Xbox Series X

Fue por allá del año 2001 cuando la primera consola de Xbox hizo su aparición en el mercado. Desarrollada y producida por Microsoft, rápidamente se posicionó como una fuerte competencia tanto para el PlayStation 2 de Sony y el GameCube de Nintendo. Ahora a casi 20 años después, Microsoft está por lanzar su próxima consola de nueva generación: el Xbox Series X. Por eso, en esta ocasión te contamos un poco acerca de la historia del Xbox y que esperar para su más reciente entrega este 2020.

A pesar de que no logró superar las ventas del PlayStation 2, el Xbox original se volvió un éxito gracias a su innovador sistema de Xbox Live, el cual le permitía jugar a los usuarios por medio de una conexión a internet. Además, popularizó considerablemente el género de juegos de disparos en primera persona, gracias a títulos como Halo: Combat Evolved y Halo 2. Por otro lado, fue capaz de superar las ventas del GameCube y Dreamcast, con un total de 24 millones de unidades vendidas para 2005.

Xbox 360

Debido a esto, Microsoft pudo volverse un fuerte competidor en la industria de los videojuegos. Años después llegaría el Xbox 360, formando parte de las consolas de séptima generación junto al PlayStation 3 y el Nintendo Wii. Además de un servicio mejorado de Xbox Live, la consola se distinguió por su uso del sistema Kinect: un dispositivo integrado con cámara y sensor de movimiento.

Aunque posteriormente salieron a la venta nuevos rediseños del Xbox 360, la siguiente consola de Microsoft no llegaría sino hasta 2013 con la llegada del Xbox One.

 

CONSOLA ONE X PROJECT SCORPIO

Xbox Project Scorpio
Siendo la tercera consola en serie de Microsoft, el Xbox One fue desarrollado como un “sistema de entretenimiento todo en uno”. Se considera parte de la octava y actual generación de consolas, junto al PlayStation 4 y el Nintendo Switch.

Cuenta con funciones diseñadas para grabar, compartir o transmitir videos en vivo a través de plataformas como Mixer y Twitch. Además de ser compatible con computadoras Windows 10, el Xbox One se distribuyó junto a una versión mejorada del sistema Kinect.

Si bien no existen cifras exactas, se estima que el Xbox One vendió aproximadamente 50 millones de consolas. Sería en el año de 2016 cuando llegaría una nueva edición, conocida como el Xbox One S. A pesar de ser de menor tamaño que su contraparte original, este modelo cuenta con importantes mejoras.

Entre las más notables se encuentra la capacidad para reproducir imágenes y vídeos en HDR 10, lo cual les otorga una apariencia más nítida y con colores más definidos. A su vez, alcanza una resolución hasta en 4K. Además se desarrolló una segunda versión del modelo, conocida como el Xbox One S All-Digital Edition. La diferencia de este modelo es que carece de un reproductor de discos Blu-ray, por lo que todo su contenido requiere ser reproducido enteramente de manera digital.

Por si fuera poco, en 2017 llegaría aún otra versión, esta vez titulada como el Xbox One X. Considerada como una versión premium de gama alta, esta consola se considera como la competencia del PlayStation 4 Pro a la vez que cuenta con significativas mejoras.

Entre las más importantes se destaca su poderoso procesador Scorpio Engine, el cual permite reproducir juegos en resolución de hasta Ultra HD 4K. No solo es capaz de renderizar nuevos títulos con esta increíble resolución, sino que además mejora significativamente las gráficas de juegos anteriores. Esto significa que también es compatible tanto con títulos como periféricos del Xbox One original, así como títulos selectos de la biblioteca del Xbox y Xbox 360.

Además se lanzó una edición exclusiva del Xbox One X por tiempo limitado, conocida como “Project Scorpio Edition”. Dirigida a verdaderos fans de Xbox, esta consola premium cuenta con un diseño exclusivo, en el cual se incluye un número de serie para denotar su estatus de edición limitada. Cuenta también con un soporte vertical para la consola, así como la etiqueta de “Project Scorpio” tanto en la consola como en el control de juego.

Al ser una edición limitada dirigida para coleccionistas y auténticos fanáticos del Xbox, esta consola tiene un precio bastante más elevado que el resto de los modelos tanto de Microsoft como de la competencia. Por si fuera poco, todos los modelos de Xbox One X y Xbox One S All-Digital se han descontinuado recientemente. Esto en preparación para la llegada del Xbox Series X, la próxima consola de Microsoft que habrá de llegar en noviembre del 2020.

 

 

XBOX SERIES X

Anunciada originalmente durante la E3 del 2019 bajo el nombre de “Project Scarlett”, el Xbox Series X es una próxima consola de novena generación. Habrá de competir con el PlayStation 5. Sin embargo, debido a la actual contingencia sanitaria, las presentaciones en la E3 de este año tuvieron que ser canceladas. Por esta razón, Microsoft organizó conferencias y eventos por medio de plataformas digitales durante marzo a julio del 2020. En una de ellas, conocida Xbox Game Showcase 2020, se dieron a conocer algunos de los títulos principales que llegarían a la nueva consola.

Respecto a la consola, se sabe que será capaz de reproducir juegos en una resolución de hasta 8K y mejorar el frame rate considerablemente hasta 120 cuadros por segundo. También incorpora un disco de estado sólido de 1 TB para reducir significativamente los tiempos de carga. Su diseño está pensado para ser minimalista y no interrumpir la experiencia de juego. Debido a esto, cuenta con un único ventilador en su interior, que a pesar de su potencia resulta silencioso. En la parte posterior cuenta con una entrada de HDMI  2.1, una ranura para la expansión de memoria, así como 3 entradas USB y un puerto para cable de Ethernet. En el frente, únicamente presenta el botón de encendido y la ranura para introducir discos.

Además será compatible con juegos, controles y accesorios de consolas Xbox anteriores. No obstante, estos juegos compatibles con el Xbox Series X tendrán importantes mejoras de rendimiento: como tiempos de arranque y de carga mejorados, velocidad de fotogramas más estable, mayor resolución y calidad mejorada. De acuerdo con el equipo desarrollador, la interfaz del Xbox Series X es 40% más rápida que la del Xbox One. También será capaz de poner en pausa múltiples juegos a la vez, pudiendo el jugador regresar a ellos exactamente en el momento que se quedaron cuando sea.

Entre los nuevos juegos que habrán de estar disponibles para la nueva consola de Microsoft, tenemos Halo Infinite, Fable, Forza Motorsport, Destiny 2 Beyond Light y Assassin ‘s Creed Valhalla. Respecto al control de mando del Xbox Series X, se ha mencionado que es un rediseño del que fue utilizado para el Xbox One. Sin embargo, esta nueva versión está pensada para ser más ergonómica. Además incluye un nuevo botón utilizado para grabar y compartir al instante tanto vídeos como capturas de pantalla por medio de distintas plataformas. Sin embargo, al igual que en versiones anteriores, el control continuará usando dos baterías AA para poder funcionar.

 

Control del Xbox Series X

Con información de Vidaextra y Xbox.