Cómo Dibujar Manos Estilizadas para Animación

En el último post que hice en Industria Animación os expliqué cómo dibujar manos realistas y os propuse varios ejercicios para poder practicarlas. Una vez conocemos los fundamentos, podemos expandir los límites para crear manos más caricaturescas.

En esta ocasión, nos centraremos en cómo se construyen las manos para producciones de animación. Analizaremos las manos de los personajes clásicos y veremos la importancia que tienen para comunicar la personalidad de los personajes.

Cuando estuve estudiando Bellas Artes, un artista que muchos tenían como referente era Egon Schiele. Sus numerosos autorretratos presentaban un estilo único, que más adelante lo convirtieron en el mayor representante del expresionismo austriaco. Lo más característico de sus dibujos era cómo resolvía las manos. Dedos largos y delgados, marcando mucho los huesos debajo de la piel y con poses poco naturales. Creo que es un buen ejemplo de cómo empezar a transformar unas manos anatómicas en algo más caricaturesco y estilizado. Encontré cierta semejanza entre su estilo y la forma de construir las manos en las producciones de animación. Es por eso que me ha parecido adecuado usarlo como nexo entre el primer post y el de hoy.

Como Dibujar Manos

Dibujos de Egon Schiele.


Si tenéis más interés en la obra de Egon Schiele, aquí encontraréis un muy buen análisis de su evolución en cuanto a los dibujos de sus manos y el contexto histórico en el que se ven inscritas sus creaciones.

 

Artistas y Animadores: su forma de cómo dibujar manos

Preston Blair: Mickey Mouse

Dibujos de Preston Blair.

Empezaremos por el icónico Mickey Mouse creado por Walt Disney en 1928. Preston Blair fue el animador que se encargó en varias ocasiones de dibujar a este divertido personaje. Las manos de Mickey Mouse son únicas y muy características. Primero de todo tiene solo 4 dedos, un recurso que se usa en muchos personajes de animación. Algunos ejemplos son los Looney Toons, el Genio de Aladín y Homer Simpson. Podría parecer una tontería, pero obviar un dedo facilita mucho el trabajo a los animadores y además le da un efecto más divertido.

Para construirlas, a mi me ayuda pensar en una manopla de cocina. Partimos de un círculo como palma, le añadimos el pulgar que sobresalga y por último una forma triangular redondeada como si fuéramos a dibujar la parte superior de un guante. Simplificar esos dedos en una sola forma nos ayuda a determinar la gestualidad de la mano. En mi opinión, si dibujamos los dedos uno a uno para completar el resto de la mano, conseguimos una mano un poco artificial. Es mejor bocetar la forma donde se encontrarán los dedos y luego ya definirlos uno a uno.

Cuando tenemos que hacer manos abiertas, es importante marcar un arco encima de la palma, que será donde se situarán las puntas de los dedos. También podemos pensar en la forma de un abanico. Los dedos son redondeados y delineados de forma suave. Solo marcamos una línea en medio de la palma y tres en la parte delantera para dar a entender que lo que envuelve la mano es una tela.

Dibujos de Preston Blair.

Preston Blair usa mucho la distorsión para realzar la expresión del personaje. Si te fijas en las imágenes, las manos tienen la misma importancia que el rostro en cuanto a elemento narrativo. A veces incluso la mano se pierde en una forma abstracta, para enfatizar la velocidad de la acción. Me imagino que quizás por eso tanta gente le coge cariño a Mickey Mouse, por la exageración en sus movimientos y su manera de actuar especialmente expresiva.


Como Dibujar Manos

Dibujos de Preston Blair.

 

Milt Kahl: Merlín el Encantador

Las manos de Milt Kahl son en general muy limpias, con una línea muy definida. Kahl ha animado a personajes como Pinocho, Peter Pan y Madame Medusa (Los Rescatadores). Me ha parecido interesante analizar en especial las de Merlín el Encantador (Sword in the Stone) ya que son más geométricas y tienen más detalles. Al ser un personaje de edad mayor, las manos presentan marcas como arrugas y pliegues, marcando claramente los nudillos. Tienen un aspecto más realista que las de Preston Blair en Mickey Mouse, pero a la vez están muy sintetizadas.

La principal diferencia también es que en esta ocasión se pretende representar un humano y no un animal. Las puntas de los dedos son planas y se marcan también las uñas. En los dedos se indica muy bien el cambio entre los nudillos y el dedo en sí, generando una curva bastante pronunciada.

Dibujos de Milt Kahl.

Algo que me encanta de la imagen que tenéis a continuación, es ver cómo las manos de Merlín interactúan entre ellas, cómo se entrelazan los dedos y cómo crean una especie de coreografía en la escena. Podemos apuntar también como los brazos delgados ayudan a que las manos destaquen y que tengan bastante protagonismo. Las proporciones del personaje aquí ayudan a equilibrar las masas y a focalizar la atención en los elementos más expresivos de Merlín. De esta manera, creamos un personaje vivo y lleno de contrastes.

Adobe Photoshop y Lightroom a Precio Especial

Como Dibujar Manos

Dibujos de Milt Kahl.

