Consejos para tu Portafolio de Animación
Advertisements

Tal como lo hemos comentado anteriormente, tener un buen portafolio artístico es indispensable para abrirte camino en la industria creativa. Ya sea que busques un trabajo como ilustrador, animador, artista de storyboard o arte conceptual, no basta con tener creatividad y talento: debes saber presentar tu trabajo de manera atractiva y saberte vender. En esta ocasión te compartimos consejos acerca de cómo armar tu portafolio de animación, o también en este caso específico, un demo reel.

Después de todo, el contar ya sea con un buen portafolio de animación o demo reel te permitirá demostrar tus habilidades y talento, abriéndote el camino a través de esta industria tan competida. Pero no basta únicamente con tener un portafolio de animación listo, debes saber presentarlo de la manera más atractiva para que pueda llamar la atención de los reclutadores en cualquier estudio o compañía de animación. Estos consejos fueron proporcionados por distintos artistas profesionales en la industria: desde el veterano de Disney, Aaron Blaise, hasta Jonathan Cooper, animador en el reconocido estudio desarrollador de videojuegos Naughty Dog.

Concéntrate en los Personajes

En palabras del legendario artista Aaron Blaise, la animación se trata de darle vida a los personajes y dotarlos de personalidad, no únicamente moverlos porque si. Es decir, que debes concentrarte en que tus personajes parezcan reales, capaces de transmitir una emoción. Después de todo, no quieres que tus animaciones se vean demasiado mecánicas y forzadas, sino realistas.

A veces no se requiere de demasiada complejidad para que tus personajes sean capaces de expresar un sentimiento de manera creíble. Puede ser una simple mirada o un gesto lo que vuelva a tus personajes más expresivos. Aaron también recomienda que en tu portafolio de animación incluyas diversas expresiones y emociones, como un personaje riendo o cuyo rostro transmite miedo, alegría, tristeza o miedo.

 

Enfoca tu Portafolio de Animación Según la Audiencia

Primero que nada, debes entender a que tipo de personas quieres mostrarles tu portafolio de animación o demo reel. ¿A tus amigos y compañeros de clase o a reclutadores y artistas profesionales? Obviamente debes tener un portafolio de animación profesional para presentar en entrevistas de trabajo, pero aún en ese caso, debes tener ciertas consideraciones adicionales.

Por ejemplo, puede que tengas que editar tu portafolio o demo reel dependiendo de a qué compañía pienses aplicar, ya sea un estudio de animación, efectos especiales o videojuegos. También es ideal que muestres algunas animaciones y trabajos con el estilo característico del estudio al que vas a solicitar un empleo. Es importante que te des el tiempo para investigar a detalle el estudio donde quieres aplicar. Conoce a fondo su trabajo para que puedas mostrar en tu portafolio de animación las piezas que les sean relevantes.

 

Atrapa la Atención de los Reclutadores

Normalmente un reclutador puede ver decenas o cientos de portafolios o demo reels durante el proceso de selección para la vacante de un estudio creativo. ¡Debes lograr que el tuyo se resalte de entre todos los demás!

Por si fuera poco, un reclutador se toma tan solo unos segundos para ver un portafolio de animación antes de decidir si seguir viéndolo o pasar al siguiente. Si deseas captar su atención, asegúrate de incluir tus mejores trabajos desde el inicio. Si no logras engancharlos en los primeros instantes, es probable que dejen tu demo reel a un lado y pasen a revisar el siguiente en la lista.

 

Ten tu Portafolio de Animación Online

Hay diferentes maneras de poder mostrar tu trabajo en línea. En opinión de Jonathan Cooper, animador en Naughty Dog, la mejor de ellas es a través de un sitio web personalizado. No obstante, también puedes publicar tu demo reel en sitios como Vimeo, Youtube e incluso Artstation. De cualquier manera, también se recomienda que tengas un perfil profesional en LinkedIn y por supuesto, que también incluyas ahí un enlace a tu portafolio o demo reel.

 

Demuestra tus Habilidades más Importantes

Puede que tengas conocimiento en técnicas de ilustración, fotografía y otros campos artísticos pero recuerda que tu portafolio de animación debe estar centrado en ciertos elementos fundamentales: actuación de los personajes, modelado, rigging, iluminación, diseño y composición de escenas. Deja todo lo que no esté relacionado directamente con la animación para un apartado final y como un extra. No debe distraer la atención de los reclutadores de ver tus habilidades más importantes como animador.

También debes tener en cuenta que habilidades en específico quieres demostrar, dependiendo del tipo de trabajo que disfrutes más y a que empresa vayas a aplicar. Por ejemplo, si te interesa trabajar como animador de personajes, es fundamental que muestres conocimiento de los 12 principios de la animación.

Por otro lado, si vas a aplicar como animador en un estudio desarrollador de videojuegos, es importante que muestres ciertas acciones específicas. Esto va desde ciclos de caminado y movimientos de combate hasta personajes brincando, corriendo, escalando y navegando en un escenario complejo. Muy importante también que en tu portafolio de animación o demo reel incluyas escenas con actuación y diálogo entre personajes.

 

Tu Portafolio de Animación Debe Ser Entretenido

Recuerda que al final del día, una producción animada trata acerca de contar una historia y provocar alguna emoción en los espectadores. Por lo tanto, no basta con únicamente exhibir habilidades técnicas y conocimiento en torno a la animación, sino de que también eres capaz de contar una historia adecuadamente.

“Cuando solía trabajar en Disney, frecuentemente hablábamos sobre los portafolios que más se destacaban. Y se destacaban precisamente porque eran divertidos de inicio a fin. Después de todo, los animadores trabajamos en la industria del entretenimiento, así que espero que un demo reel o portafolio pueda entretenerme”. – Aaron Blaise, artista veterano de Disney Animation Studios.

 

Por último, recuerda editar con cuidado tu portafolio de animación. Debes demostrar tus habilidades a través de tus mejores trabajos, no satura tu demo reel con demasiadas piezas que parezcan simplemente relleno. Por lo tanto, considera que tu demo reel debería tener entre uno o dos minutos de duración.

Esto no significa que intentes incluir la mayor cantidad de animaciones posibles dentro de 2 minutos. De nada sirve que incluyas docenas de tus trabajos si todos ellos se cortan antes de que el reclutador pueda realmente apreciarlos. Es mejor que únicamente incluyas unas cuantas animaciones que consideres las más relevantes y aún en ese caso, que dejes unos segundos en negro entre cada una. De esta manera el reclutador puede entender claramente que se trata de piezas separadas y le da tiempo de pensar en lo que acaba de ver antes de pasar a la siguiente animación.