Detrás de la Producción de Into the Spider-Verse

Spider-man: Into the Spider-verse es una galardonada cinta de animación del 2018, producida por Columbia Pictures y Sony Pictures Animation en conjunto con Marvel. A pesar de que la historia del trepamuros ha tenido varios reboots en la gran pantalla, Into the Spider-Verse es la primera vez que tiene su aparición en una producción animada para cine. Y gracias al emocionante concepto de los universos paralelos, representó también la primera oportunidad para que debutaran muchas otras versiones del amigable vecino arácnido, tales como Spider-Gwen, Miles Morales, Spider-Ham, Peni Parker y Spider-Man Noir.

La película se destacó por su estilo y dirección artística única, ya que combinaba la animación por computadora dirigida por Sony con técnicas de dibujo tradicional a mano inspiradas por el trabajo de Sara Pichelli, co-creadora del personaje de Miles Morales. Para lograrlo, se requirió un equipo de 140 animadores, el más grande empleado por Sony Pictures Animation hasta la fecha.

Con un presupuesto de 90 millones de dólares, Into the Spider-Verse recaudó más de 375 millones de dólares en las taquillas, recibiendo elogios gracias a su impresionante animación, entretenida historia, actuación de voces y música. Esto le valió a su vez numerosos premios incluyendo el de “Mejor película animada” en los Premios de la Academia, los Premios Annie y los Globos de Oro.

Ahora en esta ocasión te compartimos la información brindada por Justin K Thompson, quien fue el diseñador de producción en Spider-man: Into the Spider-Verse. Fue a través de su trabajo en conjunto con el equipo de dirección y arte que se obtuvo el estilo tan distintivo que vimos en la película.

 

LA PRODUCCIÓN DE SPIDER-MAN: INTO THE SPIDER-VERSE

Creando un Estilo Visual Único

“Lo cierto es que desde el inicio habíamos pensado en imitar el estilo de los cómics, aunque en ese entonces no estábamos seguros de cómo lo lograríamos. Simplemente teníamos la ambición de crear un estilo visual único para la película”. – Justin K Thompson, diseñador de producción en Into the Spider-Verse.

Ciertamente se requirió un largo proceso de prueba y error para lograr obtener el resultado final. No obstante, también hubo bastante libertad a lo largo de todo el proyecto, realizando diversas pruebas de manera intuitiva para descubrir cuál era el mejor la mejor manera de mantener la apariencia de las historietas pero con el dinamismo y movimiento que requiere una película animada. Al final, el equipo de producción y arte decidió que lo mejor sería combinar los elementos de la animación tradicional con las imágenes generadas por computadora.

Según explica Justin, la elección resultó obvia: las computadoras no eran capaces de simular al 100% todo lo que los artistas podían dibujar a mano, sin embargo, los artistas no eran capaces de producir la cantidad de imágenes que hacían las computadoras. La cuestión, por lo tanto, era integrar ambas partes y hallar el balance. De esta manera el equipo se dividió entre artistas 2D y artistas 3D, los cuales debían mantener una comunicación constante entre sí.

“Era vital para mi y el resto de los artistas involucrados que se respetara todo el material original que usamos como inspiración para la película: desde los cómics clásicos de Spider-Man con John Romita y Steve Ditko o Todd McFarlane hasta las obras más recientes que introdujeron a Miles Morales y Spider-Gwen. Debíamos usar la mayor cantidad de referencias posibles pero de modo que los fans pudieran identificar todos esos pequeños guiños y detalles procedentes de los cómics”. – Justin K Thompson, diseñador de producción en Into the Spider-Verse.

 

Eligiendo la Paleta de Colores Adecuada

Detrás de la Producción de Into the Spider-Verse

Es importante notar que una parte muy característica del estilo visual de Into the Spider-Verse fue su elección de colores vibrantes y llamativos. Esto fue algo que requirió también muchas consideraciones ya que en palabras de Justin, el uso de colores y tonos debía aportar algo a la historia de la película.

Por ejemplo, cuando la ciudad comienza vemos a la ciudad de Manhattan durante la noche, iluminada por cientos de anuncios y luces. No obstante, predomina el uso de azules en tonos oscuros y con tantas luces y letreros, la idea es que parezca un sitio imponente y casi sobrecogedor. Esto a su vez representa la sensación abrumadora que experimenta Miles Morales ante tomar la responsabilidad que requiere convertirse en Spider-man.

Al igual que el equilibrio entre animación 2D y 3D, Justin explica que era importante encontrar el balance entre lo ordinario y lo increíble. Por ejemplo, en la escena en que Miles Morales va a visitar la casa de la Tía May, era importante crear un hogar que se viera lo más realista posible. De igual manera, a lo largo de la ciudad de Manhattan hay distintos lugares que cualquier persona puede identificar. En sitios así, se usaba una paleta de colores más sencilla como base.

Pero en las escenas donde había enfrentamientos entre el grupo de superhéroes y villanos o donde los personajes visitaban sitios donde ocurrían sucesos increíbles, la paleta de colores se volvía más vibrante, llamativa y saturada. Ahí fue donde el equipo artístico aprovechaba para exagerar los elementos presentes en las historietas, incluyendo el uso de onomatopeyas, globos de diálogo y efectos especiales en la película.

Sin embargo, para que estas escenas pudieran destacarse más y sentirse reales, era necesario que las escenas ordinarias y comunes fueran lo más convincentes posibles. En palabras de Justin, para que la audiencia se preocupara por Miles al enfrentarse a toda clase de peligros, primero debían de verlo como una persona real. Por esta razón es que el equipo artístico puso tanta atención al crear la escuela de Miles, su hogar, su cuarto y otros sitios que él frecuenta durante la historia.

“Todos estos detalles que se ven en su cuarto: los cómics, libros, vasos, juguetes y todo el desorden que se aprecia en la habitación en conjunto con la paleta de colores e iluminación realista. Todo esto es para que la audiencia sintiera que Miles era un joven real y apreciaran más el contraste de cuando de repente debe entrar en el mundo de los superhéroes y se vea rodeado por todos los elementos increíbles que lo caracterizan”. – Justin K Thompson, diseñador de producción en Into the Spider-Verse.

 

Diseñando a los Personajes de Into the Spider-Verse

Detrás de la Producción de Into the Spider-Verse

Por supuesto, siendo que Miles Morales es un joven niño que repentinamente se convierte en un superhéroe, era importante que esto se reflejase en el diseño de su personaje. Por ello, se decidió que Miles tendría extremidades algo alargadas y delgadas pero con manos y pies grandes. De esta manera se vería que Miles era apenas un niño que atravesaba la pubertad y aún se encuentra en desarrollo.

Naturalmente, también se tomó en cuenta que Miles fuera bastante expresivo con su rostro para hacerlo sentir aún más como un niño real. Esto resultó en un contraste bastante intenso e interesante con los supervillanos que Miles enfrenta a lo largo de la película, quienes tienen un diseño mucho más exagerado y surrealista. El hecho de que villanos como el Duende Verde o Fisk sean tan enormes e incluso desproporcionados, es para aumentar más la sensación abrumadora que experimenta Miles al hacerles frente.

“Por otro lado, el estilo que le dimos a Gwen Stacy fue para exhibir que tan confiada y segura es de sí misma. Queríamos que la audiencia entendiera con tan solo verla que ella era la más competente dentro del grupo de héroes. Ejemplificamos esto aún más a través de la gracia y elegancia de sus movimientos, casi como si fueran poses en una rutina de ballet”. – Justin K Thompson, diseñador de producción en Into the Spider-Verse.

Otro de los personajes favoritos del equipo de Into the Spider-Verse fue Doc Ock. Para esta película tuvieron la oportunidad de reinterpretar a uno de los personajes más icónicos en la galería de villanos de Spider-man. Siendo que muchos de los artistas involucrados en la producción de la película son fanáticos de las historietas de Spider-man, esto representó tanto un reto como una oportunidad única.

Y siendo que la idea de jugar con los multiversos les daba libertad absoluta en cómo diseñar al personaje, decidieron en que sería una mujer. De esta manera, la revelación de que ella es Doc Ock sería aún más sorpresiva para la audiencia. En cuanto a su apariencia, Justin explica que vieron muchos documentales acerca de mujeres científicas en la NASA como base e inspiración para su personaje.

Por último tenemos a Peter B. Parker, la versión de Spider-man con cuarenta años que aparece en Into the Spider-Verse. Para el equipo de artistas en la película fue realmente interesante tomar al héroe principal de los cómics y convertirlo en un hombre adulto que ya ni siquiera está seguro de querer seguir siendo un héroe. De esta manera sirve como un contraste para Miles Morales, ya que él tiene amplia experiencia usando sus poderes arácnidos para combatir el crimen. Sin embargo, lo que los une es esa sensación de inseguridad y desacierto, el no saber si están listos para asumir la responsabilidad que requiere ser Spider-Man. No obstante, es a través de sus experiencias juntos que ambos superan sus obstáculos.