Enrico Casarosa. El director de Luca describe su obra como una cinta que hace tributo a Federico Fellini y otros cineastas italianos, con un toque inspirado por el trabajo de Hayao Miyazaki.

Director de Luca Habla Sobre Desarrollo, Proceso Creativo e Inspiración

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

En cuanto al desarrollo visual y dirección artística de la película, Casarosa explica que se optó por seguir un estilo más caricaturesco. Esto se puede apreciar en la manera que todos los personajes tienen atributos más exagerados y facciones redondeadas: particularmente en los ojos y las bocas. Esto fue inspirado por el estilo de dibujo que Casarosa tiene, tras lo cual el equipo de artistas en Pixar desarrolló los diseños para los personajes en la película. Con esto se esperaba generar un estilo que a pesar de estar en 3D, se viera influenciado por la animación tradicional así como por la técnica de stop motion.

“Todo comenzó cuando estaba trabajando en uno de los storyboards para la película y me di cuenta de que tenía un estilo muy caricaturesco. Esto me pareció realmente divertido así que nos propusimos capturar esta esencia como parte del arte y animación en la cinta”. – Enrico Casarosa, escritor y director de Luca.

Director de Luca Habla Sobre Desarrollo, Proceso Creativo e Inspiración

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

Dirección de arte en personajes por Deanna Marsigliese. Todas las imágenes son propiedad de Pixar.

Según explica el director de Luca, esto también va acorde a la perspectiva que suelen tener los niños: donde todo se ve de manera exagerada y más entretenida. Con esto en mente decidieron que los personajes tuvieran no solo diseños más caricaturescos sino también expresiones, gestos y movimientos más dinámicos. No obstante, el lip sync de las bocas se simplificó siguiendo el estilo utilizado por Aardman Animations, de modo que no fuera demasiado distrayente.

Lo que hace todo esto más complicado, es que tanto Luca como Alberto están constantemente cambiando entre sus formas humanas y marinas. Para ello, los artistas de Pixar crearon un sistema donde tanto el modelo humano como marino se encontraban superpuestos el uno sobre el otro de manera que ambos pudieran ser controlados al mismo tiempo. Finalmente se implementó una herramienta capaz de simplemente ir cambiando partes específicas del cuerpo o el modelo completo según se necesitaba. Posteriormente los animadores se encargaron de controlar con precisión la velocidad con que los personajes se transforman mediante simples comandos, facilitando el proceso a lo largo de la producción.