 

Glen Keane: Tarzan

Glen Keane es un gran referente para todos los que queremos dedicarnos al mundo de la animación. Es conocido por crear los personajes de Ariel (La Sirenita), Aladdín, Pocahontas y Tarzán (entre muchos otros). Este último será el que analizaremos respecto a cómo dibujar manos a continuación.

Algo que escuché en una entrevista sobre su forma de dibujar, es cómo hay que imaginarse esculpiendo al personaje, y en el caso de las manos lo mismo: con trazos ovalados formamos los volúmenes de la mano, con sus nudillos y su falanges que se unen en una misma cosa. En el caso de Tarzán, eso nos ayuda a crear manos más duras y con fuerza, que son características propias del personaje y su relación con su entorno salvaje en la selva.

Para crear al personaje de Tarzán, tuvieron que realizar un profundo estudio anatómico del cuerpo humano. Estudiaron los movimientos de los gorilas para poder trasladar su forma de andar al personaje de Tarzán. Lo que yo encuentro verdaderamente interesante es como las manos se usan como pies, apoyando el peso en ellas para poder andar como los monos. Del mismo modo, los pies a veces actúan como manos para agarrar objetos o realizar ciertas acciones.

Así pues, si te fijas en la imagen, hay que tener muy en cuenta el peso de la mano al ser apoyada en el suelo, entender su forma anatómica y pronunciar mucho los giros de muñeca a la hora de dibujarlas. En cuanto a los dedos, le puedes añadir las uñas con una forma rectangular estrecha. Su robustez general nos indica que el personaje que tiene estas manos no realiza precisamente tareas delicadas, si no todo lo contrario; usa las manos para desplazarse, para sujetarse y para pelear si es necesario.

Dibujos de Glen Keane.

Te comparto esta entrevista a Glen Keane hablando sobre el desarrollo de Tarzán, donde podrás ver unos test en rough a lápiz realmente preciosos. En esta entrevista también se explica cómo trabajaron para conseguir que los movimientos fueran fluidos y con el ritmo adecuado.

Glen Keane about Tarzan

 

Barry Reynolds: Aidan

Como Dibujar Manos

Dibujos de Barry Reynolds.

Las manos que os muestro a continuación son quizás las más distintas que hemos visto hasta el momento. La imagen se trata de un model sheet de las manos del Hermano Aidan, personaje de El Secreto del Libro de Kells (The Secret of Kells). Es una producción de Cartoon Saloon dirigida por Tomm Moore y Nora Twomey. La estética general de esta película es bastante limpia, con una combinación de curvas y rectas muy pronunciadas. De algún modo, a mi me parecen como recortadas en trozos de papel.

Aidan es un famoso maestro miniaturista y guardián de un libro excepcional de miniaturas. Barry Reynolds, el diseñador de Aidan, resolvió cómo dibujar manos para este personaje de una forma muy geométrica. Primero de todo, la palma de la mano es un rectángulo que genera un ángulo recto con el brazo. En la parte interna hay dos líneas, una recta y otra curva, que marcan el interior de la palma. Y los dedos quizás son la cosa más curiosa de todo el conjunto. La primera falange es una curva que sale de los nudillos, marcados muy puntiagudos. La punta de los dedos, en cambio, son rectángulos muy definidos, con una uña en forma de semicírculo que se queda pegado en el extremo del dedo. El cambio entre falanges se indica con dos líneas rectas muy finas, un detalle que desde mi punto de vista le da cohesión a toda la mano.

Dibujos de Andreas Deja.

Como hemos visto, hay gran variedad de maneras de resolver el diseño de manos, desde más realistas a más geométricas. Si siguiéramos investigando, encontraríamos que las posibilidades son muchas, y mucho más si dejamos a parte de las manos humanas y nos adentramos en el diseño de personajes de fantasía o basados en animales.

Dibujos y Referencias para El Gigante de Hierro.

Para concluir este post, me gustaría compartir mi visión personal acerca del desarrollo en sí de las manos para producciones de animación. En primer lugar, aprendí que realmente es importante entender la psicología del personaje antes de diseñarlo. Tanto a nivel general de silueta, como específicamente de las manos, que es el tema del que hemos hablado hoy.

En general me encuentro que casi todos los personajes que diseño tienen manos delicadas, con una tendencia al realismo pero con menos detalles. Quizás es por mi interés en la danza, en el movimiento fluido de las cosas, que lo traslado a mis dibujos inconscientemente. Esto lo comento porque creo que en muchas ocasiones nos acostumbramos a dibujar las manos de nuestros personajes siempre iguales, yo la primera. Pero eso no significa que todos los personajes tengan que ser iguales. De hecho, es interesante pasar por un período de experimentación, de crear manos geométricas, grandes, pequeñas. Jugar con las proporciones y con el carácter que queremos reforzar.

Explorar a otros dibujantes y analizarlos nos ayuda a crear una biblioteca mental de recursos y nuevas maneras de expresarse, para en el futuro crear personajes más ricos y llenos de contrastes.

En otra ocasión escribiré un post paso a paso de todo aquello que hay que tener en cuenta para ponerse a dibujar manos para personajes de animación y que resulten expresivas y significativas para la historia que queremos contar